Móvil o wifi ¿peligro para la salud?

radiaciones del móvil o el wifi NO son peligrosas para la salud Las radiaciones del móvil o el wifi NO son peligrosas para la salud.

Volvemos a hablar en el blog de un tema que debería estar más que superado, pero que por desgracia no lo está.

Me refiero a los efectos de las radiaciones del móvil o el wifi, así como demás radiaciones completamente inocuas que se denominan “no ionizantes”.

La cantidad de estudios que han demostrado que este tipo de radiaciones no producen ningún perjuicio para la salud es realmente demoledor.

Por ejemplo, hace unos meses comentamos los resultados de un estudio de 11 años de duración del programa de Investigación sobre Telecomunicaciones Móviles y Salud cuya conclusión fue que no hay ninguna relación entre los móviles y el cáncer.

Me pareció deprimente que los medios de comunicación no recogieran esta noticia importante, unos resultados que sin duda dejarían en evidencia a los charlatanes de turno que tratan de atemorizar a la población sin fundamento alguno.

Ahora, se ha realizado un nuevo estudio que ha analizado esta cuestión con las radiaciones del móvil, wifi, televisión, FM, etc.; es decir, todas las radiaciones que están a nuestro alrededor.

Para ello, un equipo de doctores en Física de la Facultad de Medicina y la Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Castila-La Mancha (UCLM) han medido la exposición a estas radiaciones en 75 personas en Albacete durante 4 años.

Cada uno de estos voluntarios portaba un medidor de exposímetro que era capaz de detectar la más mínima exposición a la radiación.

Como ya te puedes imaginar, los participantes llevaron su vida normal mientras duró el estudio.

De esta manera, se obtuvieron una gran cantidad de datos que, tras un exhaustivo análisis, permitió llegar a una clara conclusión.

La radiación media que recibimos es increíblemente pequeña

Los doctores fueron muy claros con los resultados del estudio: la radiación media recibida es igual que la que recibiríamos de una bombilla de 100 W situada a 1 km de distancia.

Más claro imposible.

“La radiación por radiofrecuencia puede compararse a un caracol en una autovía: nunca hará saltar ningún radar porque su velocidad es la diezmilésima parte de la máxima permitida.

No hay ningún estudio que correlacione la radiofrecuencia con el cáncer.

Yo en mi casa no apago el wifi, ni con niños ni ahora con mi nieta. Con eso lo digo todo”, explica el físico Enrique Arribas Garde, director del grupo de investigación de ondas de RF de la UCLM.

En definitiva, este estudio vuelve a poner de manifiesto que las radiaciones con las que convivimos son totalmente seguras, pues no nos producen ningún tipo de daño.

Hay que difundir este mensaje para no dar pie a que las pseudociencias confundan a la gente y promuevan movimientos tan disparatados como los movimientos antiantenas.

http://vidacotidianitica.blogspot.com/
Creative Commons