Heredando la memoria de nuestros padres

Heredando la memoria de nuestros padres
¿Se puede heredar la memoria?

Imagina que los recuerdos pudiesen ser heredados a través de nuestra genética.

Pues esto es algo que se ha observado, o eso afirman algunos investigadores que han tratado de confirmarlo con bastante éxito.

Con demasiado, incluso, según a quién le preguntes.

¿Cómo funciona la memoria?

Sabemos muchísimo sobre los procesos en el cerebro que permiten asentar los recuerdos, modificarlos o incluso perderlos para siempre.

Pero ¿y si pudiera heredarse? ¿Y si existiese el caso de una memoria heredada de padres a hijos, de manera física y no mediante cultura o comportamientos aprendidos?

En definitiva de esto hablan algunas investigaciones bastante recientes que indican que podría existir esta posibilidad.

En concreto los experimentos demostraron que "los recuerdos" de un miedo podían heredarse sin que el sujeto del experimento, que era un ratón, los hubiese "aprendido" y sin que este apareciese antes de sus padres.

Esto quiere decir que existe un mecanismo para que los hijos puedan heredar dichos "recuerdos" para protegerlos del peligro sin que estos tengan que ser enseñados.

Pero claro, parece demasiado bueno para ser verdad. Vamos a ver por qué.

Heredando la memoria de nuestros padres

Lo cierto es que esta hipótesis ha jugado un papel muy interesante en algunas investigaciones. Especialmente desde que la epigenética está en auge.

Como comprenderéis las cuestiones genéticas son mucho más complicadas de lo que parece.

Hace unos años nos dimos cuenta de que a la hora de heredar el material genético y todo lo que conlleva, es decir, lo que somos, jugaban muy fuerte otros factores que no cambiaban directamente nuestro ADN.

Estos cambios químicos podían cambiar todo tipo de cosas en nuestro desarrollo sin que eso alterara en sí el material genético que heredamos, solo su expresión.

Desde que se entiende mejor, la epigenética es la respuesta de muchos procesos que antes no entendíamos o que nos parecían un sinsentido.

Aquí es donde podemos encajar algunos resultados como el de este estudio. Gracias a la epigenética, explican B. G. Dias y K. Ressler para Nature, la prestigiosa revista científica, la memoria puede transmitirse de un padre a un hijo sin que este le enseñe absolutamente nada.

¿Como funciona? Lo que se hizo en el experimento fue someter a los padres a un estrés asociado a un olor.

Este olor provocaba miedo en esta primera La epigenética explica que se puedan heredar ciertos caracteres sin que se modifique el ADNgeneración debido a lo que significaba para ellos.

Este miedo, según se observó al analizar varias características genéticas, no es solo una cuestión mental o emocional.

Al parecer el olor a acetofenona, que es un líquido viscoso, activa un conocido receptor en nuestro cuerpo.

Los descendientes de estos parentales mostraron a su vez el miedo a este olor sin que este hubiese sido mostrado antes por sus padres.

Pero además, para estar seguros, se hizo una análisis incluso del esperma de los padres, mostrando un cambio químico en el receptor que se activa en la acetofenona, por lo que se puede decir con bastante seguridad que el miedo al olor se transmite químicamente.

En otras palabras, que el recuerdo al miedo hacia la acetofenona se hereda.
Demasiado bueno para ser cierto

Ahora veamos otro punto importante en todo este asunto. Es lo que tiene la ciencia, que siempre existe alguien con ganas de analizar tu estudio y desmontarlo si ve el más mínimo fallo.

Esta es la única manera de avanzar en los descubrimientos con certeza, o si no todo sería una amalgama de pseudociencias. Una de las herramientas más importante (si no la que más) en ciencia es la estadística.

Las matemáticas no mienten mientras que cualquier otra aproximación a un hecho científico puede ser sesgado o falso sin que ni si quiera nos percatemos. Es lo que tenemos los seres humanos, incluso los más racionales.

"Si hacemos 10 experimentos de este tipo solo el 2,3% de ellos nos darían resultados positivos"Por ello mismo, cuando el psicólogo G. Francis leyó el artículo anterior pensó: "demasiado bueno para ser cierto".

Así que con una sospecha en la cabeza comenzó a hacer sus propios análisis estadísticos y llegó a su propia conclusión.

Suponiendo que efectivamente la memoria se herede, si hacemos 10 experimentos de comportamiento para demostrarlo nos toparemos con que como mucho solo el 2,3% de ellos nos darían resultados positivos.

Un éxito bastante menor del que los autores del estudio anterior han afirmado tener.

Es más, teniendo en cuenta todos los factores, afirma Francis, sólo el 0,4% como mucho deberían dar resultados positivos.

Esto quiere decir, si tenemos en cuenta el artículo que este autor publicó en su momento en respuesta al estudio, que las pruebas sobre la memoria heredada tienen un éxito excesivo con respecto a lo que cabría esperar de ellas.

Podemos interpretarlo como queramos: ¿han falsificado los datos?

¿Existe un burdo sesgo? ¿Se ha exagerado el resultado? Días no ha dudado en responder a su vez a Francis, sus resultados son robustos, reales y reproducibles por cualquiera que tenga los redaños para repetir el experimento.


Así funciona la ciencia

La crítica de Francis no es solo hacia este trabajo, el cual es solo un ejemplo más.

El autor ha arremetido contra muchos otros trabajos que parecen haber descubierto aspectos que casi parecen mágicos bajo el estandarte de la epigenética.

Eso sí, tampoco es la primera vez que se equivoca usando este mismo argumento de "demasiado bueno para ser cierto".

El caso es que aquí podemos observar un gran ejemplo de cómo la ciencia afianza .

Sin otros trabajos que confirmen o desmientan un hallazgo, solo podemos seguir investigando sus conocimientos y sus hechos.

Esto es mucho más importante en campos donde existen muy pocos estudios y se hacen descubrimientos muy novedosos, como el de la memoria heredada.

Sin otros trabajos capaces de confirmar o contrarrestar los hallazgos de Días y Ressler solo podemos seguir adelante con la información que tenemos entre manos.

Mientras tanto los autores estarán expuestos a críticas como la de Francis, quien no intenta destruir la reputación de unos colegas investigadores sino usar su conocimiento estadístico para dar o quitar base a la investigación según su experiencia.

Y así, con todos sus errores y sus intereses ocultos, la ciencia sigue funcionando, generando más y más información.


¿Se hereda la memoria?

Probablemente. O puede que no.

A estas alturas seguro que hay quien está preparando su propio experimento para resolver esta duda en algún laboratorio remoto.

El ruido podría generar problemas cardíacos | VCN
El ruido podría generar problemas cardíacos
enmascarar otros ruidos lo que se está haciendo es aumentar el nivel de sonidos que se perciben y a la larga, esto puede afectar la salud.

¿Por qué 9 meses de embarazo? | VCN
Por qué 9 meses de embarazo
Por otra parte, se cree que la pelvis no puede ser mayor de lo que es sin afectar a la locomoción bípeda de la madre. Esta hipótesis se ha ...

Síndrome de la muerte súbita nocturna | VCN
Síndrome de la muerte súbita nocturna
La enfermedad afecta principalmente a los jóvenes adultos, especialmente aquellos de origen en el sudeste asiático con corazones ...

Publicado por :http://alt1040.com/