Lenguaje no verbal ,es el cuerpo el que triunfa

E
Lenguaje no verbal
C. Kennedy Garrett, Wikipedia Commons
No es la cara, es el cuerpo el que triunfa cuando se trata del lenguaje no verbal.

Ya sea el júbilo de la victoria, la agonía de la derrota, la alegría o el dolor, el lenguaje corporal transmite con mayor precisión las emociones intensas.

Las claves más importantes del lenguaje corporal.

1. Los gestos faciales

Aquí es donde se reflejan la mayoría de las emociones y algunos de nuestros gestos, sin darnos cuenta, indican cómo estamos.

Por ejemplo, tocarse la oreja indica inconscientemente que no estamos muy a gusto con lo que oímos; tocarse la boca puede ser un intento de ocultar algo y llevarse un dedo a la boca puede ser un signo de inseguridad.

2. Posición de la cabeza

La posición de nuestra cabeza también dice sobre cómo nos encontramos. Así, levantar la cabeza y poner la barbilla hacia delante puede ser un intento de demostrar poder y agresividad.

Asentir es interpretado como un símbolo de sumisión o también de muestra de interés, en cualquier caso, -salvo si se hace muy rápido- suele transmitir emociones positivas. Ladear la cabeza es signo de sumisión pero, por ejemplo, cuando lo hace una mujer hacia un hombre suele ser signo de interés.


3. Mirada

Es otra de las claves del lenguaje corporal. Por ejemplo, la variación del tamaño de las pupilas es un potente indicador de nuestro estado de ánimo. Si se dilatan puede significar interés en lo que se observa mientras que las pupilas contraídas suelen ser un signo de hostilidad.

Levantar las cejas es un indicador de ausencia de miedo. Bajar la cabeza y levantar la vista es un signo de sensualidad en las mujeres y mantener la mirada puede ser o bien signo de interés o cuando se prolonga mucho, de desafío.


4. Sonrisa

También dice más de nosotros de lo que creemos, una sonrisa falsa, una sonrisa natural, amistosa o incluso una sonrisa tensa son muy fáciles de detectar por nuestros interlocutores.


5. Posición de los brazos

Siempre se ha asociado el cruce de brazos al desacuerdo y al rechazo, pero cuando solo se cruza un brazo y se sujeta al otro lo que se transmite es inseguridad. Por otra parte, unir las manos por delante de los genitales en los hombres es una señal de virilidad que les proporciona seguridad en situaciones en las que se sienten vulnerables. Unirlas por detrás de la espalda es sinónimo de falta de confianza.

Estos son los indicadores principales de lo que una persona nos transmite con su lenguaje corporal, sin embargo, hay otros aspectos como la posición de las piernas o los gestos que hacemos que también dicen mucho de nuestro estado de ánimo o nuestras emociones.

Es un mundo en constante estudio y con muchos matices, pero exquisitamente interesante por lo que si te gusta este tema, te recomendamos que amplíes información con un buen libro o con alguno de los cursos que los profesionales en el sector suelen impartir.

Lenguaje no verbal

El lenguaje corporal es algo que, aunque no lo creamos, nos influencia cada día. Ninguno de nosotros es, quizás, un experto pero todos sabemos cuándo una persona está enfadada sin que nos lo diga, cuándo esta triste, cuándo está alegre, cuándo nos oculta algo, etcétera.

Esa es la conclusión a la que ha llegado una reciente investigación que desafía el predominio de las expresiones faciales como indicadoras del estado de ánimo de una persona.

Contrario a las teorías prevalecientes, el lenguaje corporal comunica mejor los sentimientos que la expresión de la cara.

De acuerdo con el artículo publicado por los investigadores en la revista Science, las expresiones faciales pueden ser ambiguas y subjetivas cuando se les ve de forma independiente.

A partir de fotografías que mostraban expresiones faciales, lenguaje corporal o ambos, los investigadores pidieron a los participantes del estudio que determinaran si las personas experimentaban sentimientos tales como pérdida, victoria o dolor.

En algunos casos, una expresión facial asociada con una emoción se emparejó con una persona que experimenta la emoción opuesta.

En cuatro experimentos separados, con mayor precisión los participantes adivinaron la emoción representada por el lenguaje corporal – solo o combinado con expresiones faciales – que cuando solo vieron la expresión facial por sí sola.

Alexander Todorov, el investigador principal y profesor de psicología de la Universidad de Princeton, dijo que estos resultados desafían la presunción clínica y convencional de que el rostro comunica mejor los sentimientos.

En efecto, a pesar de los hallazgos, la mayoría de los participantes en el estudio, cuando se les preguntó cómo evaluar mejor sentimientos, afirmó que es a partir de la expresión facial.

El artículo publicado en Science va en contra de las teorías populares que sostienen que las expresiones faciales son indicadores universalmente consistentes de la emoción.

La teoría más prominente, dijo Todorov, fue desarrollada por el psicólogo y profesor emérito de la Universidad de California-San Francisco, Paul Ekman, en cuyo trabajo se basó la serie de televisión ‘Lie to Me’.

En cambio, los movimientos faciales pueden ser “mucho más difusos” de lo que explican esas teorías, dijo Todorov.

En particular, él y sus colegas sugieren que cuando las emociones alcanzan cierta intensidad, la complejidad de las expresiones faciales se pierde, lo que es algo similar a “aumentar el volumen de los altavoces hasta el punto de que la música se vuelve completamente distorsionada”, añadió.

Jamin Halberstadt, profesor de psicología en la Universidad de Otago en Nueva Zelanda, dijo que el trabajo demuestra, de una manera novedosa, que las señales físicas de las emociones son más variadas y dependen de la emoción que se experimenta, de lo que sugieren las teorías predominantes.

Halberstadt está familiarizado con la investigación de Princeton, pero no participó en ella.

Fuente: http://cienciaaldia.com
Creative Commons