Moloch horridus, un lagarto espinoso

Moloch horridus, un lagarto espinoso
Moloch horridus: el lagarto más “feo”

VCN te invita a conocer uno de los animales más extraños del reino animal, el Moloch horridus.
Diablo espinoso

Se le conoce también con este nombre muy sugestivo, pues este reptil tiene todo su cuerpo cubierto de espinas.

Perteneciente a la familia Agamidae, tiene su hábitat en los desiertos australianos. Es el único representante de su género.

Crece aproximadamente 20 cm y puede vivir hasta 20 años. Le encantan las hormigas y las atrapa con su lengua, tal como lo hacen los osos hormigueros.

Características muy especiales

Tiene la increíble capacidad de absorber el agua a través de su piel. 

Te preguntarás cómo es posible que un animal real posea tal facultad: no es ciencia ficción, los diablos espinosos tienen un sistema higroscópico, que es la capacidad de absorber humedad del medio circundante; este sistema está conformado por surcos en su piel que se conectan con las esquinas de su boca, lo que hace que capten el agua a través de estos surcos mediante una acción capilar.

Moloch horridus, un lagarto espinoso

Usan un mecanismo oral de tragado que moviliza el líquido a lo largo de estos surcos hasta que llegan a su boca. 

De este modo, pueden beber el rocío que les cae en las mañanas, así como hasta un gramo de agua de lluvia, cuando llueve.

Otra de sus características es la termo regulación corporal a través de cambios de color en su piel.

Sí, así como los camaleones, con la diferencia de que el Moloch horridus lo hace cuando siente calor o frío y así autorregula su temperatura. 

Por ejemplo, son helio térmicos, que significa que se apoyan en la energía solar para elevar su calor interno por encima de la temperatura ambiente. Su temperatura corporal suele estar en los 33.3º C.

Al estar calientes son de color rojo a amarillo pálido, y pueden cambiar rápidamente a verde aceituna oscuro cuando sienten frio o están asustados.

El Moloch horridus puede hacer estos cambios gracias a que tiene dos capas de piel con dos tipos de pigmentación cada una, y cuando se combinan puede lograr tonalidades rojas, amarillas, verde oscuro y marrones.
Aspecto horridus: de animal más feo al más tierno

Una última característica vinculada a sistemas defensivos (y que los científicos consideran una morfología difícil de explicar) es que en la parte superior de su cuello tiene una especie de falsa cabeza con más espinas aún; cuando se siente amenazado se tapa su cabeza verdadera con las patas y muestra la falsa, volviéndose algo así como una bola intragable.

A pesar de su terrible aspecto (cara de tortuga, con cuernos y sin caparazón), es absolutamente inofensivo. 

Y es de esos animales que de tan feos pueden llegar a ser los más tiernos y simpáticos. 

Si te gustan las mascotas exóticas y extrañas, el Moloch horridus es un perfecto candidato.

Con permiso para reproducir, siempre y cuando se enlace adecuadamente con un link a http://vidacotidianitica.blogspot.com
Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
 Creative Commons