El desarrollo de la lencería

El desarrollo de la lencería
El desarrollo de la lencería, una liberación femenina frente al sexo.

La historia de la ropa interior se remonta a unos orígenes tan ancestrales que es complicado realizar una datación fidedigna.

Así, se estima que las camisas de lino interiores ya existían en 1360 a. C. después de que el faraón egipcio Tutankamón portase una en su tumba.

Al parecer los primeros tejidos en los que se elaboraba la primitiva ropa interior eran el cuero, el lino y el algodón.

Entre las diferentes culturas precursoras del uso de ropa interior destaca la grecolatina.

Desde el punto de vista mitológico, Homero ya narraba en sus escritos cómo Afrodita cedió el ceñidor con el cual esculpía su bella figura a Hera para la reconquista de Zeus.

Las mujeres se vendaban el pecho con unas bandas llamadas Apodermas, estas bandas se modificaron en Roma, y además de cumplir la misma función tenia el agregado de aplanar los pechos.

Ya en la época medieval aparece el cinturón de castidad y la camisa de santidad, estas datan de los primeros tiempos de Carlomagno.

La Camisa no se sacaba nunca, y tenia bordados en la zonas de dominio de los maridos.

El cinturón fue un extraño protector de la virtud, solía cerrarse con un candado cuya llave se guardaba celosamente.

En la Edad Media la figura de la mujer comienza a modificarse, gano volumen en las faldas y se afino el torso.

"De acuerdo con estos ideales de belleza, el talle se afino con el uso del corset y la falda creció mediante los armazones" (Diana Avellaneda).

Los calzones en un principio eran usados por los hombres, algunas mujeres lo usaron anticipándose a su época y fueron condenadas por llevar prendas masculinas.




Quien oficializó la prenda fue Catalina de Médicis.

Nuevamente la autora Diana Avellaneda afirmó: "... Las piernas encarnaron todos los fantasmas eróticos, por ser negadas bajo los vestidos..." En el Renacimiento los vestidos tenían una función de cubrir/esconder la parte inferior del cuerpo y resaltar el busto.

"La lógica que sustentaba esta visión era que el cielo cósmico y el cielo corporal se correspondían por las teorías neoplatónicas.

Lo que estaba más cerca de la esfera celeste era considerado más bello".

El desarrollo de la lencería

El Barroco, Se trata de la época francesa que gobernaron el rey Enrique IV de Borbón y el primer período o minoridad de Luis XIII bajo la regencia de su madre María de Médicis.

"Por esta época se destaca la fabricación de hermosos brocatos, terciopelos y sedas en la ciudad de Lyon y de tafetanes espesos en la ciudad de Tours (Francia), industria que fomentó Enrique IV" (Carlos Bembibre, 2005).

En el siglo XVII se produjo la contrarreforma, que fue la reacción de la Iglesia Católica frente a la reforma Protestante.

En este siglo en Francia hay dos grandes reinados, el de Luis XIII y Luis XIV. Como un nexo entre la mentalidad renacentista y la barroca puede señalarse la crisis del manierismo.


Principios de siglo XX

En este periodo se ubica el Arte Barroco, movimiento ligado a la teatralidad y el claroscuro. Los pintores más destacados fueron Rubens, Caravaggio, y Velázquez.

El desarrollo de la lencería

Aquí se desarrolla un nuevo urbanismo, donde se multiplicaron espacios sociales, las personalidades de la aristocracia y de la burguesia podían exhibir sus vestimentas extravagantes.

En las vestimentas femeninas, las caderas se ensancharon, los adornos embellecieron los trajes, los corset abiertos en el frente acentuaban el torso y la cintura.

"... En el siglo XVII fue particularmente pródigo en lencerias intimas muy trabajadas. Generalmente eran de algodón o de lino y estaban bordados con hilos de oro. Las enaguas estaban profusamente decoradas..." (Diana Avellaneda).

La belleza natural ya no resulta admirada en este nuevo mundo de apariencias y se incorporó un nuevo criterio estético: La rectitud, para las nobles, opuesta a la figura relajada de las aldeanas.

La comodidad femenina aun tardaría mucho en llegar.

En el Siglo XVIII los franceses dominaron los salones europeos, en la corte de Luis XV se ostentaban decoradísimos trajes de colores pasteles.

Uno de los representantes del arte de esta época fue Fragonard con su cuadro: El columpio, en homenaje a su amante.

Aquí se produce el lucimiento de los escotes femeninos, cuyo corset ayudaba a destacarlos.

En este siglo la moda femenina recibió el Lanier, armazón interior, separado en dos mitades, para otorgar mayor comodidad a las faldas.

