Atlas, la dama que reposa bajo el agua

Atlas, la dama que reposa bajo el agua
Bucear en el pasado nunca ha tenido tanto sentido, y todo es gracias a los museos submarinos que nos muestran secretos de antaño y otras formas de conservar el arte.

Los museos submarinos se componen de la historia que aparentemente tuvo un final en el fondo marino, y que gracias a estos museos vuelve a cobrar vida.
Atlas, la dama de piedra sumergida en las Bahamas.

Tal vez conozcas el trabajo de Jason deCaires Taylor.

Podríamos llamarlo el Miguel Ángel de los océanos.

Se trata de un artista único en el mundo capaz de aportar a nuestros océanos de increíbles esculturas acuáticas.

Uno de los más curiosos desarrollos del arte del siglo XXI, probablemente sean las esculturas submarinas de Jason deCaires Taylor. 

Las ideas de este escultor inglés son descendientes de escultores tales como Christo, Richard Long y Claes Oldenburg, que influyeron en su percepción del arte. 

Todos ellos se especializan, en efecto, en esculturas o representaciones que jueguen con el espacio abierto, la naturaleza y el medio ambiente como parte integral de la obra. 

De esta manera, Jason deCaires Taylor decidió realizar sus esculturas submarinas, como una proyección de dicha obra. Como el propio artista expresó a la revista National Geographic : "¿Por qué las he creado? Para mostrar cómo puede lucir una relación simbiótica y sustentable con la naturaleza".

Este escultor inglés que erige su arte bajo el agua para que con el tiempo, se convierten en bellos arrecifes de coral artificial.

Taylor, es además conservacionista, fotógrafo submarino y amante del buceo, de ahí que haya dejado su legado escultórico en varios escenarios del mundo que, a día de hoy, cualquier amante de las inmersiones puede contemplar para descubrir cómo sus titanes de piedra albergan además bellísimos corales y una rica vida marina a descubrir.

Si te interesa su trabajo no puedes perderte por ejemplo museo de escultura bajo el agua del mundo,el llamado “MUSA”, de las costas de Cancún. 

En él puedes ver increíbles obras como el “Hombre en llamas”, “el coleccionista de los Sueños” y la “Evolución silenciosa”, o el “Jardinero de la Esperanza”. 

Hoy te invitamos a conocer a una de sus damas más bellas. A Atlas, la mujer de piedra de las Bahamas.

Atlas, la dama que reposa bajo el agua

Atlas, la dama que reposa bajo el agua

Según el propio Jason deCaires Taylor, es el trabajo más complicado al que se ha enfrentado. Las dimensiones de su dama de piedra eran poco usuales, pero cuando un artista tiene un sueño en su cabeza, no hay límites que no logre cruzar. Y el suyo, tenía unas dimensiones nada más y nada menos que de 6 metros.

La idea era dejar a Atlas en la distancia perfecta para que con el tiempo, surjan ahí los arrecifes de coral y el mundo marino alce sus sutiles manos, envolviendo a su dama y sus alrededores. Poco a poco se irá creando un escenario único para todo amante del buceo.

Las esculturas de Jason deCaires Taylor son creadas en cemento marino con pH neutro, para que no resulte dañino para el coral. El trabajo tiene mucho de operación logística: parte con el bosquejo de la obra y de la mejor manera de construir, y luego viene el proceso de transporte e instalación de la obra en su locación submarina final. 

El propio escultor practica buceo, lo que por supuesto fue el primer puntapié para su idea, y ahora le permite fotografiar su propia obra final: "Cuando está en su lugar, unos seis meses más tarde, la fotografío: es la parte divertida. Pero también representa un reto. El agua salada altera las formas y el clima y la luz son inconstantes".

Y el resultado. como ves es una simple maravilla si además, tenemos en cuenta que nos encontramos en las costas de las siempre sugerentes Bahamas, donde a día de hoy se esconde bajo el agua esta bella inquilina que transmite, casi sin darse cuenta, una enorme calma. Una serena tranquilidad en sus bellas formas femeninas y en su expresión de diosa bienaventurada.

Hemos de decir también que esta deslumbrante escultura forma parte del Sir Nicholas Nuttall Coral Reef Sculpture Garden, un parque sumergido en la costa de New Providence.

Como ves las maravillas artísticas no se alzan únicamente sobre suelo firme o sobre altas ensenadas desafiando a los dioses del Olimpo. 

Nuestro artista de lo acuático está creando todo un tesoro artístico bajo las aguas digno de conocer. 

Atlas, la dama que reposa bajo el agua

Eso sí, solo si dispones de conocimientos de buceo.

La estatua de esta dama de las Bahamas bautizada con el nombre de Atlas fue esculpida fuera del agua para después, sumergirla poco a poco bajo el agua. 

Fue un trabajo titánico y poco usual, porque según nos explica el propio Jason deCaires, la mayoría de las veces realiza sus trabajos enfundado en su traje de neopreono y bajo el agua.

Siempre y cuando, las figuras no sean de dimensiones desmesuradas, como el caso de Atlas.

Como el cemento de las esculturas no es agresivo para el coral, y las esculturas son hundidas en aguas tropicales, resulta obvio que éste termina por tomarse por asalto a las mismas.

Parte importante del simbolismo de la obra radica aquí: en la simbiosis entre el coral y el cemento, entre la naturaleza y lo humano. 

A la larga, todas las esculturas terminarán irreconocibles debajo de una capa de coral. Parte de la gracia es ésa.

Salvo que uno considere, con una visión más clásica, que el arte debería aspirar a ser eterno o imperecedero. Como suele suceder, es una cuestión de opiniones.

Este trabajo artístico ha sido financiado por una fundación de las Bahamas dedicada al medio ambiente. La idea, es que esta dama nos conciencie de la la vulnerabilidad de nuestros arrecifes marinos.

Atlas, la dama que reposa bajo el agua

También existen los museos artificiales como el reconocido Museo Escultórico Subacuático situado en Cancún, que está declarado el más grande del mundo y es exclusivo para submarinistas.

Museo Escultórico Subacuático

Ahí donde el arte, la belleza marina, la educación y la necesidad de cuidar de nuestro entorno, quede impresa en la mirada tibia de Atlas, y todo aquel que se aventure a conocerla en persona.

El primer museo submarino que se inauguró está situado en Egipto, en el cual se puede visitar la antigua ciudad sumergida de Cleopatra.

Cleopatra

Si alguien quiere bucear para ir a tomar fotografías submarinas de las esculturas antes de ser devoradas por el coral, el lugar en cuestión es el Cancun's Underwater Museum. Lugar que puede ser visitado sólo por buzos, claro está.

La obra de Jason de Caires Taylor, tiene como objetivo convertir sus 400 estatuas, colocadas en un área de 150 m2 , en hábitat del coral para conservar los arrecifes naturales y por lo tanto, fusionar el arte con la vida subacuática. 

Está previsto que para culminar su museo serán necesarios 500 años.

Con permiso para reproducir, siempre y cuando se enlace adecuadamente con un link a http://vidacotidianitica.blogspot.com

Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
Creative Commons