Los increíbles hermanos Grimm

los increíbles hermanos Grimm
El cuento de los increíbles hermanos Grimm

¿Qué tienen en común historias como “La Cenicienta”, “Rapunzel”, “Caperucita Roja” y “Jack y las habichuelas mágicas”, además de ser famosos cuentos de hadas? 

Tendríamos que empezar a hablar de una reciente película musical de Disney, En el bosque, en el que las distintas tramas de estos relatos se entrecruzan.

Si vamos un poco más atrás nos toparemos con una industria mediática que ha explotado enormemente.

Estos relatos a través de películas, series de televisión e innumerables publicaciones y, finalmente, si retrocedemos hasta la primera mitad del siglo XIX.

Estaremos en presencia de dos hermanos extraordinarios, que recogieron y reelaboraron estas historias que hoy forman parte del patrimonio cultural de todos los seres humanos: los hermanos Grimm.

Historia de dos hermanos

Jacob y Wilhelm Grimm (1785-1863 y 1786-1859) eran oriundos de Hanau (Alemania), y aunque son conocidos principalmente por la recopilación de cuentos de hadas, fueron lingüistas, escritores y editores de diccionarios y gramáticas, y se les considera padres de la filología germánica.

Durante gran parte de su vida fueron profesores universitarios en Kassel, Göttingen –de donde fueron expulsados por razones políticas– y Berlín, y Jacob llegó a ser incluso miembro del parlamento de Fráncfort.


Los cuentos: folklore o literatura infantil

A raíz de la invasión de Napoleón a los principados alemanes (Alemania todavía no era una nación), creció un sentimiento nacionalista que llevó a escritores e intelectuales a reivindicar la cultura germana y a un movimiento para recuperar cantos, mitos, leyendas y relatos medievales.

“Érase una vez…”, el clásico comienzo de los cuentos de hadas

En esta labor los hermanos Grimm jugaron un papel fundamental al recopilar, y en algunos casos reelaborar, 210 cuentos folklóricos que publicaron en dos tomos, en 1812 y 1815, bajo el título de Cuentos para la infancia y el hogar.


El tercer Grimm

Originalmente no eran relatos para niños, los Grimm se consideraban folkloristas, no escritores de literatura infantil, y no quisieron incluir ilustraciones en las primeras ediciones. 

Sin embargo, gracias al éxito de los libros y la presión de editores y lectores hicieron una edición con ilustraciones del tercer hermano Grimm, Ludwig, que era pintor y grabador.

Esta pequeña edición con 50 relatos se llamó justamente así, Pequeña edición (Kleine Ausgabe), destinada a los niños. Fue un éxito extraordinario, como evidencian las diez reimpresiones en los siguientes treinta años.


La posteridad de los cuentos de hadas

Traducidos a más de 60 idiomas, a los relatos mencionados al principio habría que agregar otros igual de populares, como “Hansel y Gretel”, “Pulgarcito”, “Blancanieves”, y “El sastrecillo valiente”, entre otros, que continúan viviendo en la imaginación de millones de niños y adolescentes de todo el mundo.

Los hermanos Grimm han sido considerados parte de ese movimiento literario y cultural que es el romanticismo, que casualmente comenzó en Alemania, luego pasó a Francia con otras características, y finalmente se apoderó del mundo entero.

Publicado por / Fuente : https://supercurioso.com
Link a http://vidacotidianitica.blogspot.com Creative Commons