Cosas que las uñas revelan sobre tu salud

uñas revela tu salud 5 cosas que las uñas revelan sobre tu salud.

¿Sabías que las uñas, a pesar de ser consideradas habitualmente como un elemento decorativo en el cuerpo humano, cumplen una importante función protectora de los dedos de las manos y de los pies?

Y no sólo eso.

También pueden decir mucho acerca de nuestra salud.

Si los ojos son las ventanas del alma, las uñas son las ventanas de tu salud.

Simplemente mirando los cambios en la keratina comprimida en las uñas, los médicos pueden algunas veces identificar los primeros signos de artritis reumatoide, lupus, enfermedades del pulmón, problemas en hígado y riñones, e incluso algunas deficiencias vitamínicas.

Vigila los cambios en uñas anteriormente sanas, e informa a tu médico de cualquier preocupación que alguno de estos síntomas te pueda crear.

Es decir, funcionan como un indicador de lo que está ocurriendo en el interior del cuerpo, por ejemplo si tenemos falta de vitaminas. 

El crecimiento de las uñas y sus complicaciones

Las uñas están formadas fundamentalmente por células muertas endurecidas que contienen queratina, una proteína fibrosa producida de manera natural y presente también en otras estructuras, como el pelo, las pezuñas o las plumas.

Estas células muertas crecen desde la matriz o raíz situada justo debajo de la cutícula, la zona clara en forma de media luna que se encuentra en la base de la uña. 



La matriz fabrica continuamente láminas o capas de células, y cada nueva lámina empuja a la antigua hacia fuera de la cutícula, donde empezará a crecer. 

Un crecimiento anómalo o un cambio de color en la uña quiere decir que algo va mal en la matriz o con el tejido de alrededor.

Por ejemplo, la razón por la que aparecen esas ondas horizontales en la superficie de la uña es que la matriz deja de producir nuevas células durante un tiempo por no recibir suficientes nutrientes del torrente sanguíneo. 

Por lo general esto significa que la persona tiene una infección de algún tipo. 

El cuerpo modifica la distribución de nutrientes priorizando aquellas áreas clave donde tiene lugar la enfermedad (para poder combatir sus síntomas) y deja en segundo plano otras tareas como el crecimiento de las uñas.

Por otro lado, aquellas personas que tienen fiebre alta durante un período de tiempo más largo del habitual, suelen presentar unos pequeños huecos o agujeros en las uñas. Éstos están asociados a trastornos de la piel como la psoriasis o el eczema, que pueden causar la inflamación de la matriz, produciendo nuevas células de manera desigual.

El significado de los cambios de color

En época de frío, las uñas también pueden cambiar su color habitual y adquirir una tonalidad más azulada. 

Esto se debe a que las extremidades no reciben suficiente oxígeno de la sangre. 

El torrente que llega a estas zonas es más oscuro y refleja la luz de forma diferente a través de la piel, y de ahí el color azulado. 

También las enfermedades respiratorias como el asma o enfisema pueden ser el motivo de que en el torrente sanguíneo no haya la cantidad de oxígeno adecuada.

El síndrome o trastorno de Raynaud es otra causa del cambio de color. 

Dicha enfermedad se caracteriza por los espasmos que tienen lugar en los vasos sanguíneos de la persona, por lo que se acaba produciendo un estrechamiento de los vasos , reduciéndose el flujo de sangre en las extremidades y originando que las uñas aparezcan de color blanquecino, azul o morado. 

Cuando la sangre llega más rápidamente por causas como un aumento brusco de temperatura, las uñas recuperan su color normal, aunque los dedos pueden tornarse de un color rojo intenso.

En cambio, existen diferentes razones por las que las uñas pueden ponerse de color amarillo. Normalemente los responsables son los hongos. 

El trastorno más habitual se conoce como onicomicosis, que desfigura y a veces destruye la uña. 

Hay diferentes tipos de hongos (organismos microscópicos relacionados al moho y al mildiú) que causan este problema. 

Estos hongos crecen en la oscuridad, la humedad y el ambiente viciado dentro de los zapatos. 

Cosas que las uñas revelan sobre tu salud

Mientras crecen, los hongos se alimentan de queratina, de la superficie dura de las uñas de los pies. 

Otra causa frecuente es la alteración del sistema linfático (que distribuye los fluidos ricos en proteínas en todo el cuerpo).

