Gemelos ¿Quién es el mayor?

Gemelos
Cuando nacen mellizos o gemelos. ¿Quién es el mayor?

Hoy he cumplido 22 años, aunque ya sé que algunos de ustedes me echaban muchos más.

Al ser melliza, en casi todos los cumpleaños que hemos celebrado juntos (cosas de tener amigos comunes) nos ocurre a mi hermano y a mí la misma anécdota. Vamos, la típica y controvertida pregunta que termina siempre haciendo alguien:

“¿Quién es el mayor?” (Nunca nadie pregunta quién es el menor)

Apuesto dos contra uno a que la harán esta noche en la celebración, es algo que no falla. 

Después de que alguien la formule, surgirán las diferentes respuestas sin que nadie sepa en realidad cual es la correcta (yo me callaré hasta el final a ver qué dicen). Pero, en general, las respuestas se pueden clasificar en dos posturas:

-El mayor es el que naces antes, porque lo que se toma como referencia es el nacimiento.

-El mayor es el que nace después, porque es el que se ha formado antes.

Y es que ninguna de estas dos respuestas es verdadera desde un punto de vista biológico. 

Pero eso en mi niñez me daba igual, que la pregunta quedase libre de una solución definitiva era la excusa ideal para asumir o no asumir responsabilidades.

No importaba que la diferencia entre ambos sólo fuera de cinco minutos.

¿Que no quería realizar una determinada actividad porque no me apetecía? Alegaba que era la menor de los dos y que la tarea era más adecuada para mi hermano.

¿Que me apetecía salir hasta más tarde mejor? Alegaba que era la hermana mayor y que podían confiar en mí. Eso sí, esas dos posturas contradictorias y chaqueteras debían separarse lo bastante en el tiempo como para que fueran mínimamente convincentes.

Además, tienen fecha de caducidad, a partir de cierta edad ya no funcionan.

Pero bueno, excusas a parte, no puede saberse quién es el que se formó antes si nos referimos a los mellizos. 

Porque el orden de nacimiento en éstos es una cuestión que depende del lugar de la implantación de los embriones en el endometrio uterino y éste depende mucho del azar.

También depende secundariamente del trabajo de parto. 

Por tanto, saber cual de los mellizos se engendró antes es técnicamente imposible de saber.

Tampoco serviría de mucho averiguarlo, porque la diferencia máxima de tiempo entre la formación de ambos mellizos sería aproximadamente de 24 horas, que es el tiempo en el que los óvulos, tras la ovulación, serían viables para la fecundación.

Si un embrión de los mellizos se implanta más cerca del cuello uterino que el otro, éste tendrá casi todas las papeletas para nacer antes. Porque es el que está más cerca de la salida y, además, impide el paso de su hermano hasta que él no nazca. 

Es como estar en una habitación (bueno, más bien un zulo, por lo de las dimensiones ajustadas) y que uno estuviera más cerca de la puerta y bloqueara el paso al mismo tiempo a la otra persona que estuviera detrás.

Así que el cigoto que realice un recorrido menor, implantándome en una zona más cercana a las trompas y más lejos del cuello uterino que el otro cigoto, será, con bastante seguridad el mellizo que nazca el último.

Además, en el momento del parto, dicho cigoto (que ahora es un feto) tendrá todo el trabajo hecho durante el parto. Ya que su mellizo ya se ha encargado de abrirse paso a través del canal del parto durante la dilatación y el tiempo de salida del siguiente mellizo será mínimo.

Como seguramente estarán pensando por la forma en la que lo explico, yo opté, siendo cigoto por un principio que sigo muy a menudo, el principio del mínimo esfuerzo. 

Donde había que hacer un menor recorrido dentro del útero y un menor esfuerzo posteriormente durante el parto.

Claro que nacer segunda tiene sus inconvenientes, si tuviera algún título nobiliario o viviera en un país con un derecho legal muy asentado en la religión, suerte que ninguno de los dos es mi caso.

Lo curioso del caso, es que primogénito (engendrado el primero) no es cierto, por definición, en un mellizo que nazca antes, porque no necesariamente se ha engendrado el primero, simplemente se implantó más cerca de cuello uterino o, por el trabajo de parto, descendió antes por éste. 

