Características sociodemográficas de los emisores

E
Características sociodemográficas de los emisores
¿QUÉ SE PUEDE SABER SOBRE NOSOTROS A PARTIR DE LO QUE ESCRIBIMOS EN INTERNET?

Eva María Rosa Martínez y David Martínez Rubio

Facultad de Psicología, Magisterio y Ciencias de la Educación, Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, España.

La comunicación digital es un elemento omnipresente en la sociedad actual, que media las relaciones humanas en todos los ámbitos. 

Pero nuestras interacciones digitales quedan registradas. Estudios recientes demuestran que es posible, a partir del análisis del modo en que nos expresamos en internet, revelar ciertas características sociodemográficas y de personalidad de los autores. 

Estos resultados podrían ser muy útiles para generar protocolos de identificación en el campo de la psicología forense o para detectar la suplantación de identidades, entre otras cosas.

Actualmente, vivimos una revolución de la comunicación digital que ha motivado numerosas investigaciones en Psicología. Muchas de ellas se han centrado en evaluar hasta dónde podemos usar el lenguaje digital para predecir aspectos sociodemográficos y de personalidad de los emisores.

Una de las estrategias más comunes consiste en analizar la relación existente entre las características sociodemográficas de los emisores, reveladas en sus perfiles de usuario o proporcionadas para los fines de la investigación, y diferentes aspectos de su lenguaje digital, tales como el número y frecuencia de los mensajes emitidos, la utilización de determinados elementos (palabras con contenido emocional, onomatopeyas, mayúsculas, emoticonos y emojis), el tipo de construcciones sintácticas preferidas (p. ej., las formas verbales más habituales o la posición del sustantivo en la frase), la ubicación de los saludos en el mensaje o la utilización de letras o números para escribir cifras.

Para ello, algunos estudios han mostrado la utilidad de los algoritmos de aprendizaje automático (Peersman, Daelemans y Van Vaerenbergh, 2011; Ungar, Leibholz y Chaski, 2011).

En este sentido, diversos estudios (Hwang, 2014; Tossell y cols., 2012; Wolf, 2000) han encontrado diferencias con respecto al género. Por ejemplo, las mujeres utilizan más emoticonos que los hombres para expresar emociones y complementar el significado del mensaje, mientras que los hombres utilizan mayor variedad de ellos.

También se ha observado que los hombres utilizan más el determinante posesivo “mi” para referirse a su pareja que las mujeres. Más recientemente, el grupo de investigación de Facebook (Weinsberg, Adamic y Develin, 2015) llevó a cabo un estudio sobre el uso de expresiones que denotaban risa en Estados Unidos. 

En él se encontraron diferencias en función del sexo y también de la edad. Por ejemplo, “haha” y “hehe” eran más utilizados por hombres, mientras que emojis y “lol” eran más utilizados por mujeres.

De la misma forma, los que usaban emojis tenían una media de edad inferior a los que utilizaban “haha”, y estos a su vez eran más jóvenes que los que utilizaban “hehe” o “lol” (“laugh out loud”, reír a carcajadas).

A través de este tipo de análisis también se pueden extraer conclusiones acerca de las connotaciones de significado de los emoticonos en función del origen geográfico y la cultura del emisor.

Por ejemplo, el emoticono :( aparece de manera frecuente en contextos relacionados con “dinero” sólo en Alemania, mientras que en otros países aparece frecuentemente en contextos relacionados con el cuerpo, con connotaciones negativas (Park, Barash, Fink y Cha, 2013).

Otra estrategia de investigación habitual consiste en buscar correlaciones entre distintos aspectos de la comunicación digital a través de redes sociales y mensajería instantánea, y los rasgos de personalidad de los emisores, medidos a través de tests. 

De este modo se ha comprobado que aquéllos que envían gran cantidad de mensajes de texto diarios (100 o más) tienden a ser menos reflexivos, muestran mayores niveles de prejuicio étnico y dan menor importancia a la moral y las metas espirituales, y más a la riqueza y la imagen, que aquéllos que envían 50 o menos mensajes diarios (Trapnell y Sinclair, 2012).

Por otro lado, el uso de pronombres personales está frecuentemente asociado a la extraversión, mientras que las personalidades neuróticas tienden a utilizar de manera desproporcionada, con respecto a la población general, expresiones que denotan emociones negativas, tales como “deprimido” o “estoy harto” (Holtgraves, 2011; Schwartz y colaboradores, 2013). 

Especialmente interesante resulta un estudio de Back, Schmukle y Eglof (2008) en el que un grupo de 100 observadores fueron capaces de predecir rasgos de personalidad (narcisismo, neuroticismo, empatía, extroversión…) de casi 600 voluntarios adolescentes que habían sido evaluados previamente a través de un test, basándose en una pieza de información tan minúscula como la dirección de correo electrónico.

En definitiva, la comunicación digital es un elemento omnipresente en la sociedad actual que media las relaciones humanas de todo tipo y que ha impulsado líneas de investigación muy prolíferas durante la última década.

Esto está permitiendo desarrollar un importante corpus de evidencia empírica que, sistematizado, podría tener aplicaciones muy útiles. 

Entre otras, podría ayudar a generar protocolos de identificación en el campo de la psicología forense o protocolos de guía en la investigación policial de la suplantación de identidades.

Por otro lado, empresas como Google o Facebook están haciendo ya uso de este tipo de información con fines publicitarios.



Es bien sabido que muchos de nosotros estamos un poco o un mucho enganchados a Whatsapp, hasta el punto de haber surgido una enfermedad llamada “Whatsappitis”. Lo usamos para comunicar información importante a nuestros compañeros de trabajo, pasar un buen rato con nuestros amigos, felicitar el cumpleaños a conocidos, ponernos al día con nuestros familiares… Y en casi todas estas conversaciones, en un momento u otro, terminarán apareciendo los emojis.

¿Qué son los emojis?

Los emojis o emoticonos son estos iconos tan expresivos que usamos para dar un matiz emocional a lo que estamos diciendo por mensaje. Por ejemplo, no es lo mismo decir: “Mamá está en casa” que…


El ejemplo con el emoji resulta mucho más dramático con ese personajillo, que nos recuerda a “El Grito” de Munch. Lo dicho, usamos estos iconos muy a menudo pero… ¿Realmente sabemos qué significan estos emojis?

1. La sonrisa forzada

Solemos usar esta sonrisa como matiz de burla, siendo conscientes de que estamos diciendo una barbaridad, pero buscando la simpatía de nuestro interlocutor.

emojis

Significado original:

Al crearse este emoji, en realidad sus diseñadores pretendían expresar alegría en su máximo esplendor. ¡Menudo cambio!

2. Los morritos tímidos

A menudo usamos este emoji en situaciones tiernas, con cariño o incluso en broma en un “quiéreme, a pesar de todo”, pero su significado real está muy lejos de eso.

emojis

Significado original:

Puede que te lo esperases, pero a nosotros nos ha sorprendido. Este emoji es en realidad…¡un hombre silbando! ¿Qué? ¡Cómo lo oyes! Whatsapp debe pensar que nos encanta silbar cuando estamos llenos de ternura.

3. Manos que rezan

Para representar que rezas, para pedir algo o incluso en un “ojalá” usamos este icono, para darle un toque más dramático. ¡Otros lo usan también para representar un “choca esos cinco”! ¿Qué pretendían expresar realmente sus diseñadores?

emojis

Significado original:

Si hiciéramos “buen uso” de este emoji, siguiendo su propósito original, lo usaríamos para pedir perdón o dar las gracias, ya que es un gesto muy usado en Japón en estas situaciones (especialmente para agradecer que te traigan un plato a la mesa).


4. El llorón discreto

Como sabes, en Whatsapp contamos con un emoji que llora desconsoladamente y otro que está muy triste, pero que no suelta una lágrima. A veces, encontramos el icono inferior y pensamos: “ni tanta lágrima, ni tan poca: colocaré este punto medio”. Si supieras lo que pretendían sus creadores…

emojis

Significado original:

Al parecer esa gota no es una lágrima, es… ¡baba! Este emoji originalmente representaba estar tremendamente cansado, tanto que eres incapaz de cerrar la boca y retener la saliva. Un concepto que imaginamos que será muy común en la cultura nipona.


5. Decepcionado, “¡Joooo!”

De nuevo, un emoticono que utilizamos para intenta expresar decepción, miedo a ser rechazado. ¿Su significado? Poco que ver…

emojis

Significado original:

Esa gotita es sudor causado por estrés o, sobre todo, miedo. Así que nada de decepción, sería algo parecido a un sudor frío.


6. Enfadadísimo

Nosotros usualmente enviamos este emoji para expresar un “cabreo” tremendo. ¡Ni me hables! ¡Estoy fuera de mis casillas!

emojis

Significado original:

Triunfo. Sí, sí, como lo lees. En un principio este emoticono debía ser usado para expresar el orgullo del triunfo. “¡Me sobro y me basto!”.


7. La mujer que se rasca de cabeza

¿Tiene piojos? ¿Se está tapando las raíces? ¿Le duele la cabeza? Creas el que creas que es su significado, seguro que no te imaginabas cuál tenía en su origen.

emojis

Significado original:

Esta mujer está haciendo la forma de una “O”, algo que en Japón se interpreta como un “O.K.”. Así que ya sabes, a partir de ahora si quieres ceñirte a su uso original, nada de “De acuerdo”, “Vale” o “O.K.”, ¡mujer que se rasca la cabeza!


8. Las gemelas bailarinas

¡Es verlas y ponernos de buen humor! Si pudiéramos nos apuntábamos a esa coreografía tan estudiada que parecen bailar este par. No sabemos muy bien que llevan en la cabeza, pero parece festivo y si hay que celebrar algo, ¿por qué no usarlas? ¡Parecen simpatiquísimas! ¿Qué pretenderían sus creadores?

emojis

Significado original:

No queremos destrozar tu inocencia, pero estas chicas representan el “sex appeal”, digamos que para la cultura nipona simbolizarían unas “chicas rompe corazones”.

Quizá sí que intentan expresar celebración, pero un poco distinta a la que imaginábamos…


9. La estrella fugaz

¡Fantástico! Una estrella fugaz. No sabemos cómo la interpretaste tú, pero nosotros la hemos usado incluso para representar velocidad. ¿Se trata de una estrella fugaz? No.

emojis

Significado original:

Esta es una estrella de las que ven los dibujos animados cuando están mareados, representa eso de “ha visto las estrellas” después de un golpe. Así que, ojo con ponerlo en un contexto romántico: vamos a ver las estrellas. Antes de hacerlo, asegúrate de que él o ella no es japonés o japonesa, se pensará que quieres dejarlo mareado, y no por tu embriagadora presencia.


10. El tipo que piensa o tiene una idea

Si alguna vez has usado a este joven, seguramente habrá sido para remarcar que se te ha ocurrido algo o que estás pensado, incluso que sudas mucho, si queremos complicarlo.

emojis

Significado original:

Este chico está haciendo una reverencia de respeto o de disculpas. Es en este contexto en el que sus diseñadores creyeron que se usaría. Bastante alejado de la realidad en la cultura más occidental.

¿Qué te han parecido los verdaderos significados de estos emojis? ¿Te los esperabas? ¡A nosotros nos han sorprendido!

Link a http://vidacotidianitica.blogspot.com Creative Commons