20 curiosidades literarias

libro en llamas
20 curiosidades literarias.

En la víspera del Día Internacional del Libro, hoy seguimos desvelándote algunos interesantes datos sobre la literatura. ¿Sabrías decirnos qué libro fue prohibido por el nazismo, cuál es la relación entre Simba, de El rey León, y Hamlet o en qué entrega de Sherlock Holmes aparece la expresión ‘Elemental, mi querido Watson’? Tras leer este post, vas a conocer éstas y otras curiosidades sobre los libros.

1.- Día del Libro

Empezamos con la propia celebración del Día del Libro. ¿Por qué se conmemora el 23 de abril?

Curiosamente, se eligió esta fecha porque coincide con la muerte de dos de los escritores más reconocidos de la historia de Literatura Universal: Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

2.- Biblioteca nómada

La primera biblioteca ambulante data del siglo X y era regentada por el visir persa Abdul Kassem Ismael.

Lo más llamativo es que la colección incluía 117.000 obras, entre papiros, pergaminos y códices, y eran transportadas de una ciudad a otra sobre las jorobas de camellos.

Para no perder el orden, los animales estaban amaestrados y viajaban en fila, respetando estrictamente el orden alfabético de los libros.





3.- En Braille

A Brief History of France (Una breve historia de Francia) se convirtió en 1837 en el primer libro publicado en lenguaje Braille por el Instituto para la Juventud Invidente. Toda una reliquia de la que sólo quedan actualmente tres ejemplares en todo el planeta.

4.- Ventas digitales

Ya conoces cuál fue el primer libro en Braille. ¿Y cuál se convirtió en la primera obra vendida en Amazon? Fluid Concepts and Creative Analogies: Computer Models of the Fundamental Mechanisms of Thought, de Douglas Hofstadter. ¡Misterio resuelto!

5.- Cuando Simba es Hamlet

Puede que no te hayas dado cuenta, pero la historia de El rey León es una adaptación libre de la obra Hamlet, de William Shakespeare. ¿No te lo crees? A ver, un envidioso hermano mata al rey, el heredero lo descubre y busca venganza ayudado por dos fieles amigos, y el regicida finalmente muere. ¿Te va sonando? Claro está que en la historia de Disney sólo fallece el malo, mientras que en Hamlet muere también el príncipeprotagonista. Seguro que ahora ves la película con otros ojos.

6.- Premonición literaria

Y de una obra que inspiró a otra, a un libro que vaticinó el naufragio del Titanic. Morgan Robertson publicaba en 1898 Futility, una historia sobre el hundimiento de un transatlántico durante su viaje de inauguración de Londres a Nueva York.

Catorce años después, el Titanic chocaba contra el iceberg que provocó su inmersión en las gélidas aguas del Atlántico Norte. ¡Espeluznante!

7.- Prohibición de Bambi

Quizá te parezca una de las historias más tiernas de la narrativa infantil, pero no opinaba lo mismo Adolf Hitler. El dictador alemán prohibió Bambi durante el nazismo debido a que su austriaco autor, Félix Salten, era judío. La censura no sólo afectó al cuento del cervatillo, sino a todas las obras del escritor, que tuvo que emigrar a Zúrich en 1939, donde murió seis años después.

8.- Tintes racistas

La primera edición de Charlie y la fábrica de chocolate publicada por Roald Dahl recibió numerosas críticas por sus connotaciones racistas. Publicada en 1964, este libro describía a los oompa-loompas como pigmeos de color negro procedentes de la jungla africana más profunda y oscura donde ningún hombre blanco había llegado, que estaban al “servicio” de Willy Wonka. Posteriormente, los personajes pasaron a ser unos personajillos de estilo hippy y color blanco.

20 curiosidades literarias

9.- La culpa: del perro

¿Has usado alguna vez la excusa de que tu perro se ha comido los deberes de clase? Pues esto es lo que le pasó de verdad a John Steinbeck con el manuscrito original de Of Mice and Men (De ratones y hombres). ¡Vaya faena! Eso sí, el escritor se lo tomó con humor y cuando llamó a su agente con la mala noticia le comentó que quizá el cachorro, Toby, sólo estaba dando a conocer su crítica sobre la obra. 

10.- ¿Seguro que es ‘Elemental, mi querido Watson’?

