La Sobre población y el Medio Ambiente

La Sobre población y el Medio Ambiente
La Sobre población y el Medio Ambiente: Desafíos ante el cambio climático
población.

La Sobre población y el Medio Ambiente van de la mano mientras el cambio climático empeora los varios esfuerzos en un escenario mundial cada vez más agresivo y/o indiferente.

La sobre población o superpoblación afecta al ambiente. 

Cada ciudadano demanda bienes y servicios, tienen un determinado tamaño de “Huella Ecológica” (Puedes leer un artículo sobre la misma en este enlace: “El consumo determina el tamaño de nuestra huella ecológica y de la humanidad”, consumen y generan residuos, es lógico, pero no en las cantidades que la mayoría de los países industrializados lo hace, los subdesarrollados también pero en menor cantidad y el problema continúa, más aún porque nuestro modelo es consumista y desenfrenado. 

La Sobre población y el Medio Ambiente en un entorno sometido a los efectos del cambio climático están relacionadas íntimamente, lastimosamente se unen unas variables “letales”, los efectos del cambio climático y la carencia de solidaridad.

¿Qué dice la RAE sobre Superpoblación y Sobrepoblación?

A fines de tener certeza si eran palabras sinónimas o distintas, pregunte a nuestra casa matriz de nuestro hermoso lenguaje castellano, la Real Academia de la Lengua Española, y la respuesta la puedes leer a continuación.

A nivel mundial, la actual población demanda más recursos que el planeta puede ofrecernos, vivimos en un déficit ecológico que tiende a agravarse cada año.




En 2017 los recursos se terminaron en 02 de agosto y desde esa fecha vivimos en déficit (En las redes sociales hicimos activismo con #OvershootDay). Este 2018 no parece que será la excepción.

“La media de la población aparenta ser baja, solo 49 habitantes por cada kilómetro cuadrado”.

Pero, si hablamos de los conglomerados urbanos cambia la figura y si vamos más allá, a las megalópolis, como leeremos en el presente artículo, vas a advertir que es cosa seria.

Analizando el crecimiento poblacional acelerado


Desde el inicio de la revolución industrial, no se estimó la relación: Sobrepoblación y el Medio Ambiente y la consecuencia del creciente número de hijos vivos sobre muertos (un indicador más).

Población mundial: 7.604.914.290 habitantes (a las 14:59 pm de 27/02/2018).

Actualmente los científicos tienen solidas pruebas de que, al contrario, todos los efectos sobre el ambiente están originados por ésta o siendo más precisos, al inicio, de la quema de carbón y luego de combustibles fósiles.

¡Actualmente somos adictos al carbón —> combustibles fósiles!

Dado este panorama, es imposible no desdibujar un inmediato futuro lleno de graves y definitivos peligros.

No por ser un tema ampliamente analizado, el binomio de la sobrepoblación y el medioambiente demanda esfuerzos colectivos importantes.


¿A qué se le conoce a la Superpoblación?

Desde el punto de vista biológico “superpoblación o sobrepoblación” es el termino aplicado al fenómeno de replicación excesiva de toda especie animal.

Esto, desencadenado por una alta tasa de fertilidad, deviene en la superación de las capacidades abióticas de todo biotopo.

El ecosistema es así un lugar sustentable, pero de capacidades limitadas, de regeneración constante, pero con alta capacidad de autorregulación.

Respecto al género humano diríase que “sobrepoblación” es el segmento de población extendida entre las tasas de natalidad y mortalidad.

Históricamente el pico máximo de sobrepoblación al que se enfrenta la humanidad dio inicio a mediados de los años 80.

Con la mejora de las condiciones clínicas y la apertura del mercado tecnológico dicho escenario ha llegado a ser consistente.

Existen claros referentes de este concepto en civilizaciones antiguas como la griega y la romana, actualmente estudiadas por reconocidos historiadores.

El antecedente más cercano a nuestra época data de mediados de 1820, proveniente del científico británico Thomas R. Malthus.