Como ves, las uñas protegen la piel de las extremidades al tiempo que pueden ayudarnos a comprobar el estado de salud del cuerpo, y de esta manera detectar ciertos trastornos antes de que se vuelvan más graves.

Base de la uña pálida o blanca (el estado normal es rosado): Puede indicar anemia o problemas del hígado.

Surcos horizontales (también llamadas líneas de Beau): Pueden indicar problemas circulatorios (como la enfermedad de Raynaud), y diabetes. También pueden ser causadas por una enfermedad grave, como fiebre alta o neumonía.

Surcos verticales: No suelen ser causa de preocupación, aunque pueden indicar una deficiencia de hierro.

Uñas secas y quebradizas: Pueden indicar deficiencia en vitamina A o hierro.

Uñas con padrastros: Pueden ser una señal de falta de proteína, ácido fólico, o vitamina C.

Bandas blancas: Pueden ser una señal de deficiencia proteínica.

Uñas partidas: Pueden significar una deficiencia en ácido hidroclórico.

Hundimientos o depresiones en las uñas: Posible señal de psorasis.

Uñas oscurecidas: Pueden indicar una insuficiencia de vitamina B12.

Uñas amarillas, gruesas, y que crecen despacio: Posible indicador de problemas de pulmón.

Uñas amarillas con base azulada: Pueden ser señal de diabetes.

Uñas medio blancas, medio rosas: Pueden indicar problemas de riñón.

Base de la uña roja: Posible indicador de enfermedad del corazón.

Base de la uña en curvas: Puede indicar psorasis o artritis.

Inversión de la uña: Puede indicar problemas de pulmón.

Líneas rojas en la base de la cutícula: Puede ser un posible indicador de lupus o enfermedad del tejido conectivo.

Líneas oscuras bajo la uña: Puede indicar un melanoma.

Uña que se sale de la base: Puede ser una indicación de enfermedad del tiroides, psorasis, o una reacción alérgica a productos para uñas.

Dicho lo dicho, siempre hay que contrastar la información con un profesional de salud, y no sacar conclusiones precipitadas. Las uñas nos dan pistas, no diagnósticos precisos.


Medio metro de uñas en una década

Lo normal es cortarse las uñas con asiduidad, pero ¿y si no lo hicieras? Las uñas crecen una media de 3,5 milímetros cada mes, por lo que al final del año tendrías unas uñas de 42 milímetros y de 420 milímetros, es decir, casi medio metro al cabo de una década.

Más grimoso aún: si llegaras a los 80 sin cortarlas ni romperlas, lucirías unas fantásticas uñas de 3,3 metros. Muy curiosas, pero poco prácticas.


Las uñas crecen más en los hombres y en verano

Si eres hombre, el crecimiento de tus uñas es algo superior, ya que las uñas de los varones crecen más rápido que las de las mujeres, salvo durante el embarazo. ¡Haz la prueba y nos cuentas si estás en la media!

Obviamente, el crecimiento depende de la edad, la genética y otros factores relacionados con la persona, e incluso con el tiempo, ya que las uñas crecen más rápido en verano que en invierno. ¿Te habías dado cuenta de este detalle?


¿Padeces onicofagia?

A pesar de que su nombre clínico no es muy habitual, esta patología resulta de lo más común. ¿Quién no conoce a alguien que se muerde las uñas? Exacto, este hábito nervioso es conocido como onicofagia y se da en casi la mitad de los adolescentes (un 45%), entre el 20 y el 30% de los adultos jóvenes y el 5% de las personas maduras.

No te vas a morir de onicofagia, está claro, pero este trastorno obsesivo compulsivo puede acarrear algunos problemas como infecciones en la piel, mayor riesgo de caries en los dientes y hasta el desplazamiento de la mandíbula, por no hablar de la mala imagen que proyecta este hábito.


El mito de las manchas blancas y la falta de calcio

Por regla general, esos puntos blancos que aparecen y desaparecen de nuestras uñasson inocuos y no indican ningún tipo de enfermedad o deficiencia. Lo más probable es que te hayas dado un pequeño golpe en esa zona.

Por tanto, la extendida idea de que estas machitas se producen por una falta de calcio o de zinc no es cierta, así que no te preocupes demasiado. Pero si quieres saber más sobre la leuconiquia, te invitamos a que leas este otro post.


