El músculo más fuerte del cuerpo humano

El músculo más fuerte del cuerpo humano
Músculo más fuerte del cuerpo: el masetero
El músculo más fuerte del cuerpo.

El músculo más fuerte del cuerpo… creo que el título es bastante descriptivo.

El músculo es uno de los tejidos del cuerpo humano y de otros animales de naturaleza contráctil, asociado al sistema esquelético y visceral.

En un charla con una amiga, me comentó que el músculo más fuerte del cuerpo humano era la lengua… me escamo, por eso esta líneas.

En realidad la lengua no es un músculo, se trata de un órgano compuesto por 9 músculos, es decir, queda descartada de nuestro ranking.

Teniendo en cuenta esto, si tenemos que decir, que se trata del órgano más fuerte en relación a su tamaño.

Ahora que hemos descartado a falsos competidores tenemos que elegir entre los más de 650 músculos que forman el cuerpo humano.

Esto no es una tarea sencilla, dado que la fuerza muscular es un elemento algo ambiguo, que va a depender de como lo enfoquemos.

Podemos medir la fuerza máxima que es capaz de realizar, la capacidad para realizar movimientos rápidos (fuerza dinámica), la fuerza máxima en relación al tamaño o la capacidad para resistir la fatiga a largo plazo.

Si consideremos la fuerza máxima, el musculo ganador de nuestro ranking, es el sóleo. Situado debajo de los gemelos, el solo se encarga de soportar todo el peso del cuerpo.



Esto es de forma general, pero si tenemos en cuenta la fuerza máxima en relación con el tamaño del musculo, el número uno y considerado de forma común el músculo más fuerte del cuerpo humano es el masetero.

Situado en la mandíbula es el encargado de cerrar la boca, siendo capaz de realizar una presión media de 90 kilogramos a la altura de las muelas.

A la hora de realizar movimientos de forma continuada, es decir, determinar la fuerza dinámica, también surgen unos claros ganadores.

En esta ocasión nos vamos a mirar a los ojos, centrándonos en los músculos externos de los ojos, que son capaces de realizar la friolera de 10.000 movimientos por hora. Se encargan de ajustar continuamente la posición de los ojos para corregir la visión.

Estos músculos no descansan ni cuando dormimos, realizando movimientos rápidos con los que se mantienen en tensión.

El corazón es otro músculo que no podemos dejar, siendo el músculo con mayor capacidad para resistir la fatiga.

A lo largo de nuestra vida, bombea unos 9.450 litros sangre mediante unos 3.000 millones de latidos.

Espero haber dejado claro dos cosas: la lengua no es un músculo, se trata de un órgano y que la fuerza, como casi todo en nuestra vida es algo relativo que depende de como se mida.

Para mí el ganador es el masetero, pero es que masticar me gusta bastante.

La lengua pensaba que el título era suyo, pero los jueces lo tenían claro. Estaba descalificada, era la oportunidad de los verdaderos forzudos de la sala.

No podía evitarse, el Sóleo se tenso y el pequeño Masetero hizo rechinar los dientes. Comenzaba el duelo.

En el cuerpo humano existen más de 600 músculos distintos, repartidos por todo el cuerpo y que en esencia cumplen la misma función: generar movimiento.

Existen tres tipos de tejido muscular:

-Esquelético. De naturaleza estriada y de control voluntario. Forma músculos esqueléticos del cuerpo (40% de la musculatura total).

-Lisos. No contiene estrias y es controlada de manera involuntaria. Forma los músculos de las paredes del tracto digestivo, urinario, vasos saquíneos y el útero (50% de la musculatura total).

-Cardíaco. De naturaleza estriada y de control involuntario. Presente únicamente en el corazón (10% de la musculatura total).

Fuente de la imágenes: Wikipedia.

Link http://vidacotidianitica.blogspot.com/
Creative Commons