La Marsellesa ,historia, música y letra

La Marsellesa es el himno de Francia oficial actual.
La Marsellesa es el himno de Francia oficial actual.

¿Como nació ?, ¿quien la compuso ?, ¿cuando se hizo, cómo se hizo famosa ?, lo que representa y lo que le ha pasado desde entonces hasta ahora.

La compuso Rouget de Lisle,en 1792,Que era capitán del ejército francés en un regimiento llamado “les enfants de la Patrie” (que significa “los hijos de la Patria”) .

En 1792, tras la declaración de guerra del Rey a Austria, un oficial francés en misión en Estrasburgo, Rouget de l'Isle, compone, en la noche del 25 al 26 de abril, en casa de Dietrich, alcalde de la ciudad, un "Canto de guerra para el ejército del Rin".

Se necesitaban más soldados en el ejército francés porque la mayoría de los antiguos militares eran monárquicos y querían el gobierno del rey.

Era necesario que los hombres del pueblo también se apuntaran al ejército como soldados para defender Francia.

Dicho canto es adoptado por los federados de Marsella que participan en la insurrección de las Tullerías, el 10 de agosto del mismo año.

Su éxito es tal, que se lo declara "canto nacional" el 14 de julio de 1795.

Prohibida durante el Imperio y la Restauración, la Marsellesa es rehabilitada por la revolución de 1830, y Berlioz elabora una orquestación, que dedica a Rouget de l'Isle.

La Tercera República (1879) la proclama himno nacional, y en 1887 el ministerio de Guerra, después de consultar con una comisión, adopta una "versión oficial" de la misma.




Durante la Tercera República, asimismo, los restos de Rouget de l'Isle son trasladados a los Inválidos.

En septiembre de 1944, una circular del ministerio de Educación Nacional recomienda que se cante la Marsellesa en las escuelas "para celebrar nuestra liberación y nuestros mártires".

Las constituciones de 1946 y de 1958 (artículo 2) ratifican su carácter de himno nacional.

Su autor, Claude-Joseph Rouget de l'Isle, nació en 1760 en Lons-le-Saunier, y fue capitán del Cuerpo de Ingenieros, pero su carrera militar es bastante breve. Revolucionario moderado, se salva del Terror gracias al éxito de su canto.

Autor de romanzas y de algunas óperas, vive oscuramente durante el Imperio y la Restauración, hasta su muerte en Choisy-le-Roi en 1836.

La música del "Himno de los Marselleses" se difunde en pocas semanas en Alsacia en forma manuscrita o impresa, y pronto es publicada por numerosos editores parisienses. El carácter anónimo de las primeras ediciones dio lugar a que se dudara de que Rouget de l'Isle, compositor más bien mediocre, fuera realmente su autor.

No existe una versión única de la Marsellesa: desde el principio, ésta fue puesta en música en diversas formas, con o sin canto.

Por eso, al ser declarada himno oficial en 1879 sin que se especificara la versión, podía producirse un gran desorden musical cuando se reunían diferentes formaciones.

La comisión de 1887, compuesta de músicos profesionales, determinó una versión oficial, después de revisar su línea melódica y su armonización.

El Presidente Valéry Giscard d'Estaing quiso volver a una ejecución más cercana a los orígenes de la obra y le impuso un tempo más lento.

Actualmente se ejecuta en las ceremonias oficiales una adaptación de la versión de 1887.

Paralelamente, la Marsellesa ha sido adaptada por músicos de variedades y de jazz.

La letra escrita por: Claude-Joseph Rouget de Lisle

Marchemos, hijos de la patria,
Que ha llegado el día de la gloria
El sangriento estandarte de la tiranía
Está ya levantado contra nosotros (bis)
¿No oís bramar por las campiñas
A esos feroces soldados?
Pues vienen a degollar
A nuestros hijos y a nuestras esposas
Texto en cursiva Estribillo:
¡A las armas, ciudadanos!
¡Formad vuestros batallones!
Marchemos, marchemos,
Que una sangre impura empape nuestros surcos.
¿Qué pretende esa horda de esclavos,
De traidores, de reyes conjurados?
¿Para quién son esas innobles trabas
y esas cadenas Tiempo ha preparadas? (bis)
¡Para nosotros, franceses ! Oh, qué ultraje ! (bis)
¡Qué arrebato nos debe excitar!
Es a nosotros a quienes pretenden sumir
De nuevo en la antigua esclavitud
Estribillo
!Y qué! Sufriremos que esas tropas extranjeras
Dicten la ley en nuestros hogares,
Y que esas falanges mercenarias
Venzan a nuestros valientes guerreros? (bis)
¡Gran Dios! Encadenadas nuestras manos,
Tendríamos que doblegar las frentes bajo el yugo!
Los dueños de nuestro destino
No serían más que unos viles déspotas.
Estribillo
¡Temblad! tiranos, y también vosotros, pérfidos,
Oprobio de todos los partidos!
¡Temblad! Vuestros parricidas proyectos
Van al fin a recibir su castigo. (bis)
Todos son soldados para combatiros.
Si perecen nuestros héroes.
Francia produce otros nuevos
Dispuestos a aniquilaros.
Estribillo
¡Franceses, como magnánimos guerreros
Sufrid o rechazad los golpes!
Perdonad estas pobres víctimas
Que contra su voluntad se arman contra nosotros.
Pero esos déspotas sanguinarios,
Pero esos cómplices de Bouillé,
Todos esos tigres que, sin piedad,
Desgarran el corazón de su madre ...
Estribillo
(Estrofa de los muchachos)
Nosotros entramos en el camino
Cuando ya no existan nuestros mayores ;
Allí encontraremos sus cenizas
Y la huella de sus virtudes. (bis)
No estaremos tan celosos de seguirles
Como de participar de su tumba ;
¡Tendremos el sublime orgullo
De vengarles o de seguirles!
Estribillo
¡Amor sagrado de la patria,
Conduce y sostén nuestros brazos vengadores!
¡Libertad, libertad querida,
Pelea con tus defensores (bis)
¡Que la victoria acuda bajo tus banderas
Al oír tus varoniles acentos!
¡Que tus enemigos moribundos
Vean tu triunfo y nuestra gloria!
Estribillo



El Himno Nacional Francés en su idioma original.

Allons enfants de la Patrie
Le jour de gloire est arrivé.
Contre nous de la tyrannie
L'étendard sanglant est levé (bis)
Entendez-vous dans nos campagnes
Mugir ces féroces soldats ?
Ils viennent jusque dans nos bras,
Égorger vos fils, vos compagnes.
Refrain:
Aux armes citoyens!
Formez vos bataillons!
Marchons, marchons,
qu'un sang impur abreuve nos sillons.
Que veut cette horde d'esclaves
De traîtres, de rois conjurés ?
Pour qui ces ignobles entraves
Ces fers dès longtemps préparés ? (bis)
Français, pour nous, ah! quel outrage
Quels transports il doit exciter ?
C'est nous qu'on ose méditer
De rendre à l'antique esclavage !
Refrain
Quoi ces cohortes étrangères !
Feraient la loi dans nos foyers !
Quoi ! ces phalanges mercenaires
Terrasseraient nos fils guerriers ! (bis)
Grand Dieu! par des mains enchaînées
Nos fronts sous le joug se ploieraient
De vils despotes deviendraient
Les maîtres des destinées.
Refrain
Tremblez, tyrans et vous perfides
L'opprobre de tous les partis
Tremblez! vos projets parricides
Vont enfin recevoir leurs prix ! (bis)
Tout est soldat pour vous combattre
S'ils tombent, nos jeunes héros
La France en produit de nouveaux,
Contre vous tout prêts à se battre
Refrain
Français, en guerriers magnanimes
Portez ou retenez vos coups !
Épargnez ces tristes victimes
A regret s'armant contre nous (bis)
Mais ces despotes sanguinaires,
Mais ces complices de Bouillé
Tous ces tigres qui, sans pitié
Déchirent le sein de leur mère !
Refrain
("Couplet des enfants")
Nous entrerons dans la carrière
Quand nos aînés n'y seront plus,
Nous y trouverons leur poussière
Et la trace de leurs vertus (bis)
Bien moins jaloux de leur survivre
Que de partager leur cercueil,
Nous aurons le sublime orgueil
De les venger ou de les suivre !
Refrain
Amour sacré de la Patrie
Conduis, soutiens nos bras vengeurs
Liberté, Liberté chérie
Combats avec tes défenseurs ! (bis)
Sous nos drapeaux, que la victoire
Accoure à tes mâles accents
Que tes ennemis expirants
Voient ton triomphe et notre gloire !
Refrain
 Su autor, Claude-Joseph Rouget

Otras canciones revolucionarias

Esta no era la única canción revolucionaria. Hay dos muy famosas: la Carmagnole y el Ça irá. La primera se dirige a los reyes que no querían dejar de tener derecho a vetar las leyes y se la cantan cuando los encierran.

El Ça ira es anterior. La música era una canción popular que cantaba todo el mundo, hasta la reina.

Cuando toman la Bastilla le cambian la letra. Es muy sangrienta. Amenaza a los aristócratas y los reyes con matarlos, decapitarlos, descuartizarlos y quemarlos.

La gente inventaba sus propias estrofas y todos las usaban para decir lo que querían.

El idioma francés

El francés se usa como el idioma oficial de 22 países y uno de los idiomas de varios más, incluyendo Bélgica, Canadá, Haití, Madagascar y Suiza.

El francés además, continúa siendo hablado como segundo idioma por muchas personas en países ubicados en las costas sur y este del Mediterráneo que fueron una vez territorios o colonias francesas (primordialmente en Argelia, Marruecos y Líbano).

Historia del idioma francés

El francés moderno pertenece al grupo de las llamadas lenguas "romance." Descendientes del latín, podría decirse que estas lenguas representan las sombras vivientes del antiguo imperio romano, reflejando las historias divergentes de regiones unificadas anteriormente bajo el gobierno romano.

El origen del francés moderno y de las demás lenguas romance, era una versión popular hablada del latín que se había extendido gracias a las legiones conquistadoras romanas - a saber, en el caso del francés, en la "Galia de los Alpes" por los ejércitos de Julio César durante el siglo precedente al nacimiento de Cristo.

La invasión de la Galia en los años 400 d.C. por tribus germánicas, incluyendo los llamados "francos" que huyeron de los ataques de nómadas del Asia central, dio como resultado la pérdida del control militar por Roma y guió al establecimiento de una nueva clase gobernante de francos cuya lengua materna, por supuesto, no era el latín.

La adaptación del habla del latín popular por la población nativa tendió a imponer, por ejemplo autoritativo, una pronunciación que retenía un marcado sabor germánico fundamentalmente en los sonidos de las vocales que aun pueden escucharse en el francés de hoy en día la "u" y "eu" del francés moderno, por ejemplo, permanece muy cercana a la "u" y "o" del alemán moderno sonidos desconocidos a cualquier otro idioma moderno descendiente del latín.

La gramática del latín popular hablado del cual desciende el francés era más sencilla de lo que fue el latín de la literatura clásica. La aparición con el tiempo, sin embargo, de un idioma "francés" que derivaba específicamente del latín hablado, llevó la simplificación más lejos.

Los cambios en la gramática paulatinamente hicieron más y más difícil para los hablantes del idioma actual entender el latín que todavía se usa en servicios religiosos cristianos y en documentos legales.

Como resultado, fue necesaria una codificación escrita del idioma hablado que se desarrollaba para su uso actual en derecho y política. Los primeros documentos escritos en un idioma claramente "francés" ("Francien," de "Frankish") fueron los llamados "Juramentos de Estrasburgo," pronunciados por dos nietos de Carlomagno en 842 d.C.

Este idioma "francés" fue de hecho uno de varios idiomas distintos que descendieron del latín y que se hablaba en varias partes de la Galia post romana. Otros principalmente incluidos son el llamado "provenzal" (o "lengua de oc") hablado en gran parte de la mitad meridional de lo que es hoy la Francia metropolitana.

Sin embargo, el llamado idioma "francés" ganó una situación especial como resultado de su asociación con el poder militar feudal dominante -- a saber, la corte de Carlomagno y sus sucesores -- cuyo alcance territorial y eficaz control de la vida de Francia creció con el tiempo.

El regreso de la corte francesa a París – después de su cambio a Aachen (Aix la Chapelle) bajo Carlomagno -- y el mayor éxito de sus ejércitos contra los ocupantes Anglonormandos de las principales zonas del norte y suroeste de Francia, llevó a una consolidación territorial que garantizaba la posición en el futuro del "francés" como el idioma oficial de una monarquía centralizada (más tarde nación-estado).

Así. fue establecido el francés por el Edicto de Villers-Cotterê en el año de 1539.

La gramática del idioma francés hablado y escrito hoy día, sigue en su esencia sin cambios desde fines del siglo XVII, cuando los esfuerzos oficiales para uniformar, estabilizar y aclarar el uso de la gramática francesa se institucionalizaron en la Academia Francesa.
El propósito de esta uniformidad era política: para facilitar la extensión de la influencia de la corte y para suavizar los procesos de derecho, administración y comercio a lo largo de e incluso más allá del territorio de Francia, como las empresas coloniales (tan lejos como India y Louisiana) que abrieron nuevos escenarios de crecimiento imperial.

Incluso hoy, tras la decadencia de la influencia del imperio de Francia, después de la Segunda Guerra Mundial, Francia permanece como el segundo idioma de una vasta población "francófona" que se extiende más allá de los territorios y dependencias de ultramar de Francia (Guyana francesa, Martinica, Guadeloupe, St. Pierre y Miquelon, Nueva Caledonia, Vanuatu, Tahití, Seychelles, Mauricio e Isla Reunión).

El francés que se habla en Canadá hoy en día, principalmente en la provincia de Quebec, difiere del francés moderno estándar como consecuencia del aislamiento político de Quebec de Francia después de la derrota de los ejércitos coloniales franceses por las fuerzas británicas en la Batalla de Montreal durante la llamada Guerra de Francia y la India (también llamada guerra de los Siete Años) (1756-1763).

Para escribir la lengua se usa el alfabeto romano con tres acentos. Sin embargo, desde un principio este alfabeto resultaba inadecuado en ciertos casos, pues la lengua había desarrollado sonidos inexistentes en latín.

Además, si bien la pronunciación ha cambiado considerablemente desde el período del francés antiguo, la ortografía ha evolucionado relativamente poco y, en muchos aspectos, se asemeja aun a la utilizada hace siete u ocho siglos. 

También esta situación se ha visto agraviada por la introducción de miles de préstamos tomados del latín y de otras lenguas que se incorporaron a la lengua con una mínima o ninguna adaptación ortográfica.

De ahí que la falta de correspondencia entre ortografía y pronunciación sea aún mayor en francés de lo que lo es en lengua inglesa