¿Nos cambiaron las sandías?

Sandías del año 1600
Sandías del año 1600.
Así eran las sandías hace 400 años...¿entonces que pasó ?

Es evidente que los seres humanos hemos tenido la habilidad de adaptarnos a diferentes contextos para poder sobrevivir, pero más asombroso que eso, es tal vez nuestra capacidad para adaptar a otras especies a nuestro antojo.

La sandía es una fruta que inicialmente tenía más similitud a la calabaza que conocemos hoy que al dulce fruto rojo que puedes encontrar en cualquier mercado.

Hoy después de más de 400 años, hemos domesticado su naturaleza para que pase de ser pequeña, pálida y cavernosa, a ser jugosa, completamente rellena y con un característico color que incluso nos advierte la madurez y el sabor de la misma.

Y un poquito adictiva.

El origen:

Traída desde África hacia en Europa alrededor del año 1600, la sandía atravesó un proceso de adaptación y selección de semillas para obtener cada vez frutos más jugosos y dulces.



Gracias al proceso de cruce de semillas se logró que finalmente estas alcancen un alto contenido de licopeno que es lo que le proporciona el característico color como la conocemos hoy.

Pero, en esas épocas, éste era su look:

¿Cómo se transformaron en lo que son ahora? Los detalles de esta transformación deberían servirnos para perderle el miedo a la manipulación humana de los alimentos.

Tal como los antiguos peruanos transformaron la papa (y la seguimos modificando), la sandía también fue domesticada.

Ya sabes: antes de escandalizarte por la modificación genética de los alimentos, sigue leyendo.

¿Qué es la domesticación de sandías?

La domesticación de sandías, como las de cualquier planta, es una respuesta al cambio de hábitat y su selección de crecimiento realizada por el hombre. Como todos sabemos, cuando una planta aún no ha sido domesticada se le conoce como planta o fruto silvestre.

En el caso del fruto es importante distinguirlo como el principal “afectado” del proceso de modificación, donde podrás finalmente ver con mayor claridad los resultados de la domesticación.

Dentro del proceso vamos a ver cambios en la morfología (tamaño, color y forma), variación de hábitos(temporadas y climas de cosecha) y pérdida de protección química o mecánica, por lo que necesitarán otro tipo de protección adicional refiérase a las plagas o cambios climáticos que en su estado silvestre podían enfrentar de modo natural.

Sin pepitas:

Y así como los agricultores aprendieron a manejar la genética para obtener estos resultados, hallaron en el proceso también formas de asegurar la crianza de sandías sin pepitas, y aunque pueda sonar como un proceso de evolución forzada, todos estos cambios se dieron solo gracias a la gran capacidad de adaptación de las sandías al proceso de hibridación.

Las sandías sin pepitas son un transformación japonesa del año 1939.

Los horticultores de sandías han llegado a tal dominio de la genética que han logrado cruzar variedades de sandías que tienen el número de cromosomas totalmente incompatible. Algunos dirían que jugaron a ser dios, porque hicieron lo siguiente:

1. Mediante cruces, tomaron una planta de sandía y le duplicaron los cromosomas.

2. Hicieron lo impensable al lograr cruzar estas plantas con cromosomas duplicados (tetraploides) con plantas de sandía normales (diploides).

El resultado fue una planta con número inviable de cromosomas, imposible de reproducirse otra vez, es decir completamente estériles.

Estas plantas son las conocidas sandías sin pepa.

Gracias a este proceso de selección y biotecnologías, los cambios introducidos se fijan en los genes de las especies.

Y, así, estas sandías jugosas y sin pepas no son solo completamente seguras para el consumo humano, sino que también tienen el agradable sabor que todos conocemos.

“Yo soy así y punto” | VCN
... el nombre sólo se dice cuando se despersonaliza, cuando se traza una línea de fuga que lo permita, sea tomando un café, paseando, jugando ...

Dispositivos que se cargan con señales de TV | VCN

... Smith también dice que se podrían crear sensores que se instalen en los techos para alertar a las personas cuando hay una fuga de agua, ...


11 películas de ciencia ficción de los 70's | VCN

 ... La fuga de Logan (1976) La vida transcurre plácidamente en una megalópolis del siglo XXIII. Sus habitantes dedican la mayor parte del ...

Creative Commons