Coliseo Romano, una trampa mortal

Coliseo Romano, una trampa mortal
Curiosidades sobre el Coliseo Romano: una trampa mortal

El Coliseo Romano es una maravilla arquitectónica construida de piedra maciza construida en el siglo I d.C. en el corazón de Roma, que, a pesar de sus evidentes desperfectos, sigue en pie hoy en día. 

 Este es probablemente uno de los más conocidos restos arqueológicos del mundo.Investigaciones alrededor de la mortífera arquitectura del Coliseo.

Desde la década de 1990 la investigación arqueológica e histórica ha revelado datos muy interesantes sobre la complejidad de la estructura y su historia. 

En particular, el análisis ha detallado el sofisticado y elaborado sistema de sub-suelo del hipogeo (los túneles y las mazmorras), que incluye palancas, poleas y sistemas de control de agua que dieron lugar a espectáculos casi mágicos asociados con las famosas batallas de gladiadores, incluyendo peleas salvajes y batallas navales.

Pero esta misma estructura, que permitía ofrecer gran diversión al pueblo romano, era, a su vez, una trampa mortal para quienes formaban parte de esa diversión.

La mayoría de la gente que ha oído hablar de la Coliseo lo asocia a lo que acabamos de decir: gladiadores luchando a muerte, luchas sangrientas y peleas salvajes. También se asocia a crucifixiones, asesinatos rituales y caza de animales. Se estima que en 400 años de funcionamiento, el Coliseo Romano vio morir a millones de seres humanos y miles de animales.

Muchos guiones de películas se basaron en historias ambientadas en el Coliseo Romano y en otros anfiteatros, pero no fue hasta finales del siglo XX cuando se descubrió la subestructura del Coliseo bajo la arena.

¿Cómo consiguieron los romanos que los animales salvajes aparecieran como por arte de magia en el centro de la arena para la batalla?

El suelo del Coliseo, donde se podría esperar encontrar una suave elipse de arena, es en cambio una desconcertante variedad de muros de mampostería en forma de anillos concéntricos, espirales y cámaras. La confusión se agrava a medida que desciende una escalera larga en el extremo oriental del estadio y se entra en las ruinas que han estado ocultas debajo de un suelo de madera durante los casi cinco siglos. 

Las malas hierbas crecen entre losas, brotan higueras de las paredes húmedas, que son un mosaico de losas de travertino, bloques de toba y ladrillo. Las paredes y el suelo tienen numerosas ranuras, surcos y abrasiones, hechas con mucho cuidado, pero cuyos efectos solo se pueden adivinar o intuir.
Las conjeturas terminan cuando se Heinz-Jürgen Beste, del Instituto Arqueológico Alemán en Roma, se dedica al estudio de estas extraordinarias ruinas, abandonadas bajo el suelo Coliseo. Beste ha pasado gran parte de los últimos años investigando este gran laberinto.

Formado como arquitecto especializado en edificios históricos y conocedor de la arqueología griega y romana, Beste podría ser mejor descrito como un ingeniero forense. 

La reconstrucción de la compleja maquinaria que una vez existió bajo el piso Coliseo mediante el examen de los restos óseos encontrados ha demostrado la creatividad y la precisión del sistema, así como su papel central en los espectáculos grandiosos de la Roma imperial.

Cuando Beste y un equipo de arqueólogos alemanes e italianos comenzaron a explorar el hipogeo en 1996, él estaba desconcertado por la complejidad y la magnitud de sus estructuras.

El desorden refleja unos 1.500 años de proyectos de negligencia y de la construcción desordenada, en capas una encima de otra. Tras los últimos espectáculos de gladiadores en el siglo VI, el Coliseo sucumbió lentamente a los terremotos y la gravedad. 

A través de los siglos, la gente llenó el hipogeo de tierra y escombros, huertos, heno almacenado y arrojaron excrementos de animales, y fue utilizado para variedad de usos, que poco a poco fueron ocultando lo que había bajo la arena.

Beste y sus colegas pasaron cuatro años, utilizando cintas métricas, plomadas, niveles y mucho papel y lápices para producir dibujos técnicos de todo el hipogeo. Tal vez hoy podían haber empleado un escáneres, aunque, como el mismo dice, hubieran perdido parte de la comprensión que alcanzaron con los métodos que usaron.

Al desentrañar enmarañada historia del sitio, Beste identificó cuatro grandes fases de construcción y numerosas modificaciones a lo largo de casi 400 años de uso continuo. 

Los arquitectos del Coliseo hicieron algunos cambios para permitir nuevos métodos de puesta en escena. 

Otros cambios fueron accidentales, como que se derivó de un incendio provocado por un rayo en el año 217.

Beste también comenzó a descifrar las marcas extrañas e incisiones en la mampostería, después de haber tenido una sólida formación en ingeniería mecánica romana de las excavaciones en el sur de Italia, donde aprendió sobre catapultas y otras máquinas de guerra romanos.

También estudió las grúas que los romanos utilizaban para mover objetos grandes, como bloques de mármol de 18 pies de altura.

