La exagerada vida de Alejandro Dumas

La exagerada vida de Alejandro Dumas
La exagerada vida de Alejandro Dumas.

En VCN te contamos una vez los trágicos finales de algunos literatos que murieron en las garras de la tuberculosis, en esta ocasión te queremos hablar de un escritor prolífico que, lejos de terminar abatido por una enfermedad, fue un aventurero y que cuenta con unas curiosidades alrededor de su vida que seguro que despertarán tu interés:

Alejandro Dumas.

La ajetreada existencia de Dumas.

Usualmente los escritores de novelas de aventuras o de viajes no se parecen a sus personajes, al contrario, suelen ser personas sedentarias, respetuosas de las leyes y con biografías más bien tranquilas y con pocos altibajos.

No es el caso de Alexandre Dumas (1802-1870), mejor conocido en español como Alejandro Dumas, y autor entre otras grandes obras de Los tres mosqueteros y El Conde de Montecristo.

Origen y prejuicio

“…CON UD., NOSOTROS FUIMOS D’ARTAGNAN, MONTECRISTO O BÁLSAMO; RECORRIMOS LAS CALLES DE FRANCIA, PARTICIPAMOS EN BATALLAS, VISITAMOS PALACIOS Y CASTILLOS; CON UD., NOSOTROS SOÑAMOS…”.

La exagerada vida de Alejandro Dumas

Con estas palabras el entonces presidente de Francia Jacques Chirac acompañó en 2002 el traslado de los restos de Alejandro Dumas al Panteón de París, reivindicando en parte de esta manera a un autor que a pesar de ser el más traducido de Francia, a más de cien idiomas, había sido discriminado por sus orígenes y por la ascendencia caribeña de su padre.

Retrato del General Thomas-Alexandre Dumas, padre de Alexandre Dumas y apodado “El Conde Negro”

En efecto, Alejandro era hijo del “Conde Negro”, el general Thomas-Alexandre Dumas, héroe de la revolución Francesa –su nombre se encuentra en el Arco de Triunfo- nacido en Haití, y a su vez hijo de un aristócrata parisino, Alexandre Antoine Davy de la Pailleterie y de una esclava negra, Marie-Céssete Dumas.

Para regresar a Francia, donde había sido dado por muerto y estaba a punto de perder su fortuna, el abuelo de Alejandro debió esclavizar temporalmente a su hijo, comenzando así, antes de su nacimiento, las extraordinarias aventuras del creador del Conde de Montecristo.
La máquina Dumas

Aunque comenzó a publicar desde muy joven, esto no explica el extraordinario número de novelas, obras de teatro y crónicas de viajes publicadas a lo largo de su vida y que se estiman en unas trescientas, sin contar los numerosos artículos para periódicos y revistas. 

Pero sí hay explicación: Dumas recurrió a “negros” literarios o escritores “fantasmas”, denominados así porque nunca aparecen sus nombres sino el del autor que los contrata. Aunque todavía se debate hasta dónde llega su autoría en algunas novelas, hay consenso en que fueron su talento y dirección los que las hicieron trascender.

Alejandro Dumas personaje de Alexandre Dumas

Fue un escritor de armas tomar y sus numerosos diarios de viajes así lo atestiguan: recorrió Bélgica, Suiza, Italia, Alemania, España, Argelia, Túnez, Rusia y Palestina, entre otros países. 

Fue inmensamente rico, pero derrochó su fortuna en fiestas, cenas y objetos de lujo, hasta el punto de tener que salir de Francia en una ocasión huyendo de sus acreedores.

Se vio involucrado en la Revolución de 1848, pero logró evitar las complicaciones legales. En un viaje a Italia, en 1859, conoció a Giusseppe Garibaldi, a quien ayudó comprando armas en Marsella y trasladándolas a Sicilia en su propio barco.

Como resultado de esta amistad y del triunfo del italiano, fue su nombramiento como director de Excavaciones y Museos de Nápoles, cargo que desempeñó durante varios años, hasta que retornó a Francia.

Ni siquiera su muerte, el 5 de diciembre de 1870, pudo evitar cierto toque novelesco. Sufrió un ataque al corazón el mismo día en que las tropas prusianas entraban en su pueblo.

Con permiso para reproducir, siempre y cuando se enlace adecuadamente con un link a http://vidacotidianitica.blogspot.com
Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
Creative Commons