Médicos del antiguo Egipto

Médicos del antiguo Egipto
Los médicos del antiguo Egipto.

Herodoto, padre de la historia, ya lo decía: “País de médicos, los más sabios del mundo”; así es que hoy no podemos dejar escapar la oportunidad de hablaros de uno de los temas que más curiosidad suscitan en todo el mundo: El Antiguo Egipto. En este caso os daremos los datos más curiosos sobre su medicina.

Egipto, una civilización que a todos fascina

Egipto ha pasado a nuestros días por ser una civilización que inspira hasta al menos curioso. 

Su idea de la vida y la muerte, cómo enterraban a sus faraones, cómo construían las pirámides, el embalsamamiento y las momias y un largo etc. no dejan a nadie indiferente. 

No tenemos más que acudir al célebre British Museum para quedarnos boquiabiertos con todo lo que podemos encontrar en sus vitrinas sobre esta civilización. 

Por hacer una breve mención, y sobretodo para que te animes a descubrirlo por ti mismo, en este Museo, el segundo en importancia después del Museo del Cairo en lo que ha civilización egipcia se refiere, podrás encontrar la maravillosa Piedra Rosetta, el célebre Libro de los Muertos, las momias y objetos de la vida cotidiana como espejos, peines, joyas, sus instrumentos musicales… 

Egipto fue una civilización única e irrepetible que sigue fascinando hoy en día.
los médicos del Antiguo Egipto

Una de las cosas que distingue a Egipto es el increíble conocimiento que tenían de la medicina ya en aquellos tiempos. 

Muchos historiadores afirman que su obsesión por la medicina se debía en parte a querer encontrar remedios que evitaran que los constructores de pirámides enfermaran; por eso una de las obligaciones que tenían estos trabajadores era tomar cebolla que los mismos faraones repartían entre ellos. 

Otra de las curiosidades que han llegado a la actualidad era la utilización de Cymbopogon proximus para las piedras del riñón y los cólicos nefríticos.

Y es que hoy en día se sigue utilizando este remedio comercializado en el medicamento “Proximol”, muy eficaz para tratar problemas renales.

Y es que buena muestra de la práctica de la medicina de los egipcios se han encontrado en multitud de papiros. Por ejemplo, en ellos encontramos recetas con plantas medicinales para tratar todo tipo de enfermedades.

Entre todos destaca el papiro de Ebers, encontrado por George Ebers y que data, nada más y nada menos que, del 1500 a.C; sin embargo, a pesar de su antigüedad, en este papiro hay descripciones del corazón, de los 48 vasos sanguíneos que se distribuyen por el cuerpo o descripciones de la anatomía humana.
Otro de los papiros que destaca por su importancia es el papiro de Edwin,considerado un verdadero tratado de cirugía de urgencia. Se detallan a la perfección fracturas óseas, quemaduras, heridas, instrumental médico que se debe utilizar etc. 

En cuanto a los remedios que utilizaban había de lo más variopinto: excrementos de pelícano o cocodrilo para las cataratas o excrementos de moscas para tratar los senos.

Y es que es increíble el modo que tenían de tratar a sus difuntos y como sus momias han llegado intactas a nosotros. 

Otra prueba más de su extraordinario conocimiento de la medicina.

Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
Link a http://vidacotidianitica.blogspot.com Creative Commons