El origen del error 404

El origen del error 404
Internet es una red de redes mundial que ofrece cientos de servicios diferentes.

Uno de ellos es la World Wide Web (WWW), las páginas web, a las que podemos acceder en la actualidad desde prácticamente cualquier dispositivo conectado y que nos muestra toda clase de contenido, desde texto hasta imágenes, vídeos, audio, etc.

Internet es una entidad viva e increíblemente cambiante, cada día la hacemos crecer a través de nuestros usos y costumbres, de nuestras innovaciones, se trata de un universo propio con sus leyes y protocolos singulares a los que nos hemos acostumbrado de tal manera que ya forman parte de nuestra cotidianidad de un modo casi natural, al igual que su lenguaje: cookies, firewall, trolls, troyanos… son conceptos de nuestro día a día, pero...

¿Te has detenido alguna vez a preguntarte de dónde vienen?

Sus orígenes son realmente curiosos y divertidos, de ahí que deseemos explicarte qué los hizo llegar hasta nosotros a través de este mundo increíble y sin límites que es Internet.

El origen del error 404.

En el inicio de los tiempos, cuando Internet era un mundo extraño en la que todo se llevaba a cabo mediante consola y compartiendo archivos, un grupo de jóvenes científicos del CERN (Suiza) se dedicó a lanzar la World Wide Web, conocida mundialmente como “www”.

Ellos esperaban crear una infraestructura necesaria para tener acceso a contenido en varios formatos que estuviera en las computadoras conectadas a esta red y que combinara texto e imágenes.

Estos chicos empezaron a probar este protocolo dentro del mismo CERN, con la red de computadoras que había ahí mismo.

Empezaron por usar la infraestructura del CERN para alojar a la recién nacida Internet.

En una habitación del cuarto piso (la habitación 404) les permitieron poner lo que sería la base central de la red, cualquier petición de ficheros por parte de un usuario era encaminada a esta oficina donde dos o tres personas se encargaban de localizar el archivo manualmente y mandarlo hasta el usuario que lo había solicitado.

Todo a través de la red.

¿Pero qué pasaba cuando los chicos de la oficina 404 no podían encontrar el archivo o este no existía?

Pues ellos se encargaban de mandar un mensaje que dijera “Room 404: file not found”.

Cuando el Internet se mundializó, el error 404 se siguió manteniendo y hasta nuestros días se puede ver cuando escribimos mal una dirección o cuando la página o archivo que buscamos en Internet ha sido borrado.

Error 500: ¿qué significan los códigos de estado HTTP?

Para acceder a las páginas web utilizamos una tecnología que tenemos tan asumida que nunca pensamos en ella. El HTTP, acrónimo de HyperText Transfer Protocol o protocolo de transferencia de hipertexto, es una serie de normas y reglas que permiten que servidores, clientes y proxies se comuniquen correctamente para servir o acceder a páginas web tal y como hacemos a diario.

Como anécdota, el HTTP nació en 1991, y desde 2015 la última versión es la 2. Es posible que hayas oído hablar de HTTP últimamente porque muchos piden que utilicemos una versión más segura de este protocolo, el HTTPS (Hypertext Transfer Protocol Secure o protocolo seguro de transferencia de hipertexto), que cifra la conexión entre cliente y servidor.

Entre sus muchas características, el protocolo que hace posible el acceso a páginas web cuenta con unos códigos de estado. Conocidos como códigos de estado HTTP, algunos de ellos los verás en tu navegador cuando ocurre un error. Otros, menos populares, sólo los verás si le preguntas directamente al servidor vía línea de comandos.

Los códigos de estado HTTP se dividen en cinco grupos, de acuerdo a su numeración. Empecemos por los más populares, los errores de cliente y los errores de servidor, y luego ya veremos los que no son tan populares pero que no está de más conocer. 

Errores de cliente: Error 400 en adelante

Seguramente te suene el error 404. Es uno de los códigos de estado HTTP más populares, lamentablemente, y significa que la página que has escrito en la barra de direcciones no existe. Pero hay más.

Los errores 4xx significan que el cliente ha errado la petición al servidor, bien porque has escrito mal la dirección o por un problema de tu navegador o de tu conexión a internet. Veamos los códigos más populares.

400 Bad Request: La solicitud contiene sintaxis errónea.
401 Unauthorized y 403 Forbidden: Cuando intentas acceder a una página web mediante usuario y contraseña pero no tienes permisos suficiente para ello.
404 Not Found: Recurso no encontrado. O bien tecleaste mal la dirección o bien esa página fue eliminada del servidor donde estaba alojada.
408 Request Timeout: Suele ocurrir al demorarse la petición de acceso a una página.
410 Gone: El recurso solicitado no está disponible. Sirve cuando se ha eliminado un elemento, pero habitualmente vemos más el código 404.

451 Unavailable for Legal Reasons: El contenido fue eliminado a petición judicial o como consecuencia de la sentencia de un tribunal.
Errores de servidor: Error 500 en adelante

Los errores 5xx tienen que ver con el servidor que hospeda las páginas web a las que queremos acceder. Junto con los códigos de estado HTTP 4xx, son los que más vemos en nuestro navegador web.