Beste construyó tres modelos a escala que le permitieron comprender cómo funcionaban los sistemas que habían descubierto para subir a la arena a los animales.

¿Realmente inundaban el escenario para recrear batallas navales?
Beste también identificó 28 plataformas más pequeñas alrededor del borde exterior de la arena, así como rastros de canales de escorrentía que él cree se usaron para drenar el Coliseo tras las inundaciones que provocaba gracias a un acueducto cercano para escenificar batallas navales. 

Los romanos escenificaban estos enfrentamientos navales con buques de guerra a escala reducida que maniobran en el agua a tres a cinco pies de profundidad.

Para crear este lago artificial, los tramoyistas del Coliseo eliminan primero el piso de la arena y su madera subyacente para apoyar postes verticales postes y vigas horizontales que dejaron huellas todavía visibles en el muro de contención alrededor del piso de la arena. 

Los espectáculos finalizaron a finales del siglo I d.C, cuando los romanos reemplazaron la madera con muros de mampostería, lo cual no permitía hacer inundaciones.

En cualquier caso, este sofisticado sistema de control del agua utilizado en el Coliseo para llenar la arena con agua y drenarla de nuevo rápidamente ayudó a preservar la integridad estructural del Coliseo, lo que seguramente explique por que, tras cientos de años de abandono, terremotos y reutilizaciones diversas aún se mantenga en pie.

Es admirable contemplar las ruinas de Coliseo Romano. Realmente, los ingenieros romanos hicieron otro gran trabajo. Pero, ¿qué clase de mentalidad sería capaz de idear un monumento tan mortífero y depravado?


¿Te imaginas el Coliseo multicolor? ¡Así era!

Todos tenemos la idea del Coliseo tal y como lo vemos ahora. Pero, ¿te imaginas al Coliseo en colores? Pues una restauración llevada a cabo desde el 2013 desvela como era realmente: sus paredes estaban decoradas, había visitantes que dejaban su firma y sus opiniones allí escrita, incluso dibujos pornográficos.

Coliseo Romano, una trampa mortal

Los colores del Coliseo: La Restauración

En el 2013 comenzaron las obras de restauración del Coliseo, uno de los monumentos más emblemáticos en todo el mundo. Se cree que las obras durarán unos 5 años y probablemente un montón de sorpresas estarán por venir. De momento, la primera sorpresa es el color del Coliseo.

Ese tono que vemos y que es fruto de la polución, no era el auténtico color del Coliseo.

De hecho, el arquitecto Gisella Capponi, directora de los trabajos de restauración explicó al periódico Corriere de la Sera, que el Coliseo tendría una tonalidad ámbar. Sólo se utilizará agua para devolverle su color y con precaución sin rasgar ni utilizar chorros arena para limpiar,un método muy utilizado en otro tipo de restauraciones.

El hallazgo ha sido todo un descubrimiento tal y como afirma una de las componentes del equipo de restauración:

“NO NOS ESPERÁBAMOS ENCONTRAR REPRESENTACIONES POLÍCROMAS, QUE TESTIMONIAN QUE EL COLISEO ERA REALMENTE UNA FIESTA DE COLORES” NO NOS ESPERÁBAMOS, EN ESPECIAL, ENCONTRAR DECORACIONES PICTÓRICAS EN UNA GALERÍA QUE FUNCIONABA COMO PASADIZO SECUNDARIO, DONDE INCLUSO HABÍA URINARIOS”.- ROSELLA REA. DIRECTORA DEL COLISEO.

¿Qué nos ha descubierto la restauración?

1. Con la restauración han aparecido en las paredes diseños pornográficos, graffitis,firmas y comentarios de los espectadores y dibujos de animales y gladiadores.

2. Los colores utilizados: rojo, rosa, blanco, ocre y verdes.

3. La fachada externa era blanca con inscripciones técnicas esculpidas en rojo que indicaban la procedencia de la piedra.

4. Uno de los descubrimientos más interesantes han sido las estructuras internas alrededor de la arena estaban plagadas de colores.
La última oración de los mártires cristianos (1883), cuadro del pintor francés Jean-Léon Gérôme.

Se han descubierto dibujos de palmas, coronas de laurel e inscripciones sobre los gladiadores.

5. Se han encontrado los dibujos de 2 miembros viriles gruesos casi en la bóveda. Se creen que fueron grabados después del incendio del 217 d.C. Como ya sabéis, la antigua Roma tenía una mentalidad muy abierta con respecto al sexo, no hay más que recordar los frescos de Pompeya que en otro de nuestros artículos citamos.

6. Se intuye un zócalo de color burdeos y decorado con distintos colores, de un metro y 60 cm. y eso que se creía que el Coliseo era mayormente de color blanco.

La restauración ha sido financiada con 25 millones de euros por la firma de calzado y moda Tod’s.

“El mundo se sorprenderá al descubrir el nuevo color” – afirmó Rosella Rea, resumiendo a la perfección el hallazgo sorprendente del monumento más visitado de Italia y el tercero más visitado de Europa.

Publicado por / Fuente :https://supercurioso.com
 Link a http://vidacotidianitica.blogspot.com Creative Commons