Viajar a velocidad warp podría ser fatal

Viajar a velocidad  warp podría ser fatal
Viajar a la velocidad de la luz podría matarte en unos pocos minutos. 

Los viajes espaciales siempre han estado muy relacionados con naves super rápidas que nos hacen imaginar escenas de ciencia ficción.

Y no es para menos, en las películas siempre encontramos con imágenes como esas.

Sin embargo en la práctica las cosas no siempre son tan sencillas que digamos, y aunque en este caso siempre se ha dicho que la solución para poder recorrer grandes distancias fuera de nuestro planeta es la creación de vehículos voladores que se desplazan a altas velocidades.

La capacidad de viajar muy rápido es hasta cierto punto el problema, pues no sabemos si dichas naves son posibles de construir.

Hay algunas cuestiones naturales que no podemos pasar por alto y que impiden que esto sea una realidad.

Días atrás veíamos algunos puntos bastante curiosos que impiden que el hombre pueda viajar al espacio, así que creo que con esta nueva investigación podemos agregar un punto más en contra, y todo gracias a un artículo de el Natural Science que trae una explicación muy interesante sobre los viajes a alta velocidad, y específicamente sobre los viajes que se realicen a la velocidad de la luz.

Pensar en un viaje tan rápido es algo que puede ser hasta descabellado, pero a la vez es algo muy posible debido a que en algún momento se puede fabricar alguna nave que lo pueda hacer, y el viajar en el espacio hacia un lugar muy distante puede acortarse en el tiempo gracias a la velocidad de la luz que incluso permitiría que las personas sientan que solo utilizaron unos pocos minutos para trasladarse de un lugar a otro en un fenómeno conocido como "dilatación del tiempo".

El detalle es que según este artículo un viaje a esa velocidad puede provocar otros efectos y eso gracias al hidrógeno que es necesario para eso:

"Desafortunadamente, si una nave espacial se acerca a la velocidad de la luz, el hidrógeno interestelar H, aunque sólo está presente a una densidad de aproximadamente 1,8 átomos/cm3, se convierte en intensa radiación que mataría rápidamente a los pasajeros y destruiría la instrumentación electrónica.

Además, la pérdida de energía de la radiación ionizante que pasa por el casco de la nave representa una carga de calor creciente que requiere grandes gastos de energía para enfriarlo."

Aclara el artículo.

Es decir, viajar a esa velocidad es como un suicidio a cargo de la radiación, por lo tanto, si algún día se logra fabricar alguna nave que viaje a la velocidad de la luz, ésta nunca será capaz de transportar personas.

Creative Commons Compartir igual