El americano que despertó hablando sueco

 El americano que despertó hablando sueco
El americano que despertó hablando sueco.

“Yo soy Johan, Johan Elk”. Esta es la primera frase que pronunció un hombre de 61 años de nacionalidad estadounidense, tras haber sufrido un desmayo y despertarse en un hospital de California. En realidad, su nombre no es Johan, sino Michael Boatwright, un ex marine al que las enfermeras eran incapaces de entender.

Porque no hablaba inglés, sino sueco…

Pero esto no fue lo más impactante. El verdadero desconcierto llegó cuando el señor Boatwright se miró ante un espejo y fue incapaz de conocer al señor canoso que tenía ante él.

¿Qué estaba ocurriendo? ¿A qué se deben estos curiosos casos de disociación repentina?

No te preocupes, los expertos nos indican que no tiene nada de sobrenatural. Nuestro cerebro es tan fascinante como aterrador, y en ocasiones nos pueden ocasionar experiencias como la de este hombre que olvidó su identidad, y su lengua.

El ex marine “sueco” y su curiosa amnesia

Llenó los titulares de muchos informativos y los espacios de todos esos programas dedicados a lo sobrenatural.

El caso del señor Boatwright era tan desconcertante que fue muy variada la prensa que quiso cubrir aquella noticia.

Pero empecemos desde el principio para comprender cómo fueron los hechos. 28 de febrero, un hombre de mediana edad despierta en un hospital de California hablando sueco. 

Se le había encontrado en un hotel de Palm Springs desvanecido, no reaccionaba a estímulos y junto a él, solo había una bolsa de deporte, dos móviles y una licencia de conducir.

El hombre tenía su residencia en Florida y no era sueco, sino americano. Era un ex marine que había combatido en Vietnam. Michael Thomas Boatwright, tenía familia, pero no se relacionaba con ella y hacía ya bastantes años que habían perdido toda relación Estaba solo. 

Pero ¿Por qué declaraba que su nombre era Johan Elk? ¿Y cómo podía hablar sueco de aquel modo tan perfecto?

Bien. No era algo fuera de lo normal. El señor Boatwright había vivido en Suecía en los 80 y viajaba allí de modo frecuente. Lo realmente inusual era que hubiera olvidado por completo su lengua materna…

Las fugas disociativas y las dobles personalidades

Hay casos muy parecidos que nos llaman igualmente la atención. En el 2010, una chica croata de 13 años despertó de un coma hablando alemán. Un perfecto alemán que había desplazado por completo su lengua nativa.

Alun Morgan era un hombre de 81 años que tras sufrir un ictus, despertó hablando galés, esa lengua que solo había utilizado en su infancia. 

Y aún hay más casos, como el de un chico español que tras tener un accidente con su bici, y sufrir unas graves lesiones en el lóbulo frontal, abrió los ojos alternando su lengua con la alemana.

Un idioma que solo llevaba un tiempo estudiando.


Entonces, si es algo tan común ¿a qué se debe?

En el caso del señor Boatwright, los médicos y psiquiatras nos indican que se debe a un episodio de amnesia global transitoria. Un tipo de trastorno disociativo que puede durar meses.

La persona no es capaz de reconocerse a sí misma, cambia su personalidad y olvida al completo la que hasta entonces, había sido su vida. Una tragedia, sin duda…

Todo está relacionado con esa área implicada en nuestro lenguaje: el hemisferio izquierdo, y en concreto el área de Wernicke y el área de Broca.

Si sufrimos un accidente, un ictus o un derrame cerebral, es muy probable que se altere de alguna forma nuestra habla.

Podemos tener dificultades para expresar, para comprender, para articular palabras… pero ¿Cómo es posible olvidar la lengua propia para sustituirla por una extranjera?

Es muy posible que existan daños en el área que se encarga de nuestra lengua materna, unos daños que a su vez, son suplidos por esas lenguas secundarias que aprendemos de modo voluntario. 

Es algo que se ha visto por ejemplo en pacientes con epilepsia, personas que en ocasiones, pueden llegar a presentar dislexia en un idioma y no en otro. Olvidar una lengua pero no otra. 

El cerebro, como ves, es un almacén fascinante ordenado en secciones donde unas pueden sustituir a otras en “casos de emergencia”.

Se ha visto también que niños pequeños que aprenden varios idiomas a la vez, disponen de una sola región cerebral donde integran perfectamente todas las lenguas.

Pero ojo, en cambio si somos adultos y nos inclinamos por estudiar otra lengua, desarrollaremos entonces una segunda región para ello.

Una segunda área. Ya no hay una sola región bien integrada, sino dos, de ahí que a los adultos nos cueste más estudiar otro idioma cuando ya somos mayores… sin embargo, en caso de accidente una región puede sustituir a la otra.

¡Fascinante!
Algunos médicos nos recuerdan que cada caso es único y que cada uno dispone de unas circunstancias exclusivas.

El caso de nuestro ex marine “sueco-americano” tiene varias particularidades que lo hacen único. No solo ha olvidado su propia lengua, sino que ha construido una nueva personalidad olvidando la suya propia.

En él, no solo está afectada el área del lenguaje, sino que su trastorno, por la razón que sea, alcanza también a su estado mental y su personalidad.

Una lástima, sin duda, porque es incapaz de recordar a su hijo o a sus dos ex mujeres.

Solo dispone de una cuenta corriente con 180 dólares y una vida de vacíos a los que los médicos intentan dar respuesta…

El poder de la Iglesia en la época feudal | VCN
la Iglesia en la época feudal
Aparecen las diferencias entre señorío territorial y jurisdiccional: que no tienen poder sobre los súbditos de las tierras y pueden volver a la ...

Los barcos del emperador Carlos V | VCN
barcos del emperador Carlos V
UU. le obligó a volver rápidamente a España, sin haberse podido terminar algunos trabajos, como la instalación de motores eléctricos para el ...

Joe Brandt ,sus misteriosos sueños en el año 1937 | VCN
Joe Brandt ,sus misteriosos sueños
No quise volver al hospital en Fresno, y yo quise permanecer allí en el Boulevard incluso si nadie me podía ver. Esos niños locos. ¿Por qué ...

Publicado por : http://supercurioso.com/
Creative Commons