¿Por qué sudamos y cómo podemos controlarlo?

 ¿Por qué sudamos y cómo podemos controlarlo?
En día caluroso o en una jornada de ejercicio el sudor siempre se hace presente, pero ¿para qué sirve realmente el sudor?

Descubre algunos de los mitos y curiosidades que giran en torno a esta secreción de las glándulas sudoríparas.

¿Qué es el sudor?

El sudor es una secreción que se produce con la finalidad de regular la temperatura del cuerpo, esta secreción es producida por las glándulas sudoríparas y está compuesta de mayoritariamente por agua, electrolitos y ácido urocánico.

¿Por qué sudamos y cómo podemos controlarlo?



Pasamos el día a día conviviendo con una sensación que, aunque desagradable y molesta, es totalmente normal y necesaria para nuestro organismo: sudar.

Actualmente, al menos en el hemisferio norte, parece que el verano no quiera abandonarnos, y el calor que sentimos aún no da tregua.

Esto implica sudar por hacer prácticamente nada, pues para eso mismo sirve el sudor, para mantener un equilibrio adecuado de nuestra temperatura corporal.
Sudar, ¿por qué lo necesitamos?

En su momento os hablamos sobre un tipo de sudor en particular, el de las manos, también conocido como “hiperhidrosis palmar“.

En aquel momento ya os explicamos que nuestro cuerpo está cubierto de glándulas encargadas de producir sudor, pero las zonas más destacables son las axilas, ingles o pliegues corporales en general; además de los pies y, como dato importante las manos, que llevan su propia forma de crear sudor como ya os contamos en su día.

Pero ¿es normal? Como en todo, hay límites. Sudar es totalmente normal; esta secreción de líquido (sobre todo agua y minerales) se debe comúnmente al aumento de temperatura externo, y nuestro cuerpo reacciona secretando este sudor para que, al evaporarse en la piel, consiga bajar nuestra temperatura y mantenernos en equilibrio.

Digamos que es un caso similar a los conocidos ordenadores de mesa o portátiles: Necesitamos un poco de ventilación, pues también nos “sobrecalentamos”, y uno de los primeros órganos que sufriría sería el cerebro, como cuando se produce el llamado golpe de calor.

Por otra parte, existen situaciones diferentes al calor ambiental que también provocan que sudemos:

Ansiedad o nerviosismo.
Determinados alimentos (como los picantes, que hacen creer a nuestro cuerpo que se está elevando su temperatura).

Café o bebidas estimulantes en general (aceleran nuestro metabolismo y provocan un aumento de temperatura corporal).
¿Cómo evitar el exceso de sudor y el mal olor? Algunos consejos

Por si fuera poco, algunos individuos tienen un exceso de sudor corporal o “hiperhidrosis” general. Esto viene determinado por la genética, y lo único que podemos hacer es controlarlo, o al menos convivir lo mejor posible con esta situación.

Para ello tenemos algunos consejos:

Llevar una dieta equilibrada con frutas y verduras: Manteniendo un metabolismo adecuado, ni muy pesado (por el exceso de grasas), ni muy acelerado (por los picantes, por ejemplo), conseguimos mantener a raya también el sudor, ligado a este mismo metabolismo.

Reducir la ingesta de café o bebidas con cafeína: Como hemos comentado, las bebidas estimulantes aceleran nuestro metabolismo, y eso implica sudar más de lo debido.

Algo muy molesto si ya de por sí tenemos tendencia a sudar.

Llevar una higiene adecuada: Sudar en exceso implica dar un hábitat favorable a las bacterias corporales, responsables del mal olor del sudor. Con una higiene adecuada evitaremos que estas nos molesten más si cabe que el propio sudor.

Evitar las horas centrales del día y llevar ropa transpirable: Como ya sabéis, las horas de las 12:00 a las 16:00 son las de más calor, y siempre deben evitarse, tanto para pasear como para tomar el sol (sobre todo en países como España).

Si añadimos la propensión a sudar en exceso, debemos ser más cuidadosos todavía con esto.

Antitranspirantes: Según cifras facilitadas por Rexona, en España hasta el 49% de los hombres usan antitranspirantes (mucho más que el 19% de media de Europa), y las mujeres van más allá, hasta un 58% (respecto al 18% de Europa). Esto tiene cierta explicación si tenemos en cuenta las elevadas temperaturas del país.

mitos sobre el sudor

Algunos mitos sobre el sudor

1. Mientras más sudas, quemas más grasas

Este es uno de los mitos más difundidos en el inconsciente de nuestra sociedad actual, al transpirar se pierde agua y sales minerales, no calorías, además, este líquido lo recuperamos de forma automática una vez que ingerimos algún líquido.

2. Se eliminan las toxinas del cuerpo

Muchas personas tienen la creencia de que ciertas toxinas, especialmente aquellas producidas por ciertos medicamentos pueden ser eliminadas a través de la transpiración.

La realidad es otra, ya que tan solo un 1% de las toxinas son eliminadas a través del sudor, sustancias como el alcohol o el mercurio con eliminadas principalmente por los riñones, hígado e intestinos.

3. ¿Quiénes sudan más, los hombres o las mujeres?

Según diversos estudios llevados a cabo por las universidades Kobe de Japón y la Internacional de Osaka el hombre suda más que las mujeres, esto probablemente se deba a los altos niveles de testosterona.

Para llegar a esta conclusión, fueron estudiados atletas masculinos y femeninos, la respuesta de las glándulas sudoríparas fue mayor en el caso de los hombres.

4. ¿Las personas mayores sudan menos?

Esto es una realidad, las glándulas sudoríparas también envejecen y no logran regular la temperatura del cuerpo de forma tan eficiente.

5. ¿Mientras más agua se toma, más se suda?

Éste es otro de los grandes mitos, los órganos encargados de regular el líquido que ingerimos son los riñones no las glándulas sudoríparas.

Por el contrario, beber agua en exceso también es perjudicial para la salud, ya que reduce de forma alarmante los niveles de potasio del organismo causando nauseas, dolores de cabeza, problemas en los riñones y en los casos extremos hasta la muerte. Expertos aseguran que debe beberse agua cuando se comienza a tener sed, de esta forma se podrá controlar de forma más efectiva la cantidad de líquido que ingerimos a lo largo del día.

6. ¿Es más efectivo hidratarse con bebidas para deportistas?

Esta es una creencia muy difunda; sin embargo, algunos estudios recientes sugieren que no hay suficientes evidencias que respalden esta teoría. Por el contrario, muchas de estas “bebidas” tienen altos porcentajes de azúcar y también minerales que pueden resultar perjudiciales para la salud si se toman en exceso. Al final del día, el agua continúa siendo la mejor opción para mantenerse hidratado.

Es importante derrumbar todos esos mitos que desde temprana edad la sociedad ha ido imponiendo, ya que algunos de ellos pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

NO orines en las piscinas | VCN

 ... Cabe destacar que aunque se pueda hablar indistintamente tanto de orina como de sudor, pues ambos líquidos tienen una composición ...


¿Por qué sudamos? unos mas que otros | VCN

 ... Por muy desagradable que sea, el sudor es indispensable para nuestro organismo, ya que se encarga de refrigerarlo cuando aumentan las ...


Seres humanos también olemos el miedo | VCN
... Tras ponerle unas películas de terror a unos voluntarios, recogió el sudor que estos habían desprendido durante el visionado de la película.

Creative Commons
https://supercurioso.com