¿Y a qué huele el espacio?

E
¿Y a qué huele el espacio?
Crédito: NASA
Los astronautas orinan en una manguera.

La orina se hace de la siguiente manera: las mujeres lo hacen en una especie de pañal y los hombres pueden elegir entre el pañal o una manguera parecida a un preservativo que se sujeta con un velcro a la cintura. 

La orina de estas mangueras van a parar a un depósito que se vacía en el espacio cada 3 o 4 días. 

Una vez fuera, la orina se congela rápidamente.
En las naves no hay duchas

Esto quizás es una de las cosas que más en falta echan los astronautas. ¡La verdad es que estar 1 o 2 semanas sin ducharte no es nada agradable! 

Como consolación pueden lavarse con toallas mojadas y jabón.

No todas las astronautas llevan sujetador

Esto ya es cosa de cada una, porque en la ingravidez no hace falta la sujeción.
Los astronautas que han realizado caminatas espaciales han hablado del olor extraordinariamente peculiar que han sentido en el espacio.

En realidad no pueden olerlo mientras se encuentren flotando en el espacio, dado que el interior de sus trajes espaciales sólo huele a plástico.

Pero al volver a la estación espacial y quitarse sus cascos, sienten un fuerte y distintivo olor de la ‘frontera final’.

Foto del astronauta Bruce McCandless II en una actividad extravehicular, a unos pocos metros del transbordador .

El olor se adhiere a sus trajes, cascos, guantes y herramientas.

Fugitivas del casi vacío –probablemente oxígeno atómico entre otras cosas-, las partículas adheridas tienen el aroma acre de carne quemada, metal caliente y humo de soldadura.

Steven Pearce, un químico a quien la NASA pidió recrear el olor espacial en la Tierra para los astronautas con propósitos de formación, dijo que el aspecto metálico del aroma puede provenir de las vibraciones de alta energía de los iones.

“No es como algo que haya olido antes, pero nunca lo olvidaré”, dijo el astronauta de la NASA Kevin Ford desde órbita en 2009.

Sin embargo, a los astronautas no les desagrada necesariamente el fuerte olor del espacio. Después de una misión en 2003, el astronauta Don Pettit lo describió de esta manera en un blog de la NASA:

Es difícil describir ese olor; definitivamente no es el equivalente olfativo a describir la gama de sensaciones de una comida nueva como ‘sabe a pollo’.

La mejor descripción que puedo proponer es ‘metálico’; una sensación más bien agradable de metal suave.

Me hizo recordar mis veranos de universitario, cuando trabajé muchas horas con un soplete de soldadura eléctrica reparando equipo pesado para un pequeño negocio maderero.

Me recordó el agradable olor suave del humo de soldadura.

 Ese es el olor del espacio.

Hay ropa interior para cada día

Los astronautas disponen de una muda diaria de ropa interior y un juego de pantalones cortos y camisetas.

No se puede beber alcohol ni fumar en el espacio

Está totalmente prohibido, aunque hay rumores de que los astronautas rusos fuman en su estación MIR.

Los dientes se lavan como en la tierra

Los dientes se lavan igual que en la tierra con un cepillo y pasta de dientes, la única diferencia es que no hay lavadero para escupir la espuma lo tienen que hacer sobre un pañuelo de papel.

La privacidad es cuestión de compañerismo

Todo es cuestión de hablarlo. En uno de los vuelos de Mike en los que viajaba una compañera astronauta, los compañeros se subían a la cabina de arriba para que se cambiara tranquilamente.

Fuente: http://www.cosmonoticias.org
Comparte este conocimiento con tus seres queridos !
Salvo que se exprese lo contrario esta obra y su fuente ... están bajo una licencia Creative Commons.