El fenómeno del Tiempo perdido

El fenómeno del Tiempo perdido
El curioso y extraño fenómeno del “Tiempo perdido”

Posiblemente, el fenómeno del “Tiempo perdido” sea uno de los más inquietantes y extraños dentro del mundo paranormal.

Hace poco te hablábamos, por ejemplo, del bosque embrujado de Hoia-Baciu, en Transilvania, y cómo muchas personas que entraban en tan singular escenario, tenían la sensación de que solo habían pasado unos minutos desde que habían cruzado el bosque, cuando en realidad, habían pasado horas e incluso días, en algunos casos.

A este fenómeno, experiencia o simple sensación se le llama “tiempo perdido”. Y las explicaciones que nos dan sobre estas situaciones son realmente interesantes.

Aunque también aterradoras.

¿Quieres conocerlas?

¿A dónde ha ido mi “tiempo perdido”?

Puede que a simple vista, te suene un poco al famoso título del libro de Marcel Proust.

Pero no, en este caso nuestra intención no es adentrarnos “en busca de ese tiempo perdido”, pero las emociones y los sentimientos experimentados en este abismo de incertidumbre hacia quien sufre en primera persona esta situación deben ser sencillamente horribles.

Imagina, por ejemplo, que viajas en tu coche por una solitaria carretera con la intención de visitar a tus padres.





Te detienes un momento y les llamas para avisarles de que en poco más de una hora llegarás.

Al cabo de unos minutos, escuchas el sonido de tu móvil.

Son tus padres, alarmados y asustados por tu tardanza y por el hecho de no haber podido contactar contigo en mucho tiempo.

En un día entero.

Paras el coche aterrado y te miras al espejo.

Pero, ¿cómo he podido perder un día? ¡Estoy en el mismo sitio, sigo en mi automóvil y solo han pasado unos minutos!…

La sensación de pánico y angustia por parte de estas personas es muy elevada. Ahora bien ¿qué hay detrás de estos fenómenos? 

Desde un punto de vista médico hablaríamos, por ejemplo, de trastornos psicopatológicos, de demencias o claras alteraciones neurofisiológicas. 

Queda claro que nadie puede perder un día de su vida así como así, puesto que este tipo de amnesias selectivas o bien responden a algún tipo de enfermedad o al probable consumo de determinadas sustancias capaces de causar estos efectos.

Pero ¿qué ocurre cuando ningún análisis médico o psiquiátrico nos da indicios de enfermedad, lesión o alteración mental?

Ése, inevitablemente, es el momento en que el tema deriva en los senderos de lo paranormal.

Posibles explicaciones al “Tiempo perdido”

Los estudios realizados -dentro de la linea paranormal- de los fenómenos de “tiempos perdidos” o “missing time”, nos explican que habitualmente vienen acompañados por unos síntomas físicos. 

Antes de que la persona pierda ese lapso temporal en concreto, suele sufrir taquicardia e inquietud, una aceleración cardíaca muy elevada que casi siempre precede a esa desconexión mental de la realidad y del presente en el que se encuentra.

Como ejemplo, vale la pena detenernos en el ilustrativo caso de Betty y Barney Hill, un matrimonio de New Hampshire, en Estados Unidos. 

Estábamos en 1960, y la pareja conducía de noche por una carretera poco transitada.

En un momento dado, fueron testigos de cómo una extraña luz se acercaba lentamente a su coche.

¿Y qué ocurrió después? Ya lo puedes imaginar. 

El matrimonio Hill, tras perder de vista a ese artefacto, se dieron cuenta, alarmados, de dos cosas: que estaban a varios kilómetros de la carretera por la cual conducían y que, sin saber cómo, habían “perdido” tres horas. 

Como ves, se trata del clásico fenómeno de una abducción, de hecho, fue esto lo que se les reveló en una sesión de hipnosis.

Pero ambos continuaron viviendo sus vidas con normalidad sin sufrir ningún efecto físico ni psicológico de aquello; a diferencia de otras muchas personas que tras experimentar situaciones parecidas declaran no haberlo superado nunca.

Así pues, una de las explicaciones al “tiempo perdido” es supuestamente el haber sido abducidos por entidades extraterrestres con fines de experimentación. Inquietante y terrorífico, sin duda. 

Pero ésta, no es la única forma en que uno puede sufrir la experiencia del “tiempo perdido”. 

Se dice que también es habitual en determinados escenarios cargados de extraña energía, como la presente en el bosque de Hoia-Baciu, o incluso cuando somos testigos de alguna aparición fantasmal.

No queda claro. 

Lo que sí nos reiteran los expertos en estas materias de lo paranormal es que la amnesia no es completa.

A lo largo del tiempo podremos evocar sensaciones y súbitas imágenes.

Algo realmente desconcertante que, de momento, no tiene fácil explicación, pero sí interesantes teorías a estudiar.

¿Con cuál te quedas?

¿Has vivido en alguna ocasión el fenómeno del “tiempo perdido”? 

Con permiso para reproducir, siempre y cuando se enlace adecuadamente con un link a http://vidacotidianitica.blogspot.com
Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
Creative Commons