Cuando abusas de la laca de uñas

Además de esas manchas blancas, si eres asidua (o asiduo) al pintauñas, habrás notado que, en ocasiones, tus uñas se debilitan y adoptan un tono amarillento.

Y es que las uñas son un tejido más de nuestro organismo y, por ello, necesitan “respirar”.

Al usar esmalte de uñas y otros productos químicos sin descanso, impedimos la penetración del oxígeno a través de la superficie y facilitamos la aparición de infecciones como verrugas u hongos. Ahora bien, la solución es fácil: sólo tienes que dejar más tiempo entre manicura y manicura.

Además, ten cuidado con la eliminación de las cutículas: esta parte de la uña es la encargada de proteger la entrada de humedad y gérmenes, por lo que los expertos recomiendan mantenerla lo máximo posible.


Las uñas están hechas de la misma materia que el pelo

La queratina es la sustancia de la que están compuesta uñas y cabellos. La diferencia radica en la estructura en la que se forma en cada caso.

Al estar formadas por la misma proteína, los alimentos que son beneficiosos para el pelo, como frutas, verduras y un a dieta rica en vitaminas y antioxidantes, lo son también para las uñas.


Una de cada diez afecciones dermatológicas está vinculada con las uñas

La mayoría de las patologías relacionadas con las uñas están ocasionadas por infecciones fúngicas, que se dan con mayor presencia en los pies que en las manos.

Además de los antiestéticos hongos, las uñas encarnadas, infecciones bacterianas y manchitas en las uñas suponen que el 10% de las afecciones dermatológicas se den en esta parte del cuerpo. Así que si has sufrido alguna vez de hongos en las uñas, no tienes de qué avergonzarte.


¿Por qué se cae la uña tras un golpe o lesión?

Pillarte el dedo con una puerta, una patada a un mueble o unos zapatos demasiado apretados pueden ser el detonante de que pierdas una uña. Pero, ¿por qué?

Las uñas necesitan que les llegue el flujo sanguíneo, encargado de llevarles oxígeno y nutrientes para crecer. Por tanto, cuando te das un golpe en una uña puede ser que se rompan estas conexiones, provocando que la uña “muera” y se caiga. Una vez que la matriz recupera estos pequeños vasos sanguíneos, la uña vuelve a crecer.


La animadversión a las uñas en la pizarra

¿No soportas cuando alguien araña una pizarra? ¡Ya somos dos! Sólo pensarlo y te da dentera, ¿verdad?

La razón para que este gesto produzca una grima generalizada en la población es, según los estudios científicos, porque el sonido que emiten las uñas en una pizarra alcanza una alta frecuencia que nuestro instinto interpreta como advertencia de algún peligro.

Eso sí, también hay algún de condicionamiento social o psicológico. Un estudio científico sometió a los participantes a este ruido: lo que sabían cuál era el origen del sonido lo clasificaron como más desagradable que aquellos otros a los que se les dijo que lo que escuchaban era parte de una pieza musical.


Las uñas reflejan nuestro estado de salud

Un examen profesional de las uñas puede revelar a un buen dermatólogo mucha información sobre nuestro estado físico.

Por ejemplo, si nuestra uña presenta un color azulado puede estar indicando una enfermedad pulmonar o si tiene un tono amarillento tirando a rojizo en la base puede denotar diabetes.

Y si estás estresado, también se notará en tus uñas. El cuerpo, en estados altos de nerviosismo o de fatiga, tiene a disminuir el suministro de nutrientes al pelo y las uñas. De ahí que cuando pasamos por una mala racha se nos debilite el pelo o las uñas. Si estás en este momento, te recomendamos este artículo con algunas pautas para evitar el estrés.

Ahora, llega el momento de que mires tus manos. ¿Cómo son tus uñas?

Como en todo, primero el sentido común!

El desagradable ruido de las uñas en un pizarrón | VCN
En el siglo pasado durante mucho tiempo, hubo estudios para comprender porqué el sonido de las uñas en una pizarrón es tan desagradable.

¿Es Tokio una ciudad sin moscas? | VCN
Es una cosa chocante para el turista que llega a Tokio que puedan ... en el Japón sea costumbre arraigada que al comprar algo en una tienda.

Tardígrado ,un ser casi indestructible | VCN
Tardígrado ,un ser casi indestructible
Una vez que alcanza dicho estado, el animal retrae las patas al interior ... existe una posibilidad entre 185 de que un trozo de basura espacial...

Creative Commons