Obsolescencia programada ,nacido para caducar

Comprar, tirar, comprar
Comprar, tirar, comprar
Nacidos para caducar: la obsolescencia programada.

Hemos extraído del fondo del Mediterráneo ánforas griegas bien cerradas, con el vino todavía en buenas condiciones; caminado sobre puentes construidos por los romanos o los incas, que todavía permiten el paso de vehículos pesados; bebido agua procedente de acueductos hechos antes de nuestra era y, con suerte, tocado objetos cotidianos de imperios y culturas hoy desaparecidos.

¿Pasará lo mismo con los objetos que construimos hoy en día? ¿O los futuros arqueólogos se toparán con un gigantesco basurero de objetos inservibles? 

Si la cultura de la obsolescencia continúa es probable que así sea, y estamos hablando de un modelo de producción que comenzó en el siglo pasado.
Este producto se vence

Es lógico y hasta higiénico que un producto orgánico tenga fecha de caducidad, no así un automóvil, un teléfono o un programa de computadoras. 

Cuando objetos o determinados productos dejan de funcionar en un tiempo relativamente breve podemos hablar de obsolescencia; cuando el inventor o el creador del producto los hace de tal manera que éstos dejen de funcionar o de ser útiles en determinado tiempo, estamos hablando de obsolescencia programada.

Una breve historia de la inutilidad para incrementar el consumo

Aparentemente a nadie se le había ocurrido darle deliberadamente un límite de vida a los productos elaborados hasta la década de los años veinte del siglo pasado, en medio de la recesión, cuando se responsabilizó parcialmente a los productos bien hechos y duraderos de la crisis económica y el desempleo.

En ese momento se habló por primera vez de elaborar productos menos duraderos para obligar al público a comprar nuevamente y así mover la economía.

Lo que no decían es que esta práctica exigía un mayor e innecesario consumo de recursos y también incrementaba la contaminación a través de la producción de un mayor número de desechos.

Hay más de un coche en tu futuro

El ejemplo inmediato de aplicación de esta fórmula fue realizado por la compañía automotriz General Motors durante la misma década de los veinte, cuando logró desplazar el modelo T de Ford, que era casi indestructible, por automóviles con mejores diseños, pero menos duraderos, y usando campañas publicitarias también logró imponer la idea o necesidad de comprar siempre el último modelo. 

Éste y otros ejemplos en diversos campos de la industria de la obsolescencia deliberada pueden encontrarse en un documental realizado en 2011 por Cosima Dannoritzer, “Comprar, tirar, comprar”, que causó un impacto notable cuando se difundió en los medios televisivos europeos.

En este documental –que tiene una versión de cincuenta y dos minutos y otra de setenta dos- se describen otros casos emblemáticos, como el de las bombillas o lámparas incandescentes (cuya duración se rebajó de dos mil quinientas a mil quinientas horas), las baterías de ipods –que no podían reemplazarse hasta que Apple fue demandada– o la resistencia “disminuida” del nylon.


La obsolescencia castigada

En 2014 los diputados franceses abanderaron la lucha contra este mal de la industria, al aprobar el castigo penal y multas de hasta 300.000 euros, al considerar la obsolescencia programada como una forma de fraude.

Esta acción posiblemente será seguida por el resto de las naciones que conforman la Unión Europea, y será un paso importante en la búsqueda de un mundo con menos contaminación.

¿A donde van los archivos eliminados de la papelera de reciclaje ...

 ... directamente a la papelera de reciclaje, esta luego la puedes vaciar para que ese y otros archivos que estén dentro se borren para siempre.


Del chicle mágico de Willy Wonka | VCN

 ... Pequeñísimas nanoestructuras dentro de la goma de mascar contienen cada uno de los diferentes sabores. Estos se romperían y liberarían al ...


Evolución en tiempo real... de huevos a dar a luz | VCN

 ... La madre constituye huevos, que luego conserva dentro de su cuerpo hasta las últimas etapas del desarrollo embrionario. Las cáscaras de los ...

Con permiso para reproducir, siempre y cuando se enlace adecuadamente con un link a http://vidacotidianitica.blogspot.com
Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
Creative Commons