La caída de Berlín

Caída de Berlín
Berlineses esperando la caída de Berlín.

Por mucho que se discuta si el pueblo alemán sabía lo que estaba haciendo la alta cúpula nazi, o cuánta responsabilidad le cabe por haber aguantado las atrocidades del Tercer Reich, lo cierto es que el retrato de las últimas horas y días de la ciudad de Berlín antes de caer en manos de los soviéticos no puede ser más melancólico.

Aunque, humana tendencia ésta, salpimentada de un tanto de humor negro para hacer más soportable la horrible espera.

El saludo más habitual entre los desconocidos, sin ir más lejos, era "Bleib übrig" (traducido MUY libremente como "ojalá que pueda usted escapar")...

En realidad, el panorama para los berlineses era bastante sombrío, ya que aunque el Ejército Rojo se encontrara batallando a 50 kilómetros de distancia, el cañoneo podía ser escuchado a través de toda esa distancia. 

Lo que hacía un contraste penoso con la propaganda oficial, fiel hasta el final. Goebbels, el ministro de propaganda, insistía en que el Destino cambiaría, que el Führer sabía exactamente la hora del cambio...





La gente ya ni siquiera tenía demasiado miedo de imitar los pomposos y grandilocuentes discursos radiales, siempre en tono de broma, claro está.

En realidad, la defensa de Berlín era un imposible. Hellmuth Reymann, uno de los comandantes encargados de la defensa de la ciudad, estimaba que necesitaría unos 200.000 efectivos para la tarea.

No sólo tenía apenas 60.000, sino que además ellos eran ancianos de la Guardia Civil sin entrenamiento militar. 

De ellos, la tercera parte no tenía armas, y el resto tenía apenas cinco cargadores para las suyas propias. 

Las carreteras y caminos principales estaban todos abiertos, con poquísimos obstáculos y vallas de defensa.

Había rollos de alambres de púas, obstáculos antitanques de acero, y tranvías llenos de piedras.

Eso era todo.

El chiste siniestro del momento era el siguiente:

"¿Cuánto tiempo tardarán los soviéticos en echar abajo las defensas y abrir una brecha para entrar en la ciudad?". 

La respuesta era dos horas y un cuarto: dos horas para destornillarse de la risa, y 15 minutos para desbaratar los obstáculos...

Hvítserkur...Un solitario dinosaurio bebiendo agua | VCN

 ... Hvítserkur...Un solitario dinosaurio bebiendo agua. Su aspecto recuerda poderosamente a un triceratops o a un rinoceronte bebiendo agua.


Las causas de la torpeza | VCN

 ... El rinoceronte de Alberto Durero | VCN ... Cuenta allí este autor que el monstruo de la India pudo haber influido incluso en que se colocaran en ...


Aparición de los mamíferos gigantes | VCN

... Estos grupos incluían a los Perissodactyla, ungulados que incluyen a los antepasados del actual rinoceronte o el caballo; a los Proboscidea...

Con permiso para reproducir, siempre y cuando se enlace adecuadamente con un link a http://vidacotidianitica.blogspot.com
Publicado por / Fuente : https://sigloscuriosos.blogspot.com
Creative Commons