Gato siamés, raza llegada de Oriente

Gato siamés, raza llegada de Oriente
Curiosidades sobre los gatos siameses.

Su miradas contienen todo un océano de aguas azules, es el tono más prístino, más puro e intenso del mundo de los felinos.

Si tienes un gato siamés sabrás también que tienen un carácter especial, que son muy elegantes y que atrae de ellos sobre todo esa máscara que ennegrece parte de su rostro y sus patas.

El gato siamés, una raza llegada de Oriente

¿Su origen? Lejano, muy lejano.

El gato siamés es originario del emblemático reino de Siam, la actual Tailandia, pero a lo largo del siglo XIX numerosos comerciantes empezaron a llevárselos con sus barcos para venderlos en Inglaterra a las clases altas, y éstas, a su vez, se los llevaron también en sus viajes a Estados Unidos.

Hemos de decir que la raza de los gatos siameses es bastante variada, pero los que salieron originalmente de Tailandia eran unos especímenes estilizados, delgados a la vez que delicados y más pálidos, muy del gusto de la realeza de Siam y, posteriormente, de los jueces en los certámenes de belleza en Estados Unidos durante la década de los 50.

Gato siamés, raza llegada de Oriente

Los que la mayoría conocemos o tenemos en casa, son más robustos y no tan estilizados, pero aún así, igual de espectaculares.

Se piensa también que el gato siamés originario de Tailandia, es el llamado Si-Sawat, o Korat. Es un gato algo diferente del que todos tenemos en mente, éste, es más plateado y con los ojos verdes, no azules.

No obstante, organizaciones felinas como la TICA (The International Cat Association), suelen diferenciar al siamés antiguo y al siamés moderno, separándolas ya como dos razas diferentes.

¿Y que hay de su carácter? ¿Tienen algo distintivo que los diferencie del resto de razas? Algo que siempre llama la atención en los gatos siameses es que en época de celo suelen ser muy escandalosos.

Su maullidos son muy agudos, persistentes y, además, son famosos por ser muy prolíficos sexualmente.

Otro rasgo simpático y original de los gatos siameses es que muchos de ellos suelen padecer estrabismo, tal y como puedes ver en la imagen inferior.

Por lo demás, no se diferencian mucho del resto de felinos, la personalidad “gatuna” es muy entrañable, como ya sabes, a instantes son las criaturas más amables, cariñosas y afables del mundo, para luego optar por ir en busca de aventuras y disfrutar de su independencia. Juguetones, dormilones y exquisitos sibaritas, los gatos siameses comparten con el resto de sus hermanos esa personalidad que tanto nos gusta.

Un rasgo curioso a tener en cuenta es que cuando un siamés se cruza con otra raza, es frecuente que aparezcan gatos con colas más cortas o con nudos en los cartílagos, pequeñas características genéticas que suelen dejar estos gatos llegados del antiguo reino de Siam.

Y ahora coméntanos, ¿tienes tú un gato siamés? ¿qué es lo que más te gusta de ellos?

Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
Link a http://vidacotidianitica.blogspot.com Creative Commons