Origen de la Nutella

Origen de la Nutella
El origen de la Nutella y la Segunda Guerra Mundial

¿Eres un apasionado de la Nutella?

Para algunos es un manjar de dioses, perfecto para desayunos, meriendas y en esos momentos de vacío cuando asoma el capricho o la glotonería. 

¿Qué tiene la Nutella que la hace tan especial? 

 Tal vez te sorprenda pero esta crema de chocolate que niños y mayores llevan untando en el pan más de cincuenta años, fue creada en una época de verdadera escasez: la Segunda Guerra Mundial.

La receta desesperada de Pietro Ferrero.

Excelente, queda claro que a todos nos encanta la Nutella . Pero ¿te has preguntado alguna vez quién la creó y cuando? 

Es posible que no, porque la verdad es que en ocasiones basta que una cosa nos aporte placer para no preocuparnos por su origen. 

Pero estamos precisamente para satisfacer tus necesidades intelectuales, así que allá vamos.

Su nombre era Pietro Ferrero, un chef italiano que tras finalizar la guerra, se encontraba algo desesperado.

Corría el año 1946. Y por escasear, escaseaba hasta el cacao. 

Y es que habían sido tiempos muy-muy difíciles.

La gente aún tenían el recuerdo de esos tiempos en que los aviones de guerra tenían ya que fabricarse en madera, o cuando el Pentágono desvalijó todo rastro de su mármol, o cuando los parques de Londres fueron también casi destrozados en busca de materia prima y eso, sin hablar de las carencias alimenticias de la población.

Pietro Ferrero tenía un negocio que mantener y apenas tenía cacao para elaborar sus dulces, apenas le llegaba ese ingrediente imprescindible. 

Y ya se sabe ,en tiempos de crisis se desarrolla el ingenio, y Ferrero lo aguzó al máximo para conseguir una crema de chocolate económica y sabrosa con la que conseguir nuevos clientes.

¿La solución?

Crear una nueva pasta de chocolate donde la base principal fueran las avellanas y un poco menos de cacao.

¿El resultado? exquisito. Lo llamó Giandujot y se trataba de una pasta ligeramente consistente que podía untarse en el pan. U

na merienda deliciosa y económica para cualquier niño. Y el capricho irresistible para cualquier adulto. 

Cinco años después, Ferrero cambió un poco la fórmula. Era ligeramente dura y los clientes solían comentar que, en ocasiones les costaba poder untarla.

Así que hizo una pequeña variación consiguiendo una crema más suave y blandita,

Llegados los años 60 la fórmula siguió cambiando para satisfacer las necesidades de los clientes.

El negocio fue mantenido por sus herederos, como Michelle Ferrari, que tuvo la gran idea de cambiar el nombre para hacer un homenaje a ese ingrediente básico que lo conforma, las avellanas. 

Y fue así como bautizó a la mítica crema de chocolate de su negocio familiar, como Nut (del inglés, avellana), más el sufijo “ella”. Nutella.

Así que, como puedes ver, en tiempos de crisis y necesidad, las nuevas ideas originan grandes resultados de éxito perdurable. Nutella está nutrida de historia, y de sencillosinstantes de felicidad regalados a más de una generación.

Publicado por : http://supercurioso.com/
 Creative Commons