Bloop, sonido enigmático

E
Bloop, sonido enigmático
Lo llamaron “Bloop” y a día de hoy, sigue siendo uno de los sonidos más inquietantes de nuestra historia, escucharlo provoca una especie de escalofrío extraño, como si despertara en nosotros esos miedos atávicos que creíamos ya olvidados, adormecidos.

Ahora bien, el misterio del famoso sonido “Bloop” está supuestamente resuelto, es decir, para muchos tiene una explicación válida que desvanece toda estela misteriosa, pero a pesar de ello, a pesar de que se haya intentado dar “carpetazo” al tema, para una gran cantidad de amantes de la fenomenología de lo extraño, el sonido captado en 1997 no está ni mucho menos cerrado.

En primer lugar, veamos dónde sucedió todo.

Como se ve en el mapa de arriba, en medio de la nada.

Imaginó H.P. Lovecraft que las abisales aguas del Océano Pacífico albergaban la siniestra presencia de una antiquísima ciudad sumergida, R’lyeh, lugar donde permanece cautiva la sobrecogedora criatura llamada Cthulhu.




Tiene gracia, pero no muy lejos de donde el escritor imaginó que se situaba la prisión del monstruo, el NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), de los Estados Unidos, localizó durante el verano de 1997 algo muy peculiar.

Al igual que la extraña y famosa señal Wow!, que cautiva la imaginación de buscadores de señales presuntamente originados por civilizaciones extraterrestres, aquí, en nuestro propio mundo, también los océanos alumbran de vez en cuando señales igualmente enigmáticas.

“Bloop”, el sonido que viajó a casi 3.000 km bajo el oceáno.

Empezaremos poniéndonos en contexto.

Estamos en plena Guerra Fría, las dos superpotencias del momento despliegan todas sus artimañas para vigilarse a ambos lados del muro, de modo, que en 1960 la Marina de Estados Unidos, piensa que no está de más instalar una serie de hidrófonos con el fin de escuchar y seguir los movimientos de submarinos nucleares soviéticos.

Es lo que se llamó “Sistema de Vigilancia SOSUS.“, algo que se mantuvo en riguroso secreto a lo largo de bastantes años.

Cuando la Guerra Fría llegó a su fin este sistema aún no se había desactivado, de hecho, no fue hasta 1996 cuando la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA), recibió por fin el permiso para que el SOSUS, pasara a formar parte de su responsabilidad, lo cual, para ellos era toda una oportunidad, puesto que podrían por ejemplo obtener datos muy interesantes sobre la vida marina, sobre el lenguaje de las ballenas o incluso terremotos submarinos.

Fue en 1997 cuando se decidieron a cambiar algunos micrófonos dada su antigüedad, momento en que de pronto, “captaron” algo bastante inusual.

Lo que los científicos grabaron, gracias a un sistema de hidrófonos muy sensibles colocados en forma de red a lo largo de los océanos como sistema de alerta para la detección de submarinos hostiles, fue un sonido excepcional.

Dos de los hidrófonos de la red, separados entre sí más de cinco mil kilómetros, captaron una potente señal sónica procedente del interior del océano.

Era un sonido, un sonido particularmente fuerte que duraba casi unos 7 minutos. Empezaba de un modo más intenso para ir bajando poco a poco, como si se alejara…

Como si fuera lo que fuera, se apartara de los tres sensores que lo estaban registrando. El sonido estaba en un rango de frecuencia que iba desde los 40 Hz hacia abajo, y con una amplitud bastante alta.

Pero ¿cuál era su localización? Te preguntarás.

Bloop, sonido enigmático

Frente a las costas de Chile más o menos. Y no terminó aquí la experiencia, en absoluto, puesto que a lo largo de dos semanas más, siguieron registrándose sonidos semejantes a lo largo del Océano Índico.

No tardó en alzarse la polémica y la especulación. Bautizaron a aquellos sonidos como “Bloop”, y muchos afirmaron que debido a las variaciones en su frecuencia, debería tener un origen puramente orgánico.

Es decir, debía ser un animal. Ahora bien ¿pero qué animal marino era capaz de emitir un sonido tres veces más intenso que el de una ballena azul?

Solo con pensarlo muchos sintieron un escalofrío… ¿Y si existía una especie no catalogada hasta ahora? ¿Podría ser quizá un calamar gigante?

Los amantes de la literatura y en especial de la obra de H.P Lovecraft, en este mismo momento estarán recordando lo mismo que muchos pensaron en aquellos años.

En la llamada de Cthulhu, se nos habló de la ciudad sumergida de R’lyeh, ahí donde estaba encerrado ese ser mitológico, ese dios antiguo dormido bajo el océano muy cerca precisamente de ese punto donde se había registrado el “Bloop”. ¿Podía ser posible? ¿Podía tener dicho sonido un origen orgánico?

Desde entonces, la conocida como señal Bloop se ha mantenido inexplicada.

Cualquier especulación sobre su posible origen se queda en eso, pues se desconoce qué pudo provocarlo.

Se especuló con un posible animal marino, pero para generar una señal equivalente a Bloop, tendría que tratarse que de algo nunca antes visto.

Bloop, sonido enigmático

La verdad es que no, o eso, es al menos lo que nos dicen los expertos.

Fue a lo largo del 2005 y  el 2010, cuando el NOAA hizo un estudio acústico, descubriendo que estas zonas de América del Sur experimentaban casi constantemente la rotura de grandes icebergs, y cuyos sonidos, viajaban a lo largo de muchos kilómetros bajo el océano, presentando espectrogramas muy similares al ‘Bloop’.

No iguales, eso sí, no tan intensos, pero sí lo bastante semejantes como para dejar de teorizar con aspectos extraños o basados en la cosmogonía mitológica de H.P Lovecaft. Así pues, y como puedes ver, el tema parece más que zanjado.

Al igual que Wow!, su “pariente” espacial, Bloop no ha vuelto a ser registrado desde el ya lejano 1997, aunque en la misma época se registraron también otros sonidos inusuales en los océanos, como la señal Slow Down.

Estrellas devoradoras de planetas | VCN

... Todos los otros elementos constituyen menos del 2% de su masa. Arbitrariamente los astrónomos han definido como «metálicos» a todos los ...


En busca de la aterosclerosis perdida | VCN

... Otras causas deben ser al menos tan importantes como estas para explicar el desarrollo de la aterosclerosis. Por lo que sabemos, una de ...


VCN: Dieta baja en gluten y diabetes

... De este modo, los fabricantes pueden vender un “yogur” azucarado sin que ponga que tiene azúcar y que sea menos agrio y también un yogur normal sin ...

NOAA: Imagen: espectrograma de la señal Bloop (NOAA).
http://www.alpoma.net
Licencia Creative Commons ... Salvo que se exprese lo contrario.