Y lo mismo puede aplicarse a los gemelos, ya que ellos se engendraron al mismo tiempo (parten del mismo óvulo fecundado).

Y si nos ponemos ya a hablar de cesáreas en mellizos, donde el orden del nacimiento depende del médico, hablar sobre quién es mayor o menor sería algo similar a discutir sobre el sexo de los ángeles.

gemelos de los mellizos


¿En qué se diferencian los gemelos de los mellizos?

Esta entrada viene a raíz de la consulta que me hizo Treiral hace unos días:

“Me ha surgido una duda, verás, mi padre es un hermano gemelo y he oído que los gemelos se saltan una generación cada vez, por lo que siguiendo ese razonamiento yo podría tener gemelos, pero… un primo mío cuyo padre sea un tío mío que no sea el hermano gemelo de mí padre, si se sigue el razonamiento ¿podría tener la misma probabilidad que yo de tener gemelos o al no tener un padre gemelo no cuenta con esa baza?

Los datos son reales por cierto :P”

Me pareció una pregunta muy buena y como el tema de los gemelos y mellizos es verdaderamente fascinante (además de zurda y onironauta, soy melliza) pues se me ha ocurrido explicar unas nociones básicas sobre el tema aprovechando que contesto la pregunta.

Generalidades de gemelos y mellizos

Los gemelos y mellizos se producen en lo que llamamos embarazos gemelares. Por cada 80 embarazos suele producirse uno gemelar. Aunque la frecuencia varía de unos países a otros y actualmente la frecuencia va en aumento, como explicaré más adelante.

De todos los embarazos gemelares que se producen, dos tercios de ellos (66%) son por mellizos y un tercio de ellos (33%) por gemelos.

En realidad se producen muchos más embarazos gemelares de los que se llegan a detectar, lo que ocurre es que muchos terminan con la desaparición de uno de los embriones en las fases más tempranas, tanto, que algunas desapariciones se producen antes de que la misma persona se entere de que está embarazada.

Como resultado, se produce un parto de un único en bebé que en realidad era gemelar.

Resulta curioso que en nuestro idioma, el castellano, existan dos palabras para diferenciar a los bebés de un embarazo gemelar.

Esto es, si proceden de un mismo cigoto u embrión se les llama gemelos y si por el contrario son el resultado de dos cigotos distintos se les llama mellizos.

En la jerga médica (que es como otro idioma) encontramos además otros términos:

Mellizos: Gemelos Dicigóticos o Bivitelinos Gemelos: Gemelos Monocigóticos o Univitelinos Aquí tendríamos un esquema de lo que ocurriría en cada uno (Uf, me ha costado encontrar una buena imagen y después retocarla para traducirla al castellano)

Las palabras Univitelinos y Bivitelinos hacen referencia a la presencia de uno o dos sacos vitelinos respectivamente.

El saco vitelino es una bolsa que nutre al embrión al principio del embarazo antes de que la placenta se desarrolle. Todos hemos visto sacos vitelinos, sólo hay que fijarse en la yema del huevo, no es casualidad que éste aporte tantos nutrientes, en teoría esta yema sería destinada a un embrión para ser alimentado durante semanas.

Ahora bien, en inglés no existe ninguna palabra para distinguir a mellizos y gemelos. Sólo existe un único término que engloba a ambos y es la palabra “twins”.

De ahí que surjan muchas veces confusiones y jaleos para saber si lo que realmente se tiene son mellizos o gemelos, porque hay mucha diferencia, en realidad, de unos a otros. 

Para solventar la carencia, utilizan la expresión “fraternal twin” para referirse a mellizos e “identical twin” para referirse a gemelos. Paso ahora a explicar el tema de los gemelos con un poco más de profundidad.

Los mellizos me los dejaré para la próxima entrada. Hay tantas cosas interesantes que sería una lástima no desarrollarlo más por un exceso de la extensión del post. Así que la mejor opción es dosificar la información.

Gemelos

Como ya he mencionado antes, los gemelos proceden de un único cigoto. Es decir, de la fecundación de un sólo óvulo por un espermatozoide.

Cuando se produce dicha fecundación, en una situación normal las células comenzarían a dividirse por mitosis y se formaría un único embrión.

Con los gemelos, la cosa cambia.

