Dorothy Crowfoot Hodgkin

Dorothy Crowfoot Hodgkin
Dorothy Crowfoot, la bioquímica que desentrañó la estructura de la insulina.

Hoy volvemos a la sección de mujeres científicas con una bioquímica cuyo trabajo resultó tan excepcional que terminó siendo recompensado con la obtención del Premio Nobel.

Como os hemos contado en tantas ocasiones, la vida de estas investigadoras de la historia no fue ningún camino de rosas, ya que el sector femenino no estaba muy bien visto en los círculos científicos.

Sin embargo, la mayoría no se rindieron y llevaron a cabo trabajos encomiables, como el de Dorothy Crowfoot Hodgkin.

Esta mujer utilizó la difracción de rayos X para describir la estructura de un gran número de moléculas de enorme interés bioquímico, contribuyendo con ello a su mayor conocimiento y, por lo tanto, al desarrollo de tratamientos dirigidos a ellas.

A pesar de su procedencia británica, las circunstancias llevaron a que Dorothy naciera en El Cairo, en 1910.

Su padre trabajaba para el Servicio Egipcio de Educación y más tarde fue trasladado a Sudán, por lo que su infancia estuvo marcada por numerosos cambios de residencia.

Esto la llevó a desarrollar un gran interés por la naturaleza y el coleccionismo de flores, el arte y los restos textiles antiguos.




Su vuelta a Reino Unido se dio con la llegada de la Primera Guerra Mundial, cuando sus padres enviaron a Dorothy y sus hermanas a vivir con sus abuelos, en Worthing.

Allí continuó desarrollando su interés por la ciencia hasta que llegó su etapa universitaria, en la que decidió estudiar química en Oxford. Durante su último año de carrera se especializó en cristalografía de rayos X y más tarde pasó a Cambridge para trabajar con John Desmond Bernal, uno de los científicos más importantes de la época en ese área.

Con todos sus nuevos conocimientos volvió de nuevo a Oxford, donde pasó el resto de su carrera profesional, durante la cual realizó grandes hallazgos en el campo de la bioquímica.

En 1964 recibió el Premio Nobel de Química, convirtiéndose en la tercera mujer en conseguirlo, después de Marie Curie e Irene Joliot-Curie.

Dorothy Crowfoot Hodgkin

Más tarde, su gran interés por el intercambio intelectual entre científicos la llevó a presidir lasConferencias Pugwash de ciencia y asuntos mundiales y a recibir el Premio Lenin de la Paz, concedido por la Unión Soviética, en 1.985-1986.

Murió más tarde, en 1.994, dejando tras de sí un grandísimo legado científico.
Contribuciones de Dorothy Crowfoot Hodgkin a la ciencia

Como os decía, su dominio de la cristalografía de rayos X la llevó a describir la estructura tridimensional de biomoléculas tan importantes como el colesterol, la penicilina, la vitamina B12, el suprasterol, la insulina, la lactoglobulina, la ferritina y el virus del mosaico del tabaco.

Además, ella y sus colaboradores también se encaminaron el descubrimiento de la estructura de lavitamina D2 y un antibiótico, llamado gramicidina.

Todo esto supuso un buen pistoletazo de salida para el desarrollo de nuevas investigaciones sobre todos estos compuestos, dando lugar a descubrimientos de gran importancia para la salud humana.

Por lo tanto, junto al ejemplo de Rosalind Franklin, nos encontramos un nuevo caso de una gran mujer que determinó la estructura de biomoléculas de gran importancia gracias a la cristalografía de rayos X. Un merecido premio Nobel, sin duda.

Publicado por : http://www.omicrono.com/
Creative Commons