Tuberculosis no llegó a América con conquistadores

La tuberculosis no llegó a América con los conquistadores
La tuberculosis no llegó a América con los conquistadores.

Una investigación esclarece el origen y ruta de la tuberculosis en el continente americano.

Fueron las focas, no los conquistadores.

Así lo indica una nueva investigación que esclarece el origen y ruta de la tuberculosis en el continente americano.

Desde siempre se ha asumido que la enfermedad fue introducida por personas portadoras a raíz de la presencia de los españoles que se inició con su llegada en 1492.

Sin embargo, el estudio llevado a cabo por un equipo liderado por los genetistas antropológicos Anne Stone, de la Universidad Estatal de Arizona en Estados Unidos, y Johannes Krause, de la Universidad de Tubinga en Alemania, muestra que el origen de las epidemias que diezmaron a las poblaciones de aborígenes americanos es un poco más complicado, en particular respecto a la tuberculosis.

La investigación, en la que también ha participado el Instituto de Medicina Tropical de Suiza y la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana (Fisabio) y ha sido publicada en Nature, empleó las técnicas de secuenciación de ADN para analizar los esqueletos de tres momias de mil años de antigüedad encontradas en Perú, consiguiendo aislar el bacilo de la tuberculosis.

La sorpresa surgió cuando los investigadores se percataron de que este patógeno está más relacionado con el bacilo que causa tuberculosis en las focas y leones marinos actuales —Mycobacterium pinnipedii— que con el que causa la enfermedad en humanos —Mycobacterium tuberculosis y Mycobacterium africanum—.




Por lo general, los libros de historia enseñan que los aborígenes americanos fueron diezmados en gran medida por enfermedades como tos ferina, varicela, gripe (gripa o influenza) y tuberculosis, que los conquistadores llevaron a América.

Aunque las estimaciones varían, tradicionalmente se ha calculado que el 95 por ciento de los 20 millones de personas que vivían en el continente antes de la llegada de los europeos falleció por enfermedades ‘importadas’.

De África a América

El estudio de genomas de micobacterias de la tuberculosis precolombina, sin embargo, revela ahora que la tuberculosis ya causaba muertes entre los nativos americanos.

La investigación aporta además datos que permiten incluso identificar la vía más probable por la que la enfermedad llegó a la población de América: focas y leones marinos (estos en menor medida), que llevaron la enfermedad a América del Sur desde África y la trasmitieron a los nativos humanos mucho antes de la llegada de la expedición de Cristóbal Colón.

El patógeno identificado es un pariente evolutivo de la bacteria de la tuberculosis que afecta a las focas pero, en la actualidad, raramente a las personas debido a la mejora de la higiene y las técnicas de esterilización de los alimentos.

Según datos facilitados por la Universidad de Tübingen, el de la tuberculosis es el patógeno que más gente ha matado en la historia de la humanidad —se estima que aún mueren dos millones de personas al año—, por lo que el genoma de las cepas aisladas de los huesos momificados de hace mil años y procedentes de otro mamífero ayudará a comprender cómo la bacteria cambió de hospedador hasta alojarse en humanos, un fenómeno conocido como zoonosis.

Creative Commons