Meroe,lugar de pirámides



Meroe,lugar de pirámides.

Este es un sitio extraordinario que, a pesar de estar en ruinas, deja intacto el impacto que causa contemplar su arquitectura rodeada de las arenas africanas.

Más pirámides que en Egipto

Meroe o Meroë era la capital de Kush o Cus –como se menciona en la Biblia–, también conocido como Reino Meroítico, un reino que se desarrolló entre el 400 a.C. y el 300 d.C.


Las ruinas de Meroe están a unos 200 kilómetros de Jartum (y a unos 1.000 de las famosas pirámides de El Cairo).



La ciudad se encontraba en la orilla derecha del Nilo, y de ella se conservan hoy en día restos de las murallas, del palacio real, algunos pequeños templos y un templo más grande dedicado a Amón.

Desde su independencia, en 1956, Sudán (al sur de Egipto), una de las repúblicas más extensas de África hasta su división en 2011, no ha logrado librarse de una guerra civil que ha enfrentado facciones musulmanas, cristianas y animistas en un conflicto que, en parte, ha hecho olvidar su extraordinario legado histórico y cultural, como el que puede verse reflejado aún en las pirámides de Meroe.


Próximas a la ciudad hay dos necrópolis, con más de mil tumbas. Allí pueden encontrarse alrededor de un centenar de pirámides de distintos tamaños, aunque la más alta tiene cerca de treinta metros.

Comenzaron a excavarse y estudiarse a partir de 1909 y son un testimonio de los fuertes lazos que unen a Sudán con Egipto.

Nubios y egipcios, parientes cercanos y enfrentados

8.000 años antes de Cristo, en el neolítico, ya había aldeas de pescadores y recolectores prosperando en las riberas del Nilo, en lo que hoy en día es Sudán.


Es muy probable que los nubios y los pobladores del Alto Egipto tengan un origen étnico común, lo que hace más comprensible la relación de amor y odio sostenida entre ambas culturas durante casi diez mil años.

Los egipcios extraían el oro de Nubia y periódicamente ocupaban su territorio o establecían relaciones de vasallaje con sus reinos.

Pero también reyes nubios llegaron a invadir y ocupar Egipto, y por un breve período hubo incluso “faraones negros” (730 a.C.), que por casi un siglo gobernaron Egipto y se enfrentaron al imperio ascendiente de los asirios, que finalmente los derrotó, ocupó Egipto y obligó a los nubios a replegarse a sus dominios, en la actual Sudán.

Un monumento entre las dunas

Actualmente las pirámides de Meroe reciben pocas visitas, debido al conflicto que asola este país.

No obstante, eventualmente seguro que recibirán el reconocimiento que merecen como monumentos notables e impresionantes del empeño del hombre por sobrevivir a la muerte, y al olvido.

Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
 Link a http://vidacotidianitica.blogspot.com Creative Commons