Ecolocalización humana ¿sónar como los murciélagos?

Ecolocalización humana: ¿Tenemos sónar como los murciélagos?
¿Te has preguntado alguna vez si podrías guiarte solamente por tu eco en un espacio determinado? ¿Parece complicado, verdad?
Ecolocalización humana:

¿Tenemos sónar como los murciélagos?

Es bien sabido que los murciélagos son ciegos.

Para poder volar entre los objetos sin chocarse utilizan una técnica llamada ecolocalización, basada en emitir sonidos y según el eco que reciban saber qué tienen a su alrededor.

Este sistema, bastante parecido al sónar de un submarino, es usado por otros animales acuáticos como los delfines.

Ahora bien, lo que menos gente sabe es que hay otro animal capaz de usar la ecolocalización: el ser humano.

Esta capacidad surge en los seres humanos para poder identificar objetos de su alrededor, para poder detectar ecos en esos objetos.

Cuando se crean sonidos haciendo algún movimiento o tocando cualquier objeto, las personas estaríamos capacitadas para orientarnos por la ecolocalización e interpretar las ondas que provienen de los objetos cercanos, detectando concretamente la ubicación y el tamaño.

Esta capacidad es usada por algunas personas invidentes para encontrar el camino mediante la acústica del lugar, o navegar dentro de su entorno usando el oído en vez de las señas visuales. Resulta parecido a la ecolocalización animal que es usada, principalmente, por murciélagos, ballenas y delfines para hallar presas.

El “superpoder” de la ecolocalización siempre ha parecido muy sorprendente.

En el mundo de los comics existe un personaje con esta habilidad: Daredevil, un abogado que se quedó ciego de niño al caérsele encima vertidos radiactivos.

Gracias a la radiactividad (productora de muchísimos poderes en comics, libros y películas durante todos los años 80 debido a su naturaleza misteriosa/peligrosa) desarrolló un oído capaz de captar hasta el sonido de una avispa, y era capaz de localizar objetos mediante ecolocalización.

Esto hace pensar que esta habilidad en el humano medio es imposible, pero no es así.

Curiosamente, uno de los equipos de investigación en el campo de la ecolocalización es español.

En 2009 el equipo de Juan Antonio Martínez de la Universidad de Alcalá de Henares demostró que era posible localizar objetos en la distancia emitiendo un chasquido palatal con la lengua (¡Tch!), para emitir el sonido exacto es necesario apretar con la lengua el paladar y luego desplazarla hacia atrás (y no hacia abajo, como suele hacer la gente).

Por qué este sonido en concreto no es casualidad, nuestro oído capta unas frecuencias determinadas y la frecuencia de este chasquido es perfecta para que el eco que recibamos quede dentro de nuestro rango auditivo.

De hecho, es un sonido muy parecido al que realizan los delfines, solo que ellos son capaces de emitir hasta 200 chasquidos por segundo, y nosotros solo podemos hacer tres o cuatro.

Mediante un entrenamiento específico de un par de horas diarias es posible distinguir si tenemos un objeto delante en el plazo de un mes.

Hasta ahora algunas personas ciegas habían desarrollado la capacidad de ecolocalización mediante prueba y error, por ejemplo, el estadounidense Ben Underwood dominó la ecolocalización hasta el punto de poder jugar al baloncesto (se le consideraba el mejor “ecolocalizador” autodidacta hasta su muerte en 2009)

Cómo funciona la ecolocalización

Como los sentidos de visión y audición están muy relacionados con el fin de poder procesar las ondas reflejadas de energía, la visión controla las ondas de luz que viajan desde su fuente, que luego rebotan en las superficies de los objetos del espacio para terminar llegando a los ojos.

De la misma forma, el oído gestiona las ondas sonoras que rebotan en los elementos de espacio y luego llegan a los oídos. Los dos sistemas pueden conseguir mucha información sobre el medioambiente que nos rodea, interpretando los patrones reflejados de energía. En el caso del sonido, esta energía reflejada es denominada “eco”

Los ecos, al igual que otros sonidos, pueden transmitir información del espacio y son parecidos a otros elementos que son transmitidos por luz.  Por ejemplo, con el eco, un viajero ciego puede tener información compleja, concreta y minuciosa de las distancias que le rodean. Los ecos transmiten información sobre el ambiente, la colocación de los objetos y las características ambientales de un sitio, como puertas, paradas de bus, coches estacionados, árboles u otros elementos.

Entendidos sobre el tema, como Daniel Kish, trabaja con ciegos, llevando a adolescentes invidentes de senderismo o de ciclismo por la montaña o el desierto, mostrándoles cómo encontrar nuevas localizaciones de manera confiable, con una técnica denominada “FlashSonar” en la organización sin ánimo de lucro “World Acces for the Blind”.

Kish se quedó ciego a la edad de 1 año debido a un cáncer de retina y ahora, se ha dedicado a entrenar a invidentes a desarrollar su ecolocalización, con lo que él denomina “Movilidad perceptual”

Los murciélagos son uno de los animales que resultan un tanto curiosos en todo sentido, por esa razón, veremos 7 curiosidades sobre los murciélagos que a lo mejor nos pueden llegar a sorprender, pues revelan ciertas características particulares de esta especie de mamíferos.
  1. Los murciélagos son los únicos mamíferos que pueden volar en todo el planeta.
  2. 1.100 es el número de especies diferentes que existen en el mundo de los murciélagos, número impresionante.
  3. Cuando hibernan, los murciélagos reducen su ritmo cardíaco a 20 pulsaciones por minuto, además, pueden dejar de respirar por 48 minutos seguidos.
  4. Casi el 70% de las especies comen insectos y frutas principalmente, además, hay algunas llamadas vampiros que se alimentan de sangre.
  5. Los murciélagos pueden volar en la oscuridad con toda tranquilidad gracias al ultrasonido que usan para crear una especie de radar que los guía en sus viajes.
  6. Los murciélagos pueden transmitir enfermedades, tanto a humanos como a otros animales.
  7. Los murciélagos sólo pueden dar a luz a una cría por año.
Pez con patas , Ogcocephalus nasutus | VCN
Hoy les quiero presentar a un pez muy raro. Se trata de la especie Ogcocephalus nasutus que es conocida como pez murciélago común o ...


Animales en la segunda guerra mundial | VCN
También se tiene registros de palomas empleadas como misiles, delfines “ kamikaze”, para destruir submarinos, murciélagos bombarderos, ...


Azathoth ... Lovecraft | VCN
Mientras a su lado murciélagos informes se agitaban y revoloteaban. En vórtices locos atravesados por haces de luz. Bailaban locamente al ...

Link http://vidacotidianitica.blogspot.com/
Creative Commons