Si hablamos de Sherlock Holmes hay una frase que seguro te viene a la mente. ¡Elemental, mi querido Watson! Veo que te has leído el libro… o no, porque lo cierto es que en ninguno de los 60 libros escritos por Arthur Conan Doyle sobre este detective aparece esta conocida expresión. La frase fue introducida en la película El regreso de Sherlock Holmes, de Clive Brook, de 1929. ¿Sorprendido?

Hasta aquí esta muestra de curiosidades, pero ya sabes que estás invitado a contarnos otras anécdotas que se te ocurran o a compartir tus libros favoritos. Empiezo yo con uno de mis preferidos: La tabla de flandes, de Arturo Pérez Reverte.

Elegir un buen título es crucial. De ello depende, en gran medida, que el lector elija uno u otro libro, así que es normal que algunas de las obras más famosas de la Literatura sufrieran un giro de tuerca en sus nombres y sobre nombres

11.- Si no, que se lo digan a Jane Austen y su novela Orgullo y Prejuicio. Inicialmente, la autora llamó al libro Primeras impresiones, pero tras ser rechazado por varias editoriales, Austen realizó algunas modificaciones, incluida el título, y logró convertirse en una de las obras más leídas.

12.- ¿Y si te pregunto si conoces el libro The Fireman (El bombero)? No te suena, ¿verdad? Pero ¿y si te digo Fahrenheit 451? ¡Por supuesto! Ray Bradbury había pensado en el primer título para esta obra pero, como pensaba que era un poco insustancial, llamó a una estación de bomberos y les preguntó a qué temperatura arden los libros. La cosa fue sobre la marcha: pusieron al escritor en espera, quemaron un libro, y le informaron de la temperatura. De ahí el título.

figura del perfil de Sherlock Holmes con su pipa ,sombrero y capa

13.- Menos complicado fue hallar el nombre de El mago de Oz. Tanto, que según dicen, su autor, Lyman Frank Baum, cogió la idea de un archivador alfabético con las letras O-Z. Que la inspiración te pille trabajando, que diría Picasso.

14.- De nombres a la ausencia de ellos. Aunque nos empeñamos en llamar Frankenstein al monstruo de la obra de Mary Shelley, confundidos con el nombre de su creador, lo cierto es que nunca aparece el nombre en la novela. En todo caso, su nombre sería Adam, en alusión al primer hombre, pues la escritora así lo mencionó durante una conferencia. ¿Le pega al monstruo?

15.- ¿Y cómo se escribe el apellido del autor de Hamlet o Romeo y Julieta? No está muy claro, porque de las seis firmas que se conservan del escritor ninguna coincide con la que usamos hoy día; si lo llamamos actualmente Shakespeare, él firmó sus escritos como Shakespe, Shakspe, Shakspere y Shakespear. Para gustos, colores.

16.- También algunos escritores nos han dejado anécdotas muy curiosas. Por ejemplo, ¿sabías que Charles Dickens tenía en su casa una puerta secreta camuflada en una falsa estantería de libros? ¿Qué escondería tras ella?

17.- Hablando de estancias superprotegidas, no nos podemos olvidar del búnker en el que se encerraron los traductores de Inferno por orden expresa del autor, Dan Brown, para evitar filtraciones a la prensa.

18.- Subimos la temperatura, porque el deseo de Franz Kafka era que su obra fuera quemada tras su muerte. Afortunadamente, el encargado de ejecutar esta directriz fue su mejor amigo, Max Brod, quien decidió no llevar a cabo el último deseo del escritor. ¡Gracias, Max!

19.- Fácil de quemar hubiera sido el primer manuscrito de Harry Potter y la piedra filosofal, ya que J.K. Rowling escribió las primeras líneas del libro en una servilleta de papel durante un viaje por Escocia.

20.- Y nos despedimos con una genialidad de Ramón del Valle-Inclán. Tras participar en un alboroto, el escritor fue citado ante el juez. Tras decir su nombre y su profesión, el magistrado le preguntó:

-¿Sabe leer y escribir?-

–No-, respondió el literato

-Me extraña la respuesta-, comentó el juez

-Más me extraña a mí la pregunta-, ironizó Del Valle-Inclán.

¿Has leído alguno de estos libros o autores?

Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
Link a http://vidacotidianitica.blogspot.com Creative Commons