Países rodeados por un solo país

Países rodeados por un solo país
La mayor parte de ustedes han tenido que aprenderse en algún minuto de las vidas cuáles son los países fronterizos. 

En el caso chileno, el listado va de norte a sur:

Perú, Bolivia,Argentina

Y también viene la cantinela de "al norte... al sur...". En el caso chileno, la letanía es "al norte limita con Perú, al este con Bolivia y Argentina, al oeste con el Océano Pacífico, al sur con la Antártica" (bueno, está la situación media patuleca de la Antártica chilena, pero eso es otro cuento).

Lo anterior sirve para traer a colación que los océanos, o mejor dicho la ausencia de ellos, juega un papel importante en este posteo.



Porque este articulo se trata de los países que están rodeados íntegramente por un solo país, de manera que para salir del mismo deben forzosamente cruzar territorio terrestre (o aéreo, como proyección del terrestre) de dicho país.

O sea, cuando les enseñan geografía en el cole, esos alumnos contestan: "al norte nuestro vecino, al sur el mismo vecino, al este el susodicho vecino, al este el vecino del que ya se ha hecho mención" o similar.

Por eso para este posteo no valen países con salida al mar: Mónaco tiene un solo país limítrofe (Francia), pero tiene salida al Mar Mediterráneo, así es que un monegasco o un turista en Montecarlo teóricamente podría embarcarse y terminar en cualquier otro país con puertos marítimos del mundo (quizás pasando por aguas territoriales de otra nación, claro, pero no nos vamos a complicar la vida tanto tampoco, que no me pagan a palabra el posteo).

Ni valen países sin salida al mar pero con dos o más vecinos, como Andorra por ejemplo (vecino de España y Francia). Y entonces, bien, ¿cuántos son los países del mundo que están rodeados por UN solo país, TODO un solo país y NADA MÁS que un solo país?

La respuesta son, al momento de escribir este posteo: TRES. Y como este es un blog de Historia, entonces aplicaremos eso de que antigüedad constituye grado, y partiremos por el más longevo de estos patriarcas desafortunados sin mar y sin pluralidad de vecinos.

Como muchos desafortunados países europeos que a diferencia de los americanos tienen bien clara su fecha de independencia respecto de los machos que los han colonizado en primer término, nadie sabe a ciencia cierta desde cuándo considerar independiente a San Marino.

En realidad, los sanmarinenses nunca se independizaron de nadie. Simplemente un tal Marino, de profesión u oficio monje, en tiempos de la persecución del Emperador romano Diocleciano a inicios del siglo IV se instaló a fundar un monasterio en alguna montaña retirada de Italia, sin intención de hacerse independiente ni nada.

Pero unos siglos después el Imperio Romano se derrumbó, alrededor del monasterio creció la ciudad de San Marino, nadie los molestó porque el terreno era de difícil acceso y no tan estratégico para tomarse la molestia, ellos tampoco se lanzaron a nada expansivo... y se las arreglaron para sobrevivir milenio y medio incluso a la unificación italiana, cosa que ni los Estados Pontificios lograron. 

En la hora decisiva, resulta que como muchos patriotas italianos perseguidos después de la fracasada revolución de 1848 encontraron cobijo en San Marino, el unificador italiano Garibaldi les devolvió la mano a los sanmarinenses, y respetó su independencia, negándose a unirlos a Italia. Y como no tienen acceso a la costa y están rodeados enteramente de Italia, San Marino es nuestro primer país rodeado íntegramente por un solo otro país.

El siguiente caso es... sí, adivinaron. Con la Iglesia hemos topado, Sancho. Volvamos a donde dejamos la narración anterior. Italia se unificó en 1860, los Estados Pontificios resistieron hasta 1870... y luego el Papa depuso las armas porque los italianos, cansados de los privilegios territoriales pontificios, ya estaban por tomarse al asalto la Città Eterna. El Papa se recluyó en Castelgandolfo, y como niñito porfiado, empezó a barruntar que era una falta de respeto que le hubieran robado sus bienes raíces, que con qué derecho, que qué diría el Buen Jesús de eso... (buena pregunta).

La cuestión romana duró su buen medio siglo y más, hasta que ascendió al poder cierto caudillo llamado Benito Mussolini, quien veía con buenos ojos que la Iglesia Católica apoyara la causa del Fascismo. En 1929 por lo tanto se suscribió el Tratado de Letrán, en que se le concedió al Papado un nuevo Estado soberano: la Ciudad del Vaticano.

Con apenas 0,44 km2, una nada en comparación a los antiguos Estados Pontificios que cruzaban la península italiana de mar a mar a todo lo ancho, pero bueno, peor es mascar lauchas...

Así surgió nuestro actual segundo país rodeado íntegramente por un solo otro país. No sólo rodeado por un solo país, sino rodeado por una sola CIUDAD, ya que Ciudad del Vaticano está encajada dentro de Roma. Y por cierto, incidentalmente, podemos observar la afición de los italianos a dejarse horadar el territorio patrio, que de los tres lugares de este conteo, Italia se ha llevado dos...

Para el siguiente caso, debemos viajar a Africa. Más o menos por el surcito. A inicios del siglo XIX, un rey llamado Moshoeshoe I unificó a varios tribus de nativos basutos, y creó lo que los libros de geografía y de aventuras estilo Tarzán antiguos llamaban Basutolandia.

Pero a medida que los colonos europeos y los nativos se organizaban para luchar unos con otros, Basutolandia quedó rodeado de los colonos británicos al sur por un lado, y los bóers al norte por el otro.

Los británicos aplicaron su clásica diplomacia de cargar cajas de civilización y de rifles, y ante argumentos tan humanitarios, los basutos vieron con buenos ojos eso de no ser tan africanos y europeizarse un poco, así es que pidieron por "propia" y "libre" voluntad acogerse a protectorado británico.

Algún tiempo después, Orange y Transvaal, los dos estados bóers del norte, cayeron en manos británicas. Cuando Sudáfrica se independizó, Orange y Transvaal siguieron anexas a ésta.

Por lo tanto, cuando la antigua Basutolandia vino a independizarse de lleno y se convirtió en el Reino de Lesotho, en 1966, estaba rodeado de fronteras con Sudáfrica por los cuatro costados. De manera que Lesotho es nuestro tercer país rodeado íntegramente por un solo otro país.

Con permiso para reproducir, siempre y cuando se enlace adecuadamente con un link a http://vidacotidianitica.blogspot.com
Publicado por / Fuente : https://sigloscuriosos.blogspot.com
Creative Commons