La familia de Stalin

E
La familia de Stalin
La familia de Stalin.

Stalin ha pasado a la historia por ser uno de los mayores dictadores del mundo contemporáneo.

Ahora vamos con un personaje que tampoco tiene desperdicio: una vida familiar llena de tragedias, que quizás pudieron influirle en su manera de actuar en la política, o no. Eso lo dejamos a vuestro juicio. 

Nosotros les presentamos los datos.

La segunda esposa de Stalin

Nadia era una mujer bella pero no tenía ni el más mínimo interés por su aspecto.

Era severa, seria y muy puritana.

De hecho, nunca sintió el placer de cualquier mujer por ponerse un bonito vestido o maquillarse.

Presumía de “modestia bolchevique” y de mujer fuerte.

Una muestra de ello es que cuando se puso de parto no pidió ni siquiera al chófer que la llevara al hospital, ella sola caminó hasta él.

La que había sido su mecanógrafa y amante, 20 años más joven que Stalin, acabó casándose con él cuando éste ya era viudo.

Stalin y Nadia se querían, sí, pero a su manera. Al parecer, la convivencia era insoportable: se chillaban, se martirizaban y se trataban con crueldad.

Hasta el punto de que Nadia acabaría suicidándose en 1932. Pero para alguien como Stalin reconocer que su mujer se había quitado la vida era toda una vergüenza y toda una muestra de flaqueza por parte de la esposa de un dictador, así es que éste decidió difundir que había muerto de apendicitis.

Lo cierto es que Stalin nunca se recuperaría de este trágico desenlace que lo dejó abatido y con 2 hijos, Vasili, de 11 años, y Svetlana, de tan sólo 6.

Posiblemente un cúmulo de circunstancias marquen la personalidad de cada uno de nosotros. Aunque como te hemos contado, Nadia parió valientemente a sus hijos, lo cierto es que nunca se interesó por ellos, ella siempre estuvo más preocupada por la revolución.

Vasili siempre se crió con niñeras y guardaespaldas y nunca recibió cariño.

Era un niño caprichoso, baladrón y con pésimas calificaciones en el colegio. Se hizo aviador, aunque su padre, saltándose todos los méritos, lo convirtió en general. 

El niño caprichoso se convirtió en un hombre bebedor, que maltrataba a sus amantes y que siempre organizaba fiestas atroces. Murió joven, en 1962, a los 41 años y alcoholizado.

Su hija Svetlana murió en el 2011 de un cáncer. La que había sido la princesita de papá parece que tampoco fue muy feliz.

Son muchas las personas que han narrado lo desgraciada que se sintió toda su vida, debido al apellido que tanto le pesaba.

Yakov el hijo mayor de Stalin, y fruto de su primer matrimonio, siempre fue rechazado por Stalin por considerarlo débil de carácter. Cuando su madre murió quedó al cuidado de algunos familiares. 

El niño débil se convirtió en teniente del ejército Rojo y cuando fue cogido por los alemanes, parece que a su padre no le importó demasiado. Murió en un campo de concentración nazi.

Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
Link a http://vidacotidianitica.blogspot.com Creative Commons