Los refrescos gaseosos y sus dudosos beneficios

Los refrescos gaseosos y sus dudosos beneficios
El lado oscuro de los refrescos gaseosos.

Nos encantan los refrescos ¿Cómo negarlo?

Los tomamos a menudo en nuestras reuniones con amigos, cuando tenemos calor, cuando nos apetece algo dulce o tenemos sed… pero ¿Son realmente saludables?

Existen muchos mitos asociados por ejemplo a la coca-cola, ideas que no dejan en buen lugar a la “chispa de la vida” de la célebre y querida bebida.

¿Ocurre lo mismo con el resto de refrescos?

Los refrescos gaseosos  y sus dudosos beneficios

Las multinacionales y las grandes marcas saben muy bien cómo se eleva el consumo de los refrescos en verano. 

No podemos resistirnos a su agradable sabor, a su mezcla refrescante con gas tan apropiado para estas épocas.

Fue precisamente un estudio llevado a cabo por la Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, quien puso en evidencia ese lado más desconocido de estas bebidas.

La ley en materia de alimentos nos dice que para que un refresco se considere como tal, debe tener menos de un 0,5 por ciento de alcohol y agua apta para el consumo humano.

 Además de esto, deben contener un poco de anhídrido carbónico (lo que aporta las conocidas burbujitas del gas), azúcares, zumos, vitaminas y minerales, algunos aditivos y también aromas.

Ahora repasemos todo lo que tenemos en el mercado: bebidas de mil y un colores y sabores, bebidas con y sin gas, con y sin cafeína, sin azúcar, con azúcar, con limón, con zumos varios, con té, con sales minerales…

Según las investigaciones en los últimos años la variedad de tipos de refrescos se ha duplicado.

¡Casi no sabemos qué elegir!

Pero veamos ya algunos datos de interés a tener en cuenta:

Los refrescos de cola. Cuando compramos aquellos que no tienen azúcar, nos ponen edulcorantes. Seguro que lo sabías. Pero, curiosamente, los que no tienen cafeína, tienen mucho más azúcar. 

Muchísimo, de hecho. De este modo, y como ejemplo, la Coca Cola Sin Cafeína, es la que más azúcar lleva de todas, un 11,1 por ciento. Increíble ¿verdad?

Cuando compramos refrescos con sabor a naranja y limón, el etiquetado nos debe decir el porcentaje de zumo que contienen.

Debes mirarlo, porque hay muchos que pese a anunciarlo, no llevan absolutamente nada de zumo.

¿Y qué hay de las bebidas isotónicas? ¿Nos ayudan a recuperarnos de un esfuerzo físico?

Debemos ir con cuidado, según la OCU, bebidas como Aquarius Libre no sólo no contiene sales minerales, sino que tampoco llevan gas ni azúcar. 

En ocasiones, un simple plátano es mucho más efectivo, sano y nutritivo que una lata de estas clásicas bebidas isotónicas.

¿Entonces, cual es la conclusión?

Sencillo, que si verdaderamente tienes sed, acude a un buen vaso de agua fresca.

Además recuerda, su alto contenido en azúcar no es nada adecuado para nuestra salud.

Y es más, las bebidas con gas son muy contraproducentes, suelen dificultar mucho el trabajo de los riñones, les cuesta procesar este tipo de líquidos con gas, y más si llevan azúcar.

Así que, a pesar de que nos encantan, es mejor consumirlas con moderación.

Vida cotidianitica: Dolor y longevidad

Dolor y longevidad. El bloqueo de un tipo de receptor del dolor alarga la vida en ratones y mejora su metabolismo en la vejez. El campo de investigación que ...


Los púlsares evolucionan y pueden volver a su estado original | VCN

 ... Sin embargo, durante esta fase de vejez los pulsares también están sujetos a su propia evolución, según acaba de demostrar una ...


Rituales de iniciación ,convirtiendose en hombre o mujer | Vida ...
... de la estación o del año, del mes o de la noche; umbral del nacimiento, de la adolescencia o de la edad madura, de la vejez, de la muerte; ...

Imagen: Kenny Louie
Publicado por : http://supercurioso.com/
Creative Commons