El baile de las abejas

 El baile de las abejas
El baile de las abejas.

Todos hemos visto a las abejas revolotear sobre las flores, pero si nos paramos detenidamente a observarlas veremos que ese revoloteo no es casual.

Las abejas realizan una danza mediante la cual informan y comunican al resto de compañeras donde se encuentra el alimento, su cantidad y la distancia.

En primer lugar, según la distancia de la fuente de alimento al panal, realizarán un tipo de danza u otro.

Si esta fuente se encuentra a menos de 100 metros de distancia realizará la denominada “danza del círculo”.

Si por el contrario se encuentra a más distancia realizará la “danza del semicírculo”.

Una vez conocida la distancia a la que se encuentra el alimento, es necesario transmitir que dirección tomar. Para ello las abejas toman como brújula el sol.

Si por ejemplo, la abeja danzarina que ha encontrado la fuente de alimento en su vuelo desde la colmena al lugar de recolección, tiene el sol formando un ángulo de 40 grados a su izquierda, realiza la danza en el panal de forma que el ángulo entre la dirección de la danza y la vertical indica el ángulo entre la fuente de alimento y el sol.

De esta forma, las abejas del interior del panal, aunque estén a oscuras al salir al exterior sabrían en qué dirección partir en busca de alimento.

Además hay que tener en cuenta en la danza no sólo los movimientos en el vuelo, sino la vibración del abdomen de las abejas.

La distancia a la fuente de alimento o la energía que se gasta en llegar es transmitida mediante vibración de alas y abdomen, que son efectuados cuando el ejemplar recorre la línea recta entre los círculos que describe la abeja en la danza.

El número de movimientos laterales es indicador de distancia, siendo más frecuente cuando el alimento esta mas cercano.

Este movimiento en la línea central se denomina meneo.

Por último es necesario indicar la cantidad de alimento encontrado.

En la danza la dirección y la fuerza indican la calidad y cantidad del alimento.

Cuando una abeja encuentra una fuente de alimento, tras impregnarse de ella regresa la colmena, se sitúa sobre panal, y comienza la danza mediante la cual transmite la información a sus compañeras.

Las abejas hermanas observan y repiten copiando el baile, de esta manera toda la colonia de abejas obreras pecoreadoras o abejas obreras recolectoras toman conocimiento que en determinada dirección y distancia hay alimento.

Es fácil observar “remolinos” de abejas en torno a los panales.

Estos remolinos que duran tan solo segundos se forman cuando la abeja danzarina llega al panal y atrae a otras compañeras a las que les dará la información sobre su descubrimiento.

En este remolino las otras abejas detectan la impregnación que trae la danzarina y se informan así de qué tipo de alimento se trata.

Aunque ya Aristóteles comenzó con la descripción de esta conducta, fue Karl R. von Frisch quien estudió y descubrió el mecanismo, lo que le hizo ser galardonado con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1973 compartido con Konrad Lorenz y Nikolaas Timbergen.

Posteriormente se han hecho comprobaciones de sus estudios con abejas robot que han confirmado que su descubrimiento y sus resultados eran del todo correctos.

Abejas estimuladas por cafeína | VCN

... La química cerebral de cada abeja se adapta de acuerdo al trabajo que tienen que desempeñar. Una abeja obrera busca comida y aventura; ...


Micro cámaras inspiradas en abejas | VCN

 ... Desde siempre, la naturaleza ha inspirado a ingenieros y artistas para realizar nuevas obras. La aparente perfección que encontramos en ...


Serie de Fibonacci, número aureo, número de euler | VCN

 ... Si seguimos los ascendientes de una abeja macho (1), esta vendrá de una abeja hembra (1 madre). Esta abeja hembra tuvo una madre y un ...

Creative Commons