500 Internal Server Error: Cuando una aplicación o servicio no funcionan por motivos ajenos al servidor.
501 Not Implemented: El servidor no soporta una funcionalidad necesaria para satisfacer la petición del cliente. Puede ocurrir con servidores antiguos o desactualizados.
503 Service unavailable: El servidor no puede satisfacer la petición porque está congestionado (demasiadas peticiones) o está ocupado con tareas de mantenimiento.
507 Insufficient Storage: Te lo puedes encontrar en un servidor privado cuando no hay espacio suficiente de almacenamiento.
509 Bandwidth Limit Exceeded: Parecido al anterior, tiene que ver con el ancho de banda empleado.
Respuestas informativas: Códigos 100 a 103

Los códigos de estado HTTP más básicos son los correspondientes al 100 a 103. Simplemente informan, por lo que no solemos verlos en nuestro navegador.
100 Continue: Cuando se realiza una petición, el servidor indica que el navegador puede seguir adelante.
101 Switching Protocols: El servidor acepta el cambio de protocolo que propone el navegador (se refiere a la versión de HTTP, 1.0, 1.1 o 2.0)
102 Processing: El servidor está procesando la petición (cuando ésta requiere más tiempo del habitual).
103 Checkpoint: Se reanuda una petición cancelada previamente.
Peticiones correctas: Códigos 200 en adelante

Similares a los anteriores, estos códigos de estado HTTP se centran en las peticiones del navegador (cliente) al servidor.
200 Ok: Respuesta estándar para peticiones correctas.
202 Accepted: Petición aceptada en proceso.
204 No Content: Petición aceptada pero que no ofrece contenido.
Redirecciones: Códigos 300 en adelante
300 Multiple Choices: Sirve para indicar que el navegador puede elegir el formato de vídeo o extensión de archivos que se pide al servidor.
301 Moved Permanently: La petición debe ir a una dirección específica (que se indica en el navegador).
302 Found: El código 3xx más popular. Simplemente indica que ha encontrado una alternativa viable a la petición inicial.
304 Not Modified: La petición no ha sido modificada desde la última vez que se hizo.

Esos correos molestos que aparecen en nuestra bandeja de entrada que no sabemos de dónde vienen, que están cargados de publicidad y que no tienen utilidad alguna, son lo que comúnmente llamamos “mensaje indeseado”. 

El origen de esta sonora y simpática palabra tiene su origen en un grupo igualmente simpático y magistral: Los Monthy Python. Fueron ellos quienes a través de un sketch parodiaban esa carne enlatada que se vendía en la Segunda Guerra Mundial, una crítica que se sucedía en una cafetería y donde repetían una y otra vez la palabra “mensaje indeseado” en una canción. 

Finalmente, esta palabra quedó asociada a esos correos que los usuarios no piden recibir y que se les envía igualmente.

Cookies.

Desde luego, cookie significa galleta en inglés, pero también son esas galletas de la suerte que guardan un mensaje en su interior, al igual que nuestras cookies informáticas custodian en sus entrañas información personal del usuario. La comparación es sencilla y original.

Wiki

Esta palabra proviene del hawaiano: wiki-wiki significa “rápido”, un concepto que inspiró en su momento a Ward Cunnigham para crear ese espacio de la Wikipedia, donde los usuarios pudieran tener información de una manera rápida y sencilla en Internet.
Firewall

Todos los tenemos en nuestros ordenadores, gracias a ellos mantenemos a raya cualquier peligro o amenaza para nuestro sistema, al igual que en inglés, “Firewall” nos transmite seguridad, para nosotros seguridad informática y en la realidad protección contra incendios u otras fuerzas destructivas que se extiendan por un terreno determinado.

Troll

Todos conocemos lo que es un Troll y el significado que tiene por ejemplo “trolling” o “trolear” en internet. 

Pero el concepto original va más allá de esos monstruos desagradables y malolientes que nos ha traído la literatura popular, en inglés nos encontramos con el verbo “to troll”, que hace referencia a una tipología particular de pesca: se pone un cebo en la barca para que los peces descuidados sigan el señuelo.¿Os suena? 

En efecto, ahí están nuestros trolls cibernéticos, esos que nos obligan a reaccionar ante sus comentarios habitualmente ofensivos.

Papel casi tan resistente como el acero | VCN

... Papel casi tan resistente como el acero. Consiguen desarrollar un papel nano- estructurado, basado en celulosa procedente de la madera, que ...


¿Que tan grande puede ser un planeta habitable? | VCN

... ¿Cuál es el tamaño más grande que puede tener un planeta habitable? Nuestro planeta es el único planeta habitable que conocemos y el ...


El Universo no está tan finamente ajustado para la aparición de la ...

 ... El Universo no está tan finamente ajustado para la aparición de la vida. Valores distintos de la constante cosmológica darían lugar a universos ...

Publicado por : http://www.culturizando.com/
http://supercurioso.com/
Creative Commons