Se debe dormir bien para proteger el cerebro

Se debe dormir para proteger el cerebro
Imagen: Freeditalphotos.net
Se debe dormir rico para proteger el cerebro.

Un nuevo estudio de la Universidad de Uppsala, Suecia, muestra que una noche de privación del sueño, aumentó las concentraciones en sangre de las moléculas NSE y S-100B en hombres jóvenes sanos.

Estas moléculas se encuentran típicamente en el cerebro; por lo tanto su aumento en la sangre después de la pérdida de sueño, puede indicar que desvelarse podría ser conducente a la pérdida de tejido cerebral.

Los hallazgos aparecen publicados en la revista SLEEP.

La información que baraja nuestro cerebro se origina en el tronco cerebral y, a través del tálamo, se dirige a la corteza visual occipital para crear las imágenes que conforman los sueños.

Aunque no los recordemos, a través de ellos y gracias a la sabiduría de nuestra esencia cuidamos nuestra salud mental: somos paranoicos de noche para no serlo de día.

En el estudio participaron quince hombres de peso normal.

En una fase del estudio, a los participantes los privaron del sueño por una noche, mientras que en otra, durmieron durante aproximadamente 8 horas.

Durante las fases "no REM" nuestro encéfalo está inactivo y el cuerpo, activo: baja el consumo de energía, disminuye el metabolismo y el consumo de oxígeno y aumenta la síntesis de proteínas en la corteza cerebral.

Se activa el sistema parasimpático y, en consecuencia, las frecuencias cardiaca y respiratoria son más lentas.

“Hemos observado que la pérdida total de sueño durante una noche fue seguida por el aumento de las concentraciones sanguíneas de NSE y S-100B.

Estas moléculas cerebrales se elevan en la sangre en condiciones de daño cerebral.

Por lo tanto, nuestros resultados indican que la falta de sueño puede promover procesos neurodegenerativos”, dice el investigador del sueño Christian Benedict, del Departamento de Neurociencias de la Universidad de Uppsala, quien dirigió el estudio.

“En conclusión, los resultados de nuestro estudio indican que una buena noche de sueño puede ser fundamental para mantener la salud del cerebro”, concluye Benedict.

Helene Benveniste, líder del estudio, hecho público este verano, indica que, quizá, la postura lateral es una forma inconsciente que usamos humanos y animales para proteger nuestro cerebro.

"La posición lateral para dormir es de hecho la más popular en los humanos y en la mayoría de animales, incluso en los salvajes. Parece que hemos adoptado la posición lateral del sueño para limpiar más eficientemente nuestro cerebro de los desechos metabólicos que se acumulan mientras estamos despiertos", ha defendido Benveniste.

Estos resultados hay que leerlos con cautela, como apuntaba el neurobiólogo José Ramón Alonso, catedrático de Biología Celular en la Universidad de Salamanca y director del Laboratorio de Plasticidad Neuronal y Neurorreparación del Instituto de Neurociencias de Castilla y León, en el diario El País.

La solución con la que el cerebro depura sus desperdicios corresponde al flujo cefalorraquídeo. Estudiando este flujo y el movimiento del cerebro en él, los investigadores de la Universidad de Stony Brook han concluido sus resultados. Sin embargo, Alonso cree que tanto de lado como boca abajo el flujo favorece la eliminación de esos desechos del cerebro.

También conviene tener en cuenta otros factores como la respiración durante el sueño, que también influye en el cerebro y, por último, concluir a ciencia cierta las causas de enfermedades como el alzhéimer. ¿Por qué los hay que necesitan dormir menos tiempo?

La mayoría de las personas necesita de siete a ocho horas de sueño cada noche para funcionar bien, pero algunas personas parecen necesitar mucho menos sueño y esa diferencia se debe, en gran parte, a la variabilidad genética.

En una investigación publicada recientemente en la edición digital de Current Biology, investigadores informan de que se necesitan dos genes, originalmente conocidos por su regulación de la división celular, para el sueño normal en modelos de mosca del sueño: taranis y quinasa dependiente de ciclina 1 (Cdk1). "Hay mucho que no entendemos sobre el sueño, especialmente cuando se trata de la maquinaria de la proteína que inicia el proceso en el nivel celular", señala Kyunghee Kohprofesor, profesor asistente de Neurología en el Instituto Farber de Neurociencias de la Universidad Thomas Jefferson y autor principal del estudio. "Nuestra investigación dilucida una nueva vía molecular y una nueva área del cerebro que juegan un papel en el control de cuánto tiempo dormimos", añade.

Los investigadores examinaron miles de líneas de moscas mutantes y encontraron una mutante, llamada taranis, que dormía mucho menos que las moscas normales. Utilizando una serie de experimentos genéticos y bioquímicos, los autores rastrearon cómo taranis interactuó con otras proteínas y vieron que taranis se unía a una conocida proteína reguladora del sueño llamada ciclina A.

Sus datos sugieren que taranis y ciclina A crean una máquina molecular que inactiva Cdk1, cuya función normal es suprimir el sueño y promover la vigilia. Investigaciones anteriores han demostrado que la ciclina A se expresa en un pequeño número de neuronas incluyendo un grupo de siete neuronas en cada lado del cerebro. Koh y sus colegas mostraron que estas neuronas se encuentran en un área del cerebro de la mosca que se corresponde con el hipotálamo humano (uno de los centros de sueño del cerebro humano).

Estos científicos vieron una reducción del sueño en general cuando se bloqueó taranis sólo en estas 14 neuronas y cuando estas mismas neuronas se activan. "Creemos que esto puede ser un centro de excitación en el cerebro de la mosca que taranis ayuda a inhibir durante el sueño", afirma Koh. Aunque la proteína taranis tiene un primo humano, llamado la familia Trip-Br de los reguladores de la transcripción, todavía no está claro si un sistema similar está presente en los seres humanos. Sin embargo, el doctor Koh y su equipo planea ahora investigar las señales que activan taranis y las proteínas de la quinasa Cdk1 que actúa para evitar el sueño.

Ver más en: https://www.20minutos.es
Publicado por : http://cienciaaldia.com/
Creative Commons. Gracias por visitarnos