Anecdotario de la pizza

Anecdotario de la pizza
Anecdotario de la pizza.

La pizza tiene una larga y colorida historia.

Como otros productos culinarios, es difícil rastrear sus orígenes, en particular porque la simplicidad de su fórmula básica (una base de masa con ingredientes horneados encima) permiten que pueda haber sido descubierta o redescubierta varias veces en forma independiente a lo largo de la Historia.

Se ha dicho que los ejércitos de Darío el Grande, por ejemplo, la consumían. Pero la primera mención a la pizza como tal parece ser la de un manuscrito en la ciudad de Gaeta, en el sur de Italia, que data del año 997. 

La palabra pizza parece derivar del Latín "pinsere", que significa "presionar", pero otras teorías señalan conexiones de la misma con el Griego, con el Italiano Antiguo, e incluso con el Antiguo Alemán o el Arameo (algunos la relacionan así con el pan "pita").

La verdadera pizza es, por supuesto, la napolitana. La Unión Europea, en fecha reciente, decidió estipular una serie de condiciones para establecer que una pizza es "napolitana auténtica": no debe tener más de 35 centímetros de diámetro, la corteza no debe tener más de dos centímetros de grosor, debe incluir no cualquier tomate sino el de la variedad marzano, éste debe ser aplicado en forma espiral sobre la pizza.

Pero eso no impidió que los inmigrantes italianos en Estados Unidos, a finales del siglo XIX, además de llevar la Mafia, importaran la pizza al país del Tío Sam, y los estadounidenses, siempre ávidos de hacer negocio, crearon sus propias variedades, y de paso inventaron el negocio de las cadenas de comida rápida en forma de pizzerías.

Pero la pizza napolitana no ha perdido un ápice de su prestigio. En 1997, un grupo de separatistas militantes del norte de Italia intentaron, como una manera de reivindicarse, lanzar un boicot contra la pizza. La respuesta del sur fue despreciativa en grado sumo: "Déjenlos comer polenta".

En el norte de Italia es enormemente apreciada la polenta, una papilla de maíz que es considerada generalmente como pobre desde un punto de vista culinario. 

La paradoja es que Nápoles, la patria de la pizza, que es considerada la más famosa especialidad gastronómica italiana al lado de las pastas, es también una de las regiones más pobres de Italia, y en general el sur es más pobre que el industrializado (y empolentado) norte...


La impresora 3D de pizzas es una realidad gracias a la NASA

impresora 3D de pizzas

La Startup BeeHex, nacida a partir de un proyecto de la NASA, ha creado la primera impresora 3D que realmente merece la pena: una capaz de imprimir pizzas en menos de 5 minutos.

Los inventos de la NASA llevan años revolucionando nuestro día a día. Sin embargo, con esta impresora 3D capaz de hacer una pizza en menos de 5 minutos han puesto el listón tan alto que van a tener que esforzarse mucho para superarse.

El proyecto, que ha sido desarrollado por BeeHex, nació con la idea de reemplazar la comida liofilizada y preenvasada que comen los astronautas en situaciones de microgravedad con comida impresa en tres dimensiones.

Un proyecto al que la nasa apoyó con más de 125.000 dólares y que recientemente ha recibido otro millón de dólares en una ronda de financiación.

Como se puede ver en el vídeo, la impresora 3D de pizza se conecta, como cualquier otra, a un ordenador que se encarga de enviarle todos los datos que necesita. 

No sólo se puede elegir entre el grosor y la forma de la masa, si no también qué tipo de salsa o queso usar.

A partir de aquí la máquina empieza a dibujar sobre un papel de horno con la materia prima de sus cartuchos. Primero va la capa de la masa, después la de la salsa y por último la de queso.

Según explican desde la compañía, la razón por la que han elegido la pizza como el primer alimento a imprimir en tres dimensiones es la forma en la que se prepara. 

Al prepararse por capas la pizza es un alimento ideal para este tipo de máquinas.

Creative Commons