Marabuntas, temibles cazadoras

Marabuntas, temibles cazadoras
La hormiga legionaria o “marabunta”, temibles cazadoras.

Marabunta. La simple palabra ya nos asusta.

Nos hace rememorar aquella clásica película en la cual, veíamos avanzar una masa rojiza de insectos tan extensa como la lengua del mar apunto de cubrir un inmenso terreno.

Devorando todo aquello que salía a su paso: casas, animales e incluso personas.

Pero ¿qué hay de realidad en esto? ¿Son tan temibles las hormigas legionario como el cine nos ha hecho creer?

Una enemiga muy poderosa, la hormiga legionario

El cine siempre sobredimensiona las cosas.

Pero no por ello, estas singulares hormigas causan menos expectación.

Al contrario. La llamada “marabunta” es en realidad un tipo de hormiga legionario en cuya categoría entran muchas, muchísimas familias y subfamilias. 

De hecho pueden haber hasta 200 tipos diferentes de hormigas guerreras o legionario.

Y su comportamiento es tan temible como eficaz.




De ahí su denominación, porque si las conocemos un poco más, nos recordarán a fieros marines instruidos con un firme propósito: matar.

Y su técnica es, sencillamente, infalible.

No disponen de un hormiguero fijo en el cual, llevar a cabo una vida dentro de la clásica jerarquía que todos conocemos.

Las hormigas legionario se mueven sin cesar. Son nómadas.

Forman enormes ejércitos con más de un millón de miembros que avanzan incansables cruzando enormes terrenos para matar y alimentarse.

Se calcula que al día pueden quitar la vida de cerca de 100.000 animales, generalmente pequeños artrópodos.

Y resulta curioso de hecho observar cómo al paso del avance de la marabunta, les suelen acompañar numerosas aves.

¿La razón? Son muchos los pequeños animales que escapan al presentir la cercanía de las hormigas legionario, huidas que les sirven a estas aves para cazarlos en medio de esa escapada llena de temor.

Marabuntas, temibles cazadoras

Y no es para menos…

Seguro que te has fijado ya en sus enormes y afiladas mandíbulas. Dan auténtico miedo, disponen de tanta fuerza que pueden levantar a otros animales que duplican o triplican su peso.

Los cortan por la mitad y más tarde, llevan los restos a su nido particular.

Dicho nido lo organizan cada día por la noche. Se trata de un fenómeno digno de observación que sorprende a cualquiera: las hormigas se entrelazan entre si hasta formar un cúmulo oscuro y denso denominado “vivaque”. Y en el centro de todas ellas, está la reina.

¿Son peligrosas para el hombre?

Todos nos lo preguntamos. ¿Son las hormigas legionario realmente peligrosas para el hombre?

Según dicen su picadura causa verdadero dolor y alguna herida, son voraces y tampoco podemos pasar por alto su poderoso aguijón, capaz de inocular ácido fórmico. 

Pero la verdad es que ninguna de estas dos cosas nos puede quitar la vida. Ahora bien, su verdadero peligro no son ninguna de estas dos cosas, su auténtico riesgo está en el gigantesco número de individuos que suelen formar.

Es como ver una sábana rojiza avanzar por el suelo lleno de pequeños animales voraces y muy violentos…

Con permiso para reproducir, siempre y cuando se enlace adecuadamente con un link a http://vidacotidianitica.blogspot.com
Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
 Creative Commons