Sus textos entre los que se incluyen el “Ensayo sobre el principio de la población” ya nos advertían sobre este problema.

Recuerdas el hecho que la población crece a ritmos geométricos y la disponibilidad de alimentos aritméticamente. Por suerte esa sentencia Maltusiana no se cumplió. Y fue gracias al CONOCIMIENTO APLICADO.

A continuación, se examinarán dichos supuestos, sus principales causas y la importancia de tratarlos con mucha importancia y alta rigurosidad.

¿Cuáles son los principales causantes de un mundo superpoblado?

Aunado al proceso de la industrialización, se ha visto también la urbanización de las ciudades con el consecuente aumento poblacional.

Desde su estabilización, el aumento de la natalidad ha exigido al sistema la proporción de sus recursos a ritmos acelerados.

Con la motivación de ofrecer una solución a este problema, los estadistas medio ambientales trabajan fielmente para explicar sus orígenes.

A grosso modo los actuales habitantes ocupan un 14% de la totalidad existente en los últimos 2,5 millones de años.

El aumento exponencial y la proporcionalidad de los sondeos son la clave que ha conducido a las más variadas explicaciones.


“Según los cálculos para el 2050 han abrían 10.000 millones de habitantes; 8.000 para 2023; 7.600 millones para 2018; 7.600 para 1999; 1.000 millones para 1801“. 

Semejante aumento es coincidente con el surgimiento tecnológico ocurrido durante la masiva revolución industrial a inicios del siglo pasado.

La peste negra jugo un factor importante en la variabilidad de esta progresión al igual que lasGrandes Guerras Mundiales.

Los factores que han contribuido con su expansión han sido las numerosas explosiones demográficas ocurridas a partir de reemplazar a los soldados caídos.

El Baby Boom es icónico o el día dedicado a hacer el amor para aumentar la población de Rusia a incentivos hipotecarios y afines.

La evolución de la salud, preventiva, paliativa, curativa con el “milagro” de los antibióticos, el desinfectado de manos, las vacunas, la “viagra” tienen su mérito ¿no lo crees?

La Tasa de Mortalidad: La prolongación de un ciclo de vida



El consenso científico ha sido el factor más importante para establecer un claro diagnóstico de la preocupante situación actual.

Al inicio de siglo, eran no pocas las teorías que facilitaban entender a una población mundial cada vez más creciente.

Durante los últimos años, estas discrepancias convergen en favor a un unitario factor: El descenso de la tasa de mortalidad.

La vanguardia de la sostenibilidad, nos lo definen de una forma explícitamente veraz, Superpoblación: ¿Hay planeta para todos? dicho factor se encuentra actualmente pronunciado.

Si bien es cierto que durante los 60’s la natalidad jugo un factor importante, se descarta que esta continúe vigente.

Estudios de la población africana y europea muestran un claro descenso en la natalidad (África aún tiene mucho trabajo para reducir), elemento que contrasta con el número de fallecimientos.

Países como Alemania, Francia y variadas republicas centroeuropeas muestran un promedio de nacimientos de 2,5 por cada familia y van en caída.

¿Qué papel juega la tecnología frente al avance de la superpoblación?

La revolución industrial que fue evolucionando hasta nuestros días debe entenderse como un proceso que va más allá de los sectores automotrices, de transporte, maquinaria, e industria en general.

El crecimiento poblacional se disparó en los últimos años (siglo IX). El pronóstico es ascendente y a mucha velocidad. 


Sus aspectos también abarcaron diversas perspectivas del sector salud, acción la cual le fue posible confrontar a la excesiva mortalidad.

La más importante de ellos fue la industrialización agraria, lo que en primera instancia permitía satisfacer la demanda creciente.

Aparte de gozar mejor nutrición, la población mundial pudo contar también con un mayor número de familias de mayores integrantes


“La masificación de la industria alimentaria tuvo como consecuencia un aumento también de los propios procesos de transporte y locomoción.

