Katrin Reedik, colecciona muñecas embrujadas

E
Katrin Reedik, colecciona muñecas embrujadas
Katrin Reedik, la mujer que colecciona muñecas embrujadas.

Como suele decirse, sobre gustos no hay nada escrito.

Hay quien colecciona viejos discos de vinilo, figuras articuladas de súperheroes, sellos, peluches o minerales. Así que ¿por qué no coleccionar muñecas embrujadas?

No hace falta ser el matrimonio Warren para tener este interés por supuestos objetos malditos. 

Katrin Reedick, es una chica escocesa que afirma que no hay nada más interesante que tener en casa estas singulares muñecas. 

Piezas únicas que va adquiriendo poco a poco por parte de esas personas, que afirman tener graves problemas con ellas al experimentar fenómenos extraños.

Seguro que te interesa conocer con más profundidad a esta mujer y su extraña afición. ¿Preparado/a?

Las 13 muñecas embrujadas de Katrin Reedick

La afición de Katrin por los fenómenos paranormales es relativamente tardía.

Fue en el 2008 cuando, viviendo en Estonia, experimentó en piel propia la singularidad de ver una presencia en la casa donde ella vivía.






Para cualquier persona este hecho hubiera sido bastante para no desear saber nunca nada más sobre el tema, para sentir un escalofrío cada vez que se escucha la palabra “espíritu”, “fantasma” u “objeto embrujado”.

En el caso de nuestra protagonista escocesa, fue todo lo contrario.

De vuelta en Glasgow empezó a ahondar en el tema de los objetos malditos, y en especial en las muñecas de porcelana que habían sido poseídas por algún espíritu.

Como ella misma nos explica no es que las muñecas dispongan de una personalidad maligna propia, en absoluto. 

Las muñecas son simples “receptáculos”. Medios donde las entidades del más allá pueden introducirse para evidenciar su presencia.

Un movimiento, un gesto, el parpadeo de un ojo… es algo al parecer muy habitual, un tema del que Katrin Reedick se alza a día de hoy, como una de las mayores expertas en muñecas embrujadas de Reino Unido. Y dispone de 13. Trece peculiares muñecas a las que cuida con sumo cuidado. 

Te sorprenderá saber que tiene dos niños pequeños y que no tiene miedo alguno de que “pueda pasar algo”. Obviamente todos tenemos en mente a la malévola muñeca Anabelle, pero al parecer, tal y como nos dice la propia Katrin, suelen ser inofensivas, ya que lo único que hacen, es cambiar de posición de vez en cuando. 

De ahí, que cuando ella no está en casa, suela contratar incluso a una niñera para “vigilarlas”. ¿Sorprendido? Nosotros también.
Pero ¿cómo saber que una muñeca está “embrujada”?

Seguro que llegado este momento te preguntes cómo esta mujer se asegura de adquirir una auténtica muñeca embrujada.

Bien, Katrin Reedic suele pagar entre 12 y 600 euros por estos objetos tan especiales, y antes de adquirirla, se asegura de que disponga de una historia de incidentes en la familia en la que convivía. 

La primera muñeca que adquirió le llegó desde Estados Unidos, y nada más verla supo que no se trataba en absoluto de un objeto normal. Se llamaba Mystical y había acertado de pleno. 

La muñeca disponía de unos ojos fuera de lo común, y, esa misma noche, ya empezó a experimentar pequeñas muestras de que en su interior “transportaba un espíritu”.

Lo que suele hacer Katrin es dejarlas en una habitación junto a una grabadora para poder registrar “posibles voces”, comprobando así si están poseídas o no.

Y en efecto, muchas de ellas dejan palabras, frases, mensajes de esa entidad que albergan en el interior de estos pequeños cuerpos de porcelana, puntillas y vestidos de época. 

Según nos explica nuestra protagonista, las muñecas son puertas al más allá, ahí donde se queda parte de la esencia de esas personas que antes estuvieron en el mundo de los vivos.

Cada una de sus muñecas tiene un nombre y cuenta una historia. Michael, por ejemplo, es solo un niño, una criatura que demanda que lo atiendan y jueguen con él.

Ashley es una mujer que falleció en un accidente de tráfico, Pearl, por su parte, es una joven que se quitó la vida con 20 años. 

Y la más interesante es probablemente Treena, otra mujer que falleció a los 30 años quemada en una hoguera tras ser acusada por brujería. Increíble, sin duda.

La verdad es que desconocemos qué hay de real y qué de incomprensible fascinación en la práctica de esta mujer. 

El mundo está lleno de personas singulares con aficiones paradójicas que podemos comprender o no. 

Pero lo que no podemos negar es que es una auténtica excentricidad digna de aparecer en nuestro espacio para ávidos curiosos como tú. 

Así que ahora dinos… ¿coleccionarías muñecas que han ocasionado fenómenos paranormales en otras casas?

Los detalles siniestros de “The Hands Resist Him” | VCN

 ... “The Hands Resist Him”, la pintura embrujada de eBay. Si eres una persona ... Vemos una muñeca de tamaño humano con una mirada vacía.

Todo esta vivo ... | VCN

 ... Un ejemplo de estos anidados, la auto-organización que es semejante a la muñeca rusa Matryoshka. Mediante la instalación de la gyromodel ...

Con permiso para reproducir, siempre y cuando se enlace adecuadamente con un link a http://vidacotidianitica.blogspot.com
Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
Creative Commons