Como fortalecer tu carácter

Como fortalecer tu carácter
7 aspectos que fortalecerán tu carácter.

¿De qué manera podríamos definir el carácter?

Por lo general, solemos decir que hay personas con un carácter fuerte o con un carácter débil, pero en realidad es mucho más que todo esto.

El carácter es un auténtico baúl lleno de experiencias personales, de problemas superados, de miedos almacenados, de factores heredados, y tiene que ver, sobre todo, con nuestro aprendizaje social y también con nuestros hábitos.

Suele decirse también que el carácter termina de perfilarse al final de nuestra adolescencia, pero podríamos decir que a lo largo de nuestra vida vamos transitando por un camino donde nunca dejamos de aprender, donde las experiencias siguen perfilando nuestra personalidad y nuestro carácter.

No obstante, ¿qué aspectos nos pueden ayudar a fortalecerlo? ¿Qué actos o experiencias deberíamos vivir para vernos un “poco más fuertes“? Hablemos hoy sobre ello, esperando como siempre que amplíes esta lista con tus propias opiniones.

1. Asume tus errores

En esta vida nadie dispone de ese manual básico con el cual evitar equívocos o fracasos. Es más, los errores nos ayudan a mejorar y a aprender, por muy graves que sean dichos tropiezos.

Ahora bien, como ya sabes hay muchas personas que se niegan a asumir estos errores, algo que, a largo plazo, les hará caer en los mismos aspectos, sin posibilidad de “tomar conciencia” y aprender.


2. Escucha, mantén abiertos tus sentidos pero ten siempre la última palabra

No te cierres a nada, experimenta, escucha a los demás, atiende todas las opiniones y mantén siempre la mente abierta. Pero luego, expresa siempre tu propia opinión de acuerdo a tus valores y a lo que hayas aprendido.


3. Sé prudente, reflexiona

Sabemos que no siempre es fácil, que en ocasiones actuamos de acuerdo con nuestras pasiones y con esos pensamientos que se nos cruzan por la mente, casi como en un impulso.

Ahora bien, para disponer de un carácter más fuerte es imprescindible que aprendamos a ser un poco más prudentes y a pensar las cosas en frío y con calma. Ser prudente no significa ser cobarde, en absoluto, es ser cauto y saber actuar cuando de verdad debemos hacerlo.


4. Aprende cosas nuevas cada día

Las personas que viven de acuerdo a sus férreas e inflexibles ideas, difícilmente pueden hacer frente a los cambios o los problemas.

Debemos saber adaptarnos y mantener siempre una mente abierta, puesto que el aprender, el leer, el experimentar o dialogar con mucha gente cada día, te ofrecerá nuevos puentes para ser más válido en esta vida tan compleja y a disponer de un carácter fuerte.


5. Aprender del amor y el desamor

Suele decirse que nadie sabe lo que es la vida si no ha sufrido en alguna ocasión. Igual de importante es haberse enamorado, como haber vivido una desilusión, haber experimentado una traición o haber vivido lo que es el descubrir que cada día, se va perdiendo el amor.

Todo ello es importante, nos aporta una experiencia vital de lo que son las emociones, de lo grande y a la vez frágil que es el ser humano. Toda pérdida es también un aprendizaje y, a su vez, nos enseña a ser mucho más resilientes.


6. Ponte retos cada día

No hay nada más motivador que ponernos un objetivo cada día. Los retos a corto y largo plazo nos ayudan a afilar aún más nuestro carácter para ponernos a prueba, para aprender a ser un poco más valientes.

¿Qué tal si hoy nos atrevemos a decirle, por ejemplo, a ese amigo o amiga que es un egoísta? ¿Qué te parece si hoy haces algo para conseguir ese sueño que tienes en mente? La vida está llena de pequeños y grandes retos que merece la pena asumir.


7. Enfréntate a tus miedos

No estamos hablando de miedos comunes. Del miedo a las arañas o a los payasos, en absoluto. Hay muchas personas que aparentan tener un carácter fuerte y, sin embargo, a la mínima dificultad se esconden detrás de las demás o reaccionan de una forma bastante cobarde. Las apariencias engañan, no hay duda.

Para fortalecer de forma auténtica y real nuestro carácter, en primer lugar deberemos descubrir cuáles son nuestros auténticos miedos. ¿Temes a la soledad? ¿Temes ser rechazado? 

¿Temes no alcanzar tus sueños? ¿Temes decir la verdad de lo que sientes a determinadas personas? Ahonda en tus oscuridades y compréndelas, dales solución y emerge más fortalecido/a. 

Es una tarea que requiere tiempo, pero te aseguramos, que es un proceso que vale la pena y que te ayudará a vivir con más plenitud.

Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
Link a http://vidacotidianitica.blogspot.com Creative Commons