Otro rasgo que cuenta a favor de ello es la invención de vacunas y defensas contra toda clase de enfermedades.

Antes de ese suceso, múltiples rotavirus, agentes patógenos, y degeneraciones celulares avanzaban haciendo estragos sobre la indefensa sociedad”.

Su eficaz erradicación ha permitido gozar de mayor resistencia biótica, con lo que la esperanza de vida ha aumentado considerablemente.

El siglo IX, abunda por tanto de ejemplos de cómo estos dos factores anteriormente mencionados, congeniaron en un equilibrio ideal.

El resultado ha sido un mecanismo socio económico de fecundidad que presenta grandes desafíos para con el moderno ecosistema.

Principales Consecuencias de la Sobrepoblación y el Medio Ambiente


¿Hasta qué punto es este problema aceptable?

Partiendo del examen evolutivo de las actuales fuentes de energía es posible aseverar que el medio ambiente posee recursos limitados.

Dichos límites son reconocidos ante el notable margen de tolerancia que pueden presentar frente al consumismo al que son expuestos.

La densidad demográfica mundial es un factor que va asociado al rápido crecimiento de los núcleos urbanos o mega ciudades.

Su progresión hoy en día es preocupante, pero se considera que el límite de tolerabilidad está cerca a ser superado.

Para el año 1800 solamente un 3% de la población mundial se encontraba residenciada en este tipo de ambientes urbanizados.

En la actualidad, esta cifra se aproxima a un peligroso 49% en su totalidad, hecho comprobado mediante sondeos especializados.

La proporción estudiada presenta un alto índice de expansión en las regiones de Asia y el Medio oriente.

Es en estas mismas regiones en donde ya han podido ser cualificados los crudos efectos de la sobrepoblación excesiva.

La revista especializada National Geographic en su artículo “Superpoblación” se hace eco de estos problemas y nos revela dados inquietantes.

Más de 21 ciudades alrededor del orbe oficialmente superan una cantidad de población cercana a los 21 millones de habitantes.

El agotamiento de los recursos naturales

El ecosistema mundial lleva años siendo sometido a la mayor presión demográfica que en su existencia ha podido registrar.

Uno de los mayores problemas identificados en la última década es la disponibilidad que presentan las fuentes de agua potable.

En países del Oriente Medio como Arabia Saudita, esta situación se encuentra ampliamente pronunciada, llegando a utilizarse la desalinización (además que a muchos países de este lugar del planeta les sobran los recursos económicos para hacerlo a diferencia de otras naciones casi vecinas como Somalia o Yibuti que no podrán acceder a la facilidad de desalinizar el agua en un marco de cifras demográficas en crecimiento).

Otra de las situaciones análoga a esta realidad es la producción, acumulación y vertido a cuerpos de agua o al terreno mismo de aguas cloacales en numerosas ciudades.

En la atmósfera terrestre también abundan los ejemplos de grandes efectos secundarios ocasionados por la avasallante sobrepoblación.

En los países desarrollados, normalmente se registra una alta proporcionalidad en la huella de carbono promedio de sus ciudadanos.

Ello se trata de un valor meramente coincidente con la alta quema y demanda de productos oleaginosos derivados del petróleo.

Con mayor un número de ciudades, el consumo de madera (leña, tablones, destrucción de bosques y selvas) aumenta trayendo consecuentemente la destrucción de hábitats y regiones verdes.

“En total se calcula que el hombre ha sido el causante de la extinción de un total de 801 especies.Lee: Lo peor que nos puede pasar es perder biodiversidad”.

No pocos son por tanto los efectos que la alta población acarrea para con incontables géneros animales y vegetales.
La Superpoblación como causa de guerras y conflictos

No todas las degeneraciones que causa el exceso poblacional influyen externamente al imperante marco social sobre el que se desarrolla.

Una buena parte de estos acontecimientos se hacen sentir sobre la propia sociedad, sea esta o no de alta prosperidad.

Se ha comprobado que las condiciones sanitarias desmejoran notablemente en presencia de una alta exigencia demográfica.

En Pakistán la instalación de redes de alcantarillado permitió reducir notablemente la tasa de mortalidad infantil.


La alta probabilidad de pandemias y plagas aumenta considerablemente ante ambientes de importante y considerable contaminación.

En países desarrollados la seguridad económica de múltiples sectores se ha visto amenazada por el aumento del coste de vida.

El desempleo suele ser otro de los fenómenos presentados sobre estos marcos, normalmente producido cuando las condiciones empresariales no abundan.

Esa franja de población económicamente inactiva suele recurrir en mayor caso al robo y actos criminales para su propia subsistencia.

Dicha inestabilidad es superpuesta con la notable presencia del hambre y la desnutrición que a esta suele acompañar.

Por supuesto, este conjunto de factores impide notablemente la solidificación de una sociedad estable y homogénea, fomentando la frecuente estabilizacion.
Posibles Soluciones a un mundo Superpoblado


¿Qué podemos hacer al respecto?

Caracterizada por un avance voraz, la superpoblación de acuerdo a los más recientes estudios no carece de una imposibilitada solución.

Se piensa que esta, si bien ya se encuentra causando estragos ambientales, necesita de más tiempo para considerarse como “irreversible”.

Muchos planes intentan socavar dicha realidad desde múltiples puntos de vista, tanto desde el ámbito técnico como el moral.

Respecto a los primeros, es posible observar como las propuestas científicas se enfocan en el comportamiento reproductivo de los seres.

Como veremos más adelante algunos de los países que cuentan con estas soluciones corresponden más con naciones del Medio Oriente.

Las diferentes propuestas éticas no han tardado en llegar, su caracterización teórica es destacable, no siendo por tanto menos eficaces.

Con el apoyo de organizaciones como la ONU, UNICEF e institutos relacionados se intenta crear campañas de concientización del problema.

Por supuesto, cada una de estas medidas posee sus partidarios, por lo que sería exacto balancearse analíticamente entre ellas.

Como ciudadanos querendones del ambiente y pregoneros del incremento de la calidad de vida bajo el marco del desarrollo sostenible, no podemos sobreponer la naturaleza particular de una sobre la otra, en este texto solo se abordarán integralmente.

Al final su consolidación dependerá del directo apoyo y la aplicabilidad por parte de los diferentes sectores de la sociedad.

Políticas de Control de Población: ¿En qué consisten?


El proceso de anticoncepción, se persigue como meta principal de todas las técnicas destinadas al control de las poblaciones gestantes.

Las principales regiones del mundo destacadas por su alto grado de fecundidad son aquellas donde dichas estrategias se encuentran desarrolladas.

China e India se corresponden a este perfil: Sus territorios superan ambos a los 2.500 millones de pobladores aproximadamente.

Una de las medidas más conocidas es la “Política del Hijo Único, instaurada en dicha región desde mediados del año 1979.

El blog especializado Natura Medio Ambiental en su artículo “El Control de la Natalidad Planetario”, nos describe dichas reformas. Pero, eso es cosa del pasado porque la misma fue liberada parcialmente levantando esa regulación y permitiendo más hijos: “China levanta la regulación de población”.

A través de estos, se intentó controlar la “tasa de sustitución”, factor que actualmente descienden a valores con mejores fundamentos.

En el mismo texto, el autor hace referencia también a los reconocidos trabajos del periodista internacional Alan Weisman, autor del libro “La Cuenta Atrás” – Debate (2013), que me pareció autoridad en la materia.

Weisman expone su análisis sobre la sobrepoblación y el medio ambiente, los daños y amenazas. Fuente: Propia.-

A través de su óptica podemos ver como los métodos de anticoncepción, como preservativos y pastillas anticonceptivas no han sido totalmente descartados.

Acotación personal: He leído a varios demógrafos que apuestan a la educación familiar como método de control familiar, sobre todo “empoderando” a la mujer para no ser un objeto o “incubