Australia ,morir por mordedura de serpiente es raro

 mordedura de serpiente es muy raro en Australia
Una mordedura de serpiente NO es lo más peligroso de Australia.

Australia destaca por ser uno de los países donde conviven más criaturas potencialmente venenosas: Picaduras de abejas, avispas o arañas, e incluso una mordedura de serpiente, pueden fastidiarte un gran viaje.

Tendemos a temer precisamente la mordedura de serpiente, un estereotipo que acaba de ser destrozado por un estudio llevado a cabo por la Universidad de Melbourne tras 13 años de recolección de datos, en el cual han analizado picaduras de abejas, arañas y otros insectos, incluyendo criaturas como las medusas. Y, sorprendentemente, las serpientes no son la mayor amenaza.

Aunque, eso sí, como bien indican los investigadores recibir una mordedura de serpiente no es lo más común, pero sí es lo que más probabilidad tiene de matarnos en esta gran isla de Oceanía.

La mordedura de serpiente, algo poco común en el país de los venenos.

Como bien comenta Ronelle Welton, investigador principal del estudio, Australia suele destacar a nivel internacional por poseer diversas criaturas venenosas (a parte de por los kanguros y los koalas claro). Pero, como sucede con muchas otras cosas, sin una buena base científica. Se sabe que hay muchos tipos de picaduras y mordeduras, pero no hay datos sobre por qué se producen y qué sucede después.

Según los datos obtenidos, durante 13 años, se registraron unas 42.000 hospitalizaciones por picaduras o mordeduras venenosas. De todas ellas, un 33% se debían a abejas o avispas, seguidas por un 30% de mordeduras de araña y un paradójico 15% de mordeduras de serpiente.

En total, 64 personas murieron por esta razón: 34 de ellos por una reacción alérgica a causa de una picadura de insecto (27 de las cuales se debían a abejas o avispas, y solo 1 de las cuales fue sufrida por un apicultor); asimismo, la mordedura de serpiente causó 27 muertes, causando casi el doble de muertes por cada hospitalización provocada en comparación a cualquier otra criatura venenosa.

Las picaduras de garrapata causaron 3 muertos, y las picaduras de hormigas 1 muerto. Las picaduras de araña no causaron muertes (hubo una muerte por mordedura de araña roja en 2016, la primera en 30 años, pero ya estaba fuera del período de estudio).

Por qué debemos prestar más atención a las abejas

Curiosamente, más del 50% de las muertes se produjo en el domicilio de cada fallecido, y un 64% de todas en zonas urbanas en lugar de zonas aisladas como suele creerse.

Por lo que respecta a las abejas y avispas, los investigadores opinan que acaban siendo mortales porque sentimos indiferencia hacia ellas; Mientras que tres cuartas partes de las mordeduras de serpiente llegaron al hospital, solo el 44% de los que murieron por una reacción alérgica tras una picadura de insecto lo hicieron. 

En otras palabras, no somos conscientes de que dichas picaduras pueden provocar una reacción alérgica mortal. Pero, si somos atacados por una serpiente, nos faltan piernas para buscar atención médica.

Esta es una de las mayores sorpresas de la investigación, y algunos investigadores tienen la hipótesis de que, a parte de haber normalizado la existencia de las abejas, también tenemos una falta de acceso a auto-inyectores de adrenalina que podrían evitar una reacción alérgica mortal. 

Morir por una mordedura de serpiente es muy raro en Australia

Para ponernos un poco más en perspectiva, debemos saber que hay 140 especies de serpientes en Australia, y la mordedura de serpiente apenas causa muertes al año (en total, en todo el mundo, se producen 100.000 muertes por esta causa al año).

En comparación, desde el año 2000, 74 personas murieron tras una caída de caballo, 26 personas murieron por un ataque de tiburón y 23 personas por mordedura de perro. Incluso los cocodrilos causaron 19 muertes durante los 13 años de estudio. Y si lo comparamos con las 4.820 muertes por ahogamiento y 974 muertes por quemaduras durante el mismo periodo, las muertes por mordedura de serpiente son todavía más irrisorias.

Eso sí, no es buena idea intentar matar a una serpiente: Los hombres de 30-35 años y los niños son los que tienen más papeletas para sufrir una mordedura de serpiente, y los investigadores opinan que esto se debería al comportamiento arriesgado llevado a cabo tanto por unos como por otros frente a este animal.

Las muertes por medusas han disminuido

Finalmente, tenemos el caso de las medusas: Tan solo se registraron 3 muertes por medusas en los 13 años de estudio.

Los investigadores opinan que la gestión del caso de las medusas ha sido muy eficaz, y que la intervención por parte de los sistemas de salud pública han funcionado estupendamente, al contrario que el caso de abejas o avispas.

La entrada aparece primero en Omicrono.Creative Commons