Orangutanes están en peligro

Orangutanes están en peligro
Orangután, de Sumatra y Borneo
Orangutanes están en peligro.

En este proceso de extinción masiva que el ser humano está generando hay muchos actores y víctimas. Una de las especies en peligro de extinción, pese a ser simpática, es el orangután.

La población de orangutanes se ha reducido a la mitad en los últimos años.

Estos animales viven en los restos de bosque tropical que quedan en Sumatra y Borneo.

Gran parte de la culpa de la muerte de estos animales se debe a la destrucción de su hábitat, a la quema deliberada de la selva para plantar palma de aceite que produzca ese aceite que tanto demandad las industrias alimentarias de Occidente.

Pero un estudio reciente sobre este tema apunta a que los orangutanes no mueren tanto por estas prácticas agrícolas, sino que son matados directamente por el ser humano.

Según Serge Wich ( Universidad Liverpool John Moores ) necesitamos ser conscientes de que la matanza de orangutanes es un asunto importante. 

Este investigador y sus colaboradores estudiaron a los orangutanes de Borneo (Pongo pygmaeus) a través de los diversos datos recolectando entre 1999 y 2015 por 38 organizaciones de investigación y conservación.

Se fijaron sobre todo en los datos sobre los nidos que estos animales hacen cada día para dormir, lo que da una idea de los orangutanes vivos que realmente hay.

Según sus cálculos, en 1999 había unos 300.000 orangutanes en Borneo, pero en 2015 esta población cayó a 150.000.

Según este estudio la pérdida de hábitat debido a las plantaciones sólo es responsable de un porcentaje de estas muertes de animales. La mayoría (un 70%) se dieron en zonas de bosque primario en donde se talan árboles para su explotación comercial y luego se deja que la selva de regenera.

Así que se supone que este sistema de explotación es sostenible. Atribuyen estas muertes de orangutanes a la humanos, que los matan deliberadamente.

Al parecer los culpables son la gente de las poblaciones locales que se sienten amenazados por estos animales, los matan para comérselos o son agricultores que tratan de evitar daños en sus cultivos.

Además, las crías de estos animales son frecuentemente capturadas para venderlas como mascotas.

Los investigadores entrevistaron a los aldeanos locales y algunos de ellos confesaron este tipo de actos.

En las noticias ha salido recientemente alguna noticia de orangutanes hembras que son usadas a modo de amantes involuntarias para humanos, generalmente empleados de las explotaciones de aceite de palma.

Al parecer, persuadir a los aldeanos de que dejen de comer o matar orangutanes puede ser difícil y los investigadores proponen una aproximación cuidadosa al asunto.

Estos animales también son matados en las plantaciones de palma de aceite porque pueden llegar a dañar los plantones de estos árboles o “robar” sus frutos.

Una posibilidad en este caso sería compensar económicamente a los agricultores por las pérdidas que les producen los orangutanes.

No deja de ser triste que la población de estos animales se haya reducido a la mitad en sólo 16 años.

A este ritmo los investigadores esperan que la especie prácticamente desaparezca en unas décadas si no se hace nada por evitarlo.

Sería un triste fin para una de las especies más cercanas a nosotros.

Copyleft: http://neofronteras.com
http://vidacotidianitica.blogspot.com Creative Commons