El “murciélago-panda” de África


El curioso “murciélago-panda” de África.

Murciélagos. Seguro que al pronunciar esta palabra asoma a tu mente, de inmediato, la clásica imagen de ese murciélago pequeño, inquieto y de afilados colmillos, que sale de noche para alimentarse de la sangre de otros animales.

La verdad es que resulta increíble descubrir que en el mundo existen más de 1.100 especies identificadas, cada uno adaptado al medio en el que se desarrolla y con unas características particulares y únicas.

Hay murciélagos de la fruta, murciélagos de nariz de cerdo, murciélagos zorros voladores, maravillosas especies a las que, recientemente, se le ha sumado una más: el murciélago-panda.

Toda una preciosidad alada que merece la pena presentarte en nuestro espacio.

El extraño murciélago-panda de Sudán.

Se registró su existencia por primera vez en 1939, cuando un grupo de biólogos avanzaban por los espesos y maravillosos bosques del Ituri, en la actual República Democrática del Congo. 

Se trata de un escenario tan denso, que es frecuente encontrarse con especies aún desconocidas. Fue durante un breve instante, un momento en que, de pronto, se cruzó ante ellos un extraño ser alado que parecía una mezcla entre un pequeño mono y un murciélago. ¿Cómo podía ser?


Fue solo un breve intervalo de tiempo en el que les fue imposible tomar fotografías y aún menos cogerlo. 

Los nativos también sabían de su existencia pero, tal y como ellos mismos decían, se trataba de un animal muy esquivo que rara vez se dejaba ver. Nunca volvieron a encontrarse con él, quedando más como una leyenda de los bosques del Congo, que como una especie real.

Fue durante el 2013, cuando un grupo de investigadores de flora y fauna de la Universidad de Bucknell en Pensilvania y el Ministerio de Conservación de Vida Silvestre y Turismo de Sudán del Sur, organizaron una expedición para dar de nuevo con ese murciélago fantasma. El murciélago con pelaje de panda, tan esquivo como atractivo.

Y tuvieron éxito, desde luego. Los biólogos quedaron asombrados por la peculiaridad de este murciélago. Dispone de unas manchas y unas lineas únicas en su especie. De hecho, según ellos, más que parecerse a un panda, parece un tejón. Un tejón con alas. Un animal que exigía una clasificación diferente y muy particular porque sus características son muy poco vistas hasta ahora.

La bióloga, DeeAnn M. Reeder, nos dice que nada más verlo supo que se encontraban con uno de los murciélagos más particulares jamás vistos. Pero ¿por qué? Te preguntarás. ¿Por qué es tan curioso este animal? 

El murciélago-panda dispone de un cráneo diferente a cualquier otro, al igual que sus oídos, sus alas e incluso su tamaño. No encaja con nada de lo que se conocía hasta el momento. De ahí que los biólogos se hayan visto obligados a crear un nuevo género de murciélago para él: Numbaha.

¿Y qué significa exactamente “Numbaha”? En el idioma azande signifca “raro, extraño”. Un nombre realmente apropiado, sin duda. Aunque los medios y el mundo entero lo conoce ya como “el murciélago-panda”.

Esta criatura está en peligro, como tantos otros, debido al hábitat tan exclusivo donde se desarrolla.

Los biólogos nos recuerdan, una vez más, la necesidad de cuidar estos escenarios únicos en el mundo, como son los bosques del Congo, donde siguen apareciendo especies tan increíbles como esta.

Otras especies curiosas: El murciélago nariz de tubo.


No queríamos terminar este artículo sin presentarte otra variedad de murciélago descubierta en el 2009 en Papúa Nueva Guinea. 

Se trata del murciélago nariz de tubo. Es todo un hallazgo, como puedes ver. Dispone de un simpático aire a Shrek, que nos hace sonreír casi sin querer. 

Se alimenta de fruta y su peculiar nariz, desprovista de cualquier tipo de estructura, hace que en los días de lluvia no pare de estornudar.

Un ejemplo más de esas maravillas que esconde la naturaleza y que, día a día, nos trae criaturas que no conocíamos aún, demostrándonos lo poco que sabemos de nuestro propio mundo y lo bello (o particular) que puede llegar a ser.

Publicado por : http://supercurioso.com/
Creative Commons