Conviviendo con tiburones

Conviviendo con tiburones
Aquellos que conocen a los tiburones y que saben de cerca cómo es su modo de vida, lamentan la visión que nos ha traído el mundo del cine.

Sólo con pronunciar la palabra “tiburón” visualizamos, sin querer, una aleta asomando en el horizonte del mar, acompañado por dos notas musicales que poco a poco van subiendo.

El hombre que susurra a los tiburones.

No vive en las Bahamas ni en Hawai.

No es de California. Se llama Karlos Simón y es español.

Podría decirse que su medio natural es el océano, que cuenta con más de 6.000 inmersiones, que conoce los mares de todo el mundo y que sí… este hombre amante de los animales, susurra nada más y nada menos que a los tiburones.

Pocas personas sienten tanta fascinación por los escualos que él, de ahí que comente siempre su clara molestia hacia la terrible fama que Steven Spielberg dio con su película “Tiburón” a estos animales fascinantes, con los que, según él, se puede convivir con total tranquilidad.

Karlos es de las pocas personas en el mundo que son capaces de inducir en ellos una inmovilidad tónica en su propio hábitat, algo sencillamente asombroso.


Conviviendo con tiburones

¿Sabías que existen más de 400 tipos de tiburones?

El mundo del cine nos ha transmitido esa única imagen de un agresivo tiburón blanco capaz de destrozar embarcaciones, y de devorar personas sin razón alguna. 

Temibles escualos de mirada muerta, capaces de oler la sangre a decenas de kilómetros…. 

Conviviendo con tiburones

Este instructor de submarinismo nos explica que, entre todas estas especies, solo tres son un poco peligrosas: el blanco, el tigre y el toro.

Sin embargo, la estela de ferocidad alrededor de ellos tampoco es del todo cierta, puesto que él lleva años relacionándose con estas especies, y sigue de una pieza.

Es más, la mayoría son tan tímidos que huyen ante la presencia humana.

Lo peculiar de los tiburones es que para investigar e interactuar, deben tocar con todas las partes de su cuerpo, de ahí que golpeen en ocasiones a bañistas o surfistas.

Es así como deducen qué es aquello que se mueve sobre la superficie del mar.

Karlos Simón, dispone del récord mundial de inmersiones. Casi 12 horas en compañía de tiburones que disfrutó como nadie, y que espera superar próximamente en aguas del Pacífico junto a sus queridos tiburones blancos, con los que practicar una vez más la técnica del “susurro a tiburones”, o lo que es lo mismo inducir la inmovilidad en el tiburón.

Esto lo consigue básicamente al hacerles perder su habitual posición horizontal, desorientándolos para que entren en una especie de trance donde su respiración y contracciones musculares, se relajan.

¿Y cómo lo consigue? Te preguntarás.

Pues lo logra acariciando el hocico del tiburón, un modo donde queda bloqueada su estimulación sensorial y su capacidad de respuesta.

Quedan simplemente, como hipnotizados y muy relajados.

Es entonces cuando los escualos quedan bajo su dominio, como pacíficos canes del mar que se dejan llevar por las caricias humanas.

Pierden su ferocidad bajo la mano del hombre, que les susurra y les acaricia en las profundidades del océano.

Una muestra de paz con la que demostrar una vez más, que los verdaderamente salvajes y peligrosos, no son precisamente los tiburones…

tiburones

La cara oculta de los tiburones que no conocías

Tal vez Steven Spielberg nunca fue consciente de lo que iba a conseguir cuando en 1975 estrenó “Jaws”. Pero los años han pasado y la estela cinematográfica de fiereza y crueldad de estos animales sigue patente.

No tenemos más que ver, por ejemplo, las últimas y alocadas películas con títulos como “Sharknado”.

Curiosidades sobre los tiburones


Hemos de admitirlo, a toda esta saga de distraídas películas se le suma la cantidad de documentales que diariamente vemos en televisión, donde casi siempre se busca una clara visión sensacionalista de estas criaturas. 

El dejarnos sin aliento ante las feroces dentaduras de los tiburones, de sus fríos ojos, como de muñeca misteriosa. que bordea el océano en busca de sangre fresca.

De carne humana incluso…

Pero nada más lejos de la realidad. Estamos seguros de que si eres una amante de estas fascinantes criaturas, es muy probable que ya conozcas estos datos. 

tiburones

Pero si no es así, te invitamos a descubrir estos interesantes apuntes sobre ellos.

¿Nos acompañas?

Los tiburones matan, lo sabemos. Y también matan personas. Se estima que son unas 60 al año.

Pero esta cifra no es nada comparada con la cantidad de vidas que se llevan, por ejemplo, los cocodrilos, los hipopótamos, las serpientes, los osos, las ranas venenosas… 

Y, ojo, tampoco debemos pasar por alto a las mantas raya, otros animales realmente peligrosos…

Hay 400 especies de tiburones, de las cuales, solo 12 pueden llegar a ser verdaderamente peligrosos.

También hemos de tener en cuenta otro dato, la mayoría de los tiburones no son muy grandes.

A penas un metro. Únicamente el 5% puede alcanzar grandes dimensiones, como es el caso del tiburón blanco, el tiburón ballena o el tiburón peregrino.

Los tiburones son animales que viven en grupo y que forman grandes redes sociales, interactúan entre ellos llegando a establecer “amistades” de por vida, según nos explican los biólogos.

¿Sabías que los tiburones son también animales “culturales”?

Así es, trasmiten de una generación a otra sus conocimientos adquiridos, tales como trucos de caza, rutas donde encontrar bancos de peces o modos en los que evitar a otros depredadores, como es el caso de las temibles orcas.

Submarinistas que pasan mucho tiempo junto a los tiburones, saben de sobra que cada tiburón tiene unas manías y un tipo de personalidad.

Los hay más curiosos, más tímidos, más juguetones y más territoriales. 

Hay quienes enseguida se acercan al hombre llenos de interés, otros, los rehuyen al instante.

Pero la verdad, es que pocas veces tienen como primera reacción el ataque.

Pueden ser entrenados por los seres humanos.

¿Lo sabías? Son capaces de hacer cosas muy simples, es verdad, pero aprenden muy rápido y son animales muy, muy curiosos.

Si por una cosa son famosos los tiburones es por su olfato.

Pero ¿sabías que más que olfato lo que tienen es una excelente vista?

Hay quien piensa que esto no es cierto y que por ello disponen de las llamadas “ampollas de Lorenzini”, algo que les permite detectar campos eléctricos.

Pero la verdad es que pueden detectar colores incluso en aguas profundas y oscuras.

Para concluir, hay algo que debemos tener en cuenta y que todos sabemos: el ser humano es mucho más peligroso que el tiburón.

¿Sabes cuántos tiburones se sacrifican cada año? 100 millones de tiburones y todo por poseer sus aletas.

Las mismas con las que se elaboran un tipo de sopa china muy preciada en el mercado.

Semejante salvajismo está haciendo que, por ejemplo, los peces martillo estén en peligro de extinción.

Se estima que en los últimos años su especie ha descendido en un 90%, algo terrible, sin duda. 

Veamos, pues, a los tiburones de otro modo, como seres inteligentes, bellos y merecedores de seguir habitando nuestros océanos, tal y como lo han hecho desde hace miles de años, en paz y elegancia.

La crisis de taquilla de Hollywood | VCN

 ... El número de entradas vendidas se redujo a unos 532 millones desde al primer fin de semana de mayo al primer lunes de septiembre, lo que ...


Memmento, la plataforma online para homenajear a los que se han ...

... Nos las arreglamos para lanzar la versión beta en noviembre y la versión actual este lunes”. En un principio los memoriales de Memmento ...

Publicado por : http://supercurioso.com/
Creative Commons