La roca Kjerag

E
La roca Kjerag
La inaudita roca Kjerag.

Si hubiera que escoger dos espectaculares y llamativos rincones naturales de Noruega de entre todo su ya de por sí impresionante paisaje, probablemente la mayoría de los votos designarían al célebre Preikestolen y a la roca denominada Kjerag.

El Preikestolen es esa especie de terraza que se asoma a un fiordo desde imponentes alturas, permitiendo espléndidas panorámicas y constituyendo la foto preferida de multitud de catálogos de viajes.

No tan iconográfica, pero igual de curiosa, es la que se conoce como Kjeragbolten, una gran roca redondeada a la que la Naturaleza ha colgado caprichosamente de otro abismo, encajada en una grieta entre dos paredes verticales, a manera de puente.

Para ser exactos, Kjerag es el nombre de la montaña entera, de algo más de un millar de metros de altitud y ubicada en el fiordo Lyse, usándose a menudo como plataforma para practicar escalada o salto base.

La roca, un gran canto rodado cuyo volumen ronda los cinco metros cúbicos, se encuentra a unos doscientos cuarenta metros, uniendo dos farallones.

No ha sido colocada ahí por la mano del Hombre sino por una de esas casualidades que se dan de vez en cuando, fruto de un depósito glaciar, unos cincuenta mil años antes de Cristo.

Así que nadie debe esperar barandillas ni nada por el estilo. El valiente que quiera subir para hacerse la consabida -y espectacular- foto, deberá asumir el riesgo, procurando no mirar hacia abajo si tiene vértigo. Si sopla viento, mejor ni intentarlo porque no hay margen de error.

Por supuesto, todo esto en verano, ya que en invierno la nieve y el hielo hacen imposible el acceso.

El Kjeragbolten se encuentra en Rogaland, región de Stavanger.

Hay una ruta a pie para llegar hasta allí que parte de Øygardstøl, a donde se puede arribar en carro o autobús desde Stavanger, o bien en el ferry Stavanger-Lysebotn. 

Una vez iniciada la marcha, requiere un par de horas de subida y otras tantas de bajada, sumando entre cuatro y siete en total, según el ritmo de cada uno.