Los secretos del Piano

Los secretos del Piano
Los secretos del Piano.

Hoy queremos que conozcas los secretos de uno de los instrumentos más populares: el piano.

Seguro que alguna vez has visto a un pianista tocando pero, ¿cuántas cosas sabes sobre este instrumento?

En esta presentación te vamos a contar cómo fueron sus orígenes, cómo funciona un piano y algunas curiosidades sobre este instrumento.

Orígenes

En el siglo XVIII apareció en escena un instrumento que sorprendió a los músicos: el pianoforte, al que habitualmente llamamos piano.

Fue creado en Florencia, hacia 1709, por el constructor de clavicordios Bartolomeo Cristofori (1655-1731).

Este constructor, sin embargo, debió verle poco futuro a su creación, pues murió sin estar demasiado convencido de su valía.

En cualquier caso, el invento sí que prosperó.

El pianoforte sustituyó a sus antecesores, el clavicordio y el clavecín o clave, con los que no se podían producir grandes contrastes de intensidad.

En su lugar, el pianoforte ofrecía la ventaja de poder tocar suave o fuerte, es decir, piano o forte; de ahí proviene su nombre.

Características

El piano moderno tiene siete partes fundamentales:

1.- Una caja de resonancia.

2.- Un bastidor de acero al que se sujetan las cuerdas.

3.- Una tabla armónica, que es una pieza delgada de madera, situada debajo de las cuerdas, que refuerza la sonoridad.

4.- Las cuerdas. No todas las cuerdas son iguales. A cada tecla grave sólo corresponde una cuerda, de mayor grosor y revestida de cobre. Las cuerdas medias, más finas, son dobles (están agrupadas a pares) y las restantes, agudas, que son las más cortas, son triples (es decir, que hay tres cuerdas por cada tecla).

5.- Un teclado de entre 85 y 88 teclas, según los modelos.

6.- El mecanismo del piano, compuesto por un sistema de palancas que mueven los macillos y los apagadores.

7.- Los pedales, que se accionan con los pies. El pedal fuerte (derecho) mantiene levantados los apagadores para que las cuerdas continúen vibrando y, por tanto, sonando cuando las teclas se han dejado de pulsar. El izquierdo (pedal de sordina) levanta una palanca que acerca los macillos a las cuerdas, de modo que estos las golpeen con más suavidad.

Cómo funciona un piano

El piano tiene una serie de palancas que conectan cada tecla con un macillo

Tipos de pianos
A lo largo de la historia han existido diferentes tipos de pianos, pero los más comunes son el piano de cola y el piano vertical o de pared. Los pianos de cola son usados habitualmente en los conciertos. Se construyen en varios tamaños, desde el gran cola (de 2,69 cm. de largo), hasta el colín (de menos de 1,8 metros).

Los de pared son los preferidos para el uso doméstico, ya que ocupan menos espacio. En la actualidad también se utilizan pianos electrónicos. Aunque tienen la misma apariencia del piano, la diferencia es que no dispone de cuerdas, puesto que el sonido se genera electrónicamente.

Fabricantes de pianos

La marca de pianos más famosa del mundo es la estadounidense Steinway, constructores desde el siglo XIX. En la casa Steinway los pianos se siguen construyendo, en la medida de lo posible, de forma artesanal.

Se fabrican en Nueva York y Hamburgo (Alemania) unas 5.000 unidades cada año, mientras una marca más popular, como Yamaha, puede llegar a construir hasta 200.000 unidades anuales.

Un piano de cola se compone de unas 12.000 piezas ensambladas y revisadas manualmente; el proceso de construcción de un Steinway dura unos tres años.

Aunque Steinway, seguida de Yamaha, es la marca más popular, muchos pianistas elegirían sin dudarlo el piano Bösendorfer si pudieran pagar su elevado precio. El Bösendorfer, en lugar de 88 teclas, tiene 96, y para muchos es el mejor piano que existe.

¿Sabías que...?

Franz Robert Schumann (1810-1856) admiraba el virtuosismo de Liszt en el piano. Alguna vez comentó: “ sus dedos parecen alargarse y encogerse por un resorte y, a veces, separarse de sus manos”. Como él también quería convertirse en un virtuoso, a los 22 años tuvo la descabellada idea de independizar los movimientos del cuarto dedo (el anular).

Para conseguirlo, inventó y construyó una pieza de madera que sujetaba ese dedo mientras tocaba con los demás.

Su idea tuvo un resultado trágico, ya que lo único que consiguió fue destrozarse la mano para siempre.

Franz Liszt (1811-1886) fue un espléndido pianista, uno de los llamados virtuosos. Abundan los testimonios de la gran cantidad de público que asistía a sus conciertos.

También hay muchas caricaturas que transmiten esa imagen de “hombre -araña”' que prácticamente consigue multiplicar sus brazos, manos y dedos al tocar.

Esto le obligó a abandonar su carrera como pianista y dedicarse exclusivamente a componer.

El piano en el cine

A lo largo de la historia del cine el piano ha sido, en muchas ocasiones, un “protagonista” más en numerosas escenas. Hay, también, algunas películas inspiradas enteramente en temas relacionados con este instrumento, entre ellas: El piano (1993), La pianista (2001) o El pianista (2002).

Pianistas de jazz

En la historia del jazz también han existido grandes virtuosos del piano. Entre ellos, Scott Joplin (1868?-1917), Duke Ellington (1899-1974), Art Tatum (1909-1956) o Keith Jarrett (1945-? ).

Compartido bajo licencia Creative Commons.