El Humus del suelo

El Humus del suelo
El “Humus” lo podemos definir como la materia orgánica del suelo.

El vocablo “Humus” deriva del latín y significa suelo o tierra.

Pero, ¿conoces como se produce y qué efectos tiene para las plantas y para nosotros mismos? 

¿Humus?

El Humus es habitualmente aceptado como forma de indicador de la zona más oscura y fértil del suelo. 

En diversos textos y diccionarios se pueden encontrar también otras definiciones de la palabra, entre las que destacan fracciones o zonas del suelo aptas para generar agregados estables.

Un suelo es considerado ideal si tiene un valor aproximado al 5 % de materia orgánica.

La materia orgánica del suelo está conformada por residuos de tipo animal y vegetal en distintos grados de descomposición y tiene Carbono (58 %), Hidrógeno (5 %), Oxígeno (5 %) y Nitrógeno (5 %) entre otras cosas. 

El Humus del suelo

La materia orgánica en combinación con las arcillas, controla la mayoría de las reacciones físico químicas producidas en el suelo.

En los cultivos agrícolas realizados en siembra directa, el aporte de los residuos de la cosecha (rastrojos) favorece a mantener los niveles de materia orgánica en el suelo.

Efectos sobre las plantas y suelos

La materia orgánica o Humus posee varios efectos positivos sobre la plantas y fundamentalmente sobre su nutrición: les provee y les reserva importante números de nutrientes (N, C, P y S), y participa favorablemente sobre su crecimiento.

También tiene efectos relacionados con las propiedades físicas del suelo: eleva la infiltración de agua de lluvia, condiciona la estructura, aireación y drenaje mediante la elaboración de agregados estables, acrecienta la capacidad de retener nutrientes y agua del suelo, minimiza posibles pérdidas por la erosión.

Además el Humus tiene efectos sobre toda la actividad de los microorganismos del suelo en virtud que se trata de la fuente de nutrientes y energía para la mayor parte de los microorganismos que habitan en el suelo.

Los organismos del suelo

Numerosos grupos de organismos son los que viven, a pesar de no verlos, en el suelo.

Sus dimensiones pueden ir desde microscópico como los hongos y bacterias, hasta algunos grupos reconocibles a simple vista como larvas de insectos y lombrices.

Varios de estos grupos tienen un rol fundamental para el suelo como es la descomposición de sustancias orgánicas y confección de Humus, a pasar que otros pueden producir enfermedades para animales y plantas. 

La mayoría de los microorganismos se desarrollan en los 30 centímetros primeros del suelo, donde ubican la materia orgánica necesaria para su alimentación.

Las lombrices pueden llegar a medir entre dos y quince centímetros, según la especie de que se trate.

Actúan por acción mecánica en el suelo.

Al trasladarse van fragmentando los residuos secos a los que combinan con materiales minerales. También, favorecen la estructura y aireación del suelo.

Con permiso para reproducir, siempre y cuando se enlace adecuadamente con un link a http://vidacotidianitica.blogspot.com
Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
Creative Commons