Los bosques acuáticos de Kelp

Los bosques acuáticos de Kelp


Los maravillosos bosques acuáticos de Kelp.

Suspendido en un verde acuoso como una fantasía onírica imposible de creer.

Sus ramas ondean con pesada lentitud mientras peces de colores, pasean tranquilos a su alrededor, jugando entre sus viscosas hojas… el bosque de Kelp es una auténtica maravilla difícil de creer, e incluso de imaginar.

Se trata de uno de los ecosistemas más asombrosos que existen, desconocido para la mayoría y habitados por extraordinarios bosques de algas gigantes, dibujan por sí solos,una auténtica curiosidad natural.

¿Te gustaría conocerlo? Coge aire, que nos sumergimos.
Un bosque muy peculiar

Laminariales. Algas pardas rojas y verdes extendiéndose a lo largo de una inmensa superficie en ecosistemas costeros, en aguas claras y exquisitamente ricas en nutrientes.




Los bosques de Kelp necesitan temperaturas por debajo de unos 20 °C para desarrollarse, pudiendo alcanzar con facilidad los 80 metros de altura.

Forman auténticos bosques acuáticos donde solo falta una caperucita nadando por sus aguas, para terminar de ofrecer más fantasía a estos escenarios únicos.

Necesitan de un fondo rocoso donde crecer y agarrarse para no ser arrastrados por las corrientes marinas, de ahí que sea más comunes encontrarlos en zonas de clima subtropical.

Los bosques acuáticos de Kelp

Paraísos nutritivos

Los bosques de kelp, aunque no lo creas, son los ecosistemas más productivos del planeta. ¿Una prueba? En condiciones óptimas de temperatura, luz y de nutrientes, estos bosques pueden crecer hasta medio metro por día. Podríamos quedarnos ante ellos una mañana, y ver en vivo cómo van extendiendo sus amplios brazos pardos entre las aguas.

De hecho, son son una pieza esencial en la cadena alimentaria de invertebrados y peces, entre sus espesas hojas se esconden familias enteras de animales que buscan cobijo y protección frente a los depredadores, también resguardo ante las condiciones meteorológicas más complicadas en ese medio marino. 

Estos bosques forman maravillosas barreras naturales contra olas y marejadas, rebajando de inmediato la fuerza del impacto. Sencillamente maravillosos.

Y por si esto no fuera poco, son unos aliados esenciales del medio ambiente: fijan el carbono atmosférico gracias a sus rizomas, regulando así el clima global de la Tierra y cuidando de la calidad del agua de los mares.

Los bosques acuáticos de Kelp

¿Qué te parecen ahora los bosques de Kelp? ¿No son verdaderamente mágicos?…

Son muchas las personas que descienden con sus equipos para disfrutar en vivo de ese mundo de algas rojas y verdes pastos marinos, ahí donde nadan lobos de mar y peces de sugerentes colores que ofrecen nuevas tonalidades a estos lienzos acuáticos.

No solo son exquisitamente bellos, los bosques de Kelp son auténticos pulmones naturales.

Publicado por : http://supercurioso.com/
Creative Commons