El desarrollo de la lencería
Otro cambio que se produjo en este siglo, las mujeres adoptaron una actitud mas desenvueltas.

A pesar de la generosa silueta de la mujer, se buscó mas flexibilidad y comodidad. El corset comenzó a transformarse de manera que ya no se utilizaban las ballenas ni los juncos o las cañas, ahora se realizaban completamente de tela.

A finales del siglo la silueta neoclásica, simple y lánguida, se impone a la abultada falda.

La Revolución Industrial redujo los precios de las prendas y se desarrollo así un uso excesivo de la ropa y una estricta etiqueta social con respecto al atuendo.

A principios del siglo XX la creatividad le gana el pulso al pudor femenino y comienzan a aparecer las primeras prendas decoradas con el objetivo de diseñar una incipiente "lencería sensual", más femenina, sugerente y atractiva.

Después de la Primera Guerra Mundial, la mujeres de clase media tuvieron que salir a trabajar y desecharon el corset a fin de incorporar prendas más cómodas.

El pantalón intimo se redujo junto a las enaguas (ahora eran una sola) y las faldas se ajustaban cada vez más al cuerpo.

Con la crisis económica de la bolsa de Nueva York, cuyas consecuencias fueron mundiales, en los años 30 retornaron la femineidad y el cine fue un refugio de los sueños de riqueza y glamour.


Corpiño
Es en esta época es donde aparece el corpiño.

En los años 40 el hito lo marco la creación de las medias de nylon. "En los años 50, la silueta impuesta por Christian Dior, destacaba el busto, la cintura pequeña y la amplia falda" (Diana Avellaneda).

Actrices como Rita Hayworth, Elizabeth Taylor, Marilyn Monroe lucieron glamorosas prendas interiores en cada una de sus películas.

A principios de los 60, las feminista quemaban sus sujetadores en señal de protesta y como manifestación de poder. Las bragas o bombachas continuaron con su proceso de empequeñecimiento y el Pop Art se combino lúdicamente con estas piezas.

Poco a poco se fueron rompiendo tabúes hasta que, ya en la década de los ochenta, la lencería comienza sus años dorados y es entonces cuando comienza la verdadera liberación femenina. Además, iconos sexuales como Madonna potenciaron el uso de lencería sofisticada, encajes, etc.

Lady Camilla Mackeson asegura: "En los 80 se crearon los push up, las medias autoadherentes y la tanga. La mujer maravilla impuso el retorno al cuerpo esculpido con hombreras en todas las prendas. El corset diseñado por Gaultier para Madonna ya no fue solo sensual sino agresivo...".


Lencería fina
"De los tonos blanco, beige y negro se evoluciona hacia toda la paleta de colores, los cuales adquieren una simbología (rojo provoca pasión; rosa o celeste representan una imagen romántica e inocente; el blanco implica pureza, los colores intensos son sinónimo de juventud y desenfado)" (Documentales Online, 2004).

Uno de los avances tecnológicos que determinará la popularización de la lencería en la sociedad será el surgimiento y auge del cine, que ejercerá una fuerte influencia sobre la moda y las tendencias.

En los años 90, después de tantos cambios, el concepto creativo vigente fue el de mantener la salud y el bienestar.

"Todos los colores, todos los dibujos, todas la tendencias, incluidas las más atrevidas y eróticas, aparecieron en la productividad de la década. Aros, siliconas, Push up, o reductores se instalaron entre la gama de posibilidades en el momento de adquirir un nuevo corpiño" (Diana Avellaneda).

En este recorrido que acabamos de hacer es conveniente hacer una breve reseñas de los antecedentes de la indumentaria intima femenina. Diana Avellaneda (libro) en el 2006 así lo reflejo: "Se cree que en la baja Mesopotamia, mas precisamente en la antigua Sumer, cuando surgió un prototipo de prenda intima, especie de trusa, antecedente de las prendas intimas".

La historia del bikini

El bikini es una prenda de baño de dos piezas de uso femenino. Creada por el francés Louis Reard en 1946, aunque tiene precedentes en la Antigüedad. Está compuesto de un sujetador o brasier y una braga o blumer, emulando a las prendas de la ropa interior femenina.

El desarrollo de la lencería

Se prefiere al traje de baño cuando se desea tomar sol ya que permite que mayor porcentaje de piel quede expuesto a los rayos solares.

En las competiciones de natación nunca se usa, ya que ofrece más resistencia que un bañador tradicional; los bañadores de competición no llevan escote por ofrecer estos peores resultados hidrodinámicos.

El nombre bikini se debe al atolón de Bikini, donde durante 12 años (1946-1958) los estadounidenses realizaron ensayos con bombas atómicas en la misma época en la que se presentó el bikini, con la sugerencia de los efectos que provocaría la mujer de la época que lo vestía.

A continuación te traemos un recorrido cronológico a través de la historia del bikini:

• El origen del bikini se sitúa en el año 1600 a.C. por los mosaicos decorados con imágenes de mujeres en un vestido de baño de dos piezas hallados en una antigua villa siciliana.

• Por su parte el estilista francés Louis Reard presentó el 3 de julio de 1946 por primera vez, en su colección de trajes de baño, uno de dos piezas, a la que llamó Bikini en honor a Bikini Atoll, uno de los tantos atolones de Marshall Islands, en el pacífico central. Este lugar es reconocido por ser ideal para bucear por su riqueza natural y se hizo famoso en la década de los 40s cuando Estados Unidos lo utilizó como lugar de pruebas nucleares.

• El bikini desde su invención no había sido del todo aceptado, la actriz norteamericana Esther Williams resume la reacción social negativa en los años 50, tanto anglosajona como europea, ella a pesar de ser famosa por su participación en Escuela de Sirenas (George Sidney, 1944) donde continuamente salía en bañador, fue censurada por la supuesta inmoralidad del nuevo modelo que portaba.

• En el año de 1951 durante el certamen de Miss Mundo el bikini fue nuevamente prohibido, ganando terreno el traje de baño de una sola pieza, el cual era considerado sinónimo del buen gusto.

• La popularidad del bikini se da hasta los años 60, esto por razones de ética más que de estética, sin embargo gracias a factores tan influyentes como las grandes divas del cine, los medios de comunicación y la apertura política y social de occidente, su aceptación comenzó.

• Se dice que una bailarina de París, Micheline Bernardini, fue la primer modelo en posar con bikini. El inventor de la prenda, Louis Reard, tuvo que recurrir a ella porque ninguna modelo profesional se atrevía a lucir una prenda tan destapada. Fue ella quien sugirió a su creador este nombre, alegando que iba a ser "más explosivo que la bomba de Bikini".

• Con Brigitte Bardot y sus descansos en Saint Tropez y Cannes luciendo un bikini, se desencadena la promoción de tal prenda. Su papel en “Y Dios creó a la mujer” en 1957, animó a decenas de mujeres a usarla.

• Así también la colaboración del cantante Brian Hyland y su canción “Itsy Bitsy Teenie Weenie Yelow Polka Dot Bikini” despierta entre las adolescentes americanas el gusto por esta prenda de escándalo.

• Seis años después, Ursula Andress lució su famoso bikini con cinturón mientras interpretaba a la "chica Bond" en "007 contra el Doctor No".

• Raquel Welch por su parte aparecía con un sugestivo bikini en "Hace un millón de años", cuando interpretaba a una feroz cavernícola, en 1966.

• Mientras en América esta diminuta prenda, causaba furor, caso contrario se presentaba en España, Grecia y Portugal, donde debido al ambiente político y religioso, las mujeres eran más recatadas, los bañadores de una pieza de piqué o punto con faldas y escote alto seguían siendo los reyes de las playas.

• Con la evolución y vanguardia de los tejidos, el bikini tiene una mayor difusión. Luego para 1960 con la introducción de la lycra una fibra que puede ser tensada y estirada hasta seis veces su longitud natural, el diseño de esta singular prenda se abre a nuevas posibilidades, por lo que la moda llega a los momentos de descanso y bronceado en las playas.

• Posteriormente con la libertad de expresión, el fin de la dictadura franquista y el landismo, Mariano Ozores y Alfredo Landa, traen el "top-less" y el tanga. Este último llega de las playas de Brasil y reduce las piezas del bikini a su mínima expresión.

• El aire de libertad que se respira en los ochenta, el interés por la moda y por un cuerpo escultural, continúan con el triunfo de las tangas y el cine encumbra a Bo Derek como la mujer perfecta en traje de baño.

• En los años noventa, los bikinis continúan con su ascenso pero mostrando ahora formas rectas y colores lisos, así mismo causó sensación el bikini de diseño deportivo que mostró la reina del voleibol Gabrielle Reece en 1993.

• Haciendo un recuento del pasado se puede decir que los diseños actuales del bikini son una recopilación mejorada, actualizada y más discreta de los modelos de los años 60 y 70.

Extraído de: Lo puesto que no se ve - El logro de la comodidad femenina.
Publicado por : http://www.culturizando.com
http://vidacotidianitica.blogspot.com/ Creative Commons