No se sabe todavía por qué, pero en los 14 primeros días tras la fecundación, las células se dividen en dos embriones que en situaciones normales se desarrollarán de forma independiente. 

Cuando este fenómeno de independencia no ocurre encontramos quimeras (un individuo que tiene células con un ADN procedente del otro gemelo, pero que al compartir el mismo genoma, no sería detectado) y los conocidos siameses (en los cuales el proceso de división de los dos embriones no se ha completado).

Por tanto, como proceden de un mismo óvulo y espermatozoide y por lógica, de un único cigoto, los gemelos son exactamente iguales.

En el sentido más estricto de la palabra, son clones.

Por tanto, tienen el mismo sexo y un genoma idéntico. A pesar de todo hay 3 casos documentados de gemelos de distinto sexo pero son debidos a defectos cromosómicos.

Posteriormente, tras el nacimiento, debido a mutaciones pueden haber ligeras diferencias entre el contenido genético de un gemelo a otro, pero es irrisorio.

A pesar de todo, su apariencia es ligeramente distinta. Se debe a que la expresión de los genes se ha modificado por el ambiente.

 Por esa razón, aún los gemelos tienen huellas dactilares diferentes.

Porque aunque comparten los mismos genes, estos se expresan (sintetizan proteínas) de forma distinta.

Por eso, antes de que existiera el análisis de ADN, los forenses utilizaban las huellas dactilares para identificar a cada gemelo.

Este hecho lo explicaré más detenidamente en una futura entrada, porque es un hecho que tiene mucha más importancia de lo que parece. 

Muy raramente, se produce lo que llamamos “gemelos en espejo”.

En estos gemelos encontramos las mismas características pero con carácter opuesto. Por ejemplo: Uno será zurdo mientras que el otro diestro.

El pelo se arremolinará en un sentido mientras que en el otro será en el sentido contrario.

Esto se produce por una división tardía del cigoto alrededor de los 9-12 días.

Además, a veces ocurre que para dormir adoptan una postura simétrica o bien en espejo. En esta foto (qué monos ellos) podemos comprobarlo (vale, hay que hacer un leve acto de fe y no pensar que los padres los hayan puesto así a propósito):

En cuanto a los factores que favorecen tener gemelos, se sabe bastante poco.

Entre otras cosas porque tampoco se conoce la causa que provoca la división del cigoto en fases iniciales.

No es como en los casos de mellizos en los que causa está clara y se saben con bastante certeza los factores desencadenantes.

Se han descrito menos de 20 familias que han heredado una tendencia a tener gemelos monocigóticos (las personas de estas familias tienen casi un 50% de probabilidades de tener gemelos idénticos). Mientras tanto, otros estudios sugieren que el ambiente del útero provoca que el cigoto se divida en la mayoría de los casos.

Se sabe también que en técnicas de fecundación in Vitro hay un incremento científicamente probado de las probabilidades de tener gemelos.

A parte de eso, y una leve heredabilidad genética que no se conoce apenas nada, no se saben de otros factores que lo provoquen.

Por otro lado, es importante mencionar lo importante que ha sido para la medicina los estudios en gemelos.

Gracias a ellos, se puede comprobar hasta qué punto una enfermedad es de causa genética o adquirida.

Se han hecho estudios de todo tipo con ellos: Cáncer, diabetes, esquizofrenia, autismo y cientos de enfermedades más.

En resumen y respondiendo a Treiral, la presencia de gemelos en una familia se produce más por el azar (o mejor dicho: por factores que desconocemos) que por herencia, ya que ésta última se da muy pocas veces. 

Así que, independientemente de que tu padre sea o no gemelo, lo más seguro es que tu tío y tú tengáis las mismas probabilidades que la población en general de tener gemelos sobre todo porque dependerá también de la mujer con la que se tenga los retoños 

La creencia de que se salta una generación está muy extendida, pero es errónea y se basa en una confusión con los mellizos que explicaré con la continuación (siempre dejo la intriga para el final, me falta poner un “To be continued”)

De todas formas, si alguno más de tu familia volviera a tener gemelos, avísame. Porque entonces sí que sería probable que hubiera cierto carácter hereditario y sería algo valioso de estudiar.

Publicado por / Fuente : http://medtempus.com
Link a http://vidacotidianitica.blogspot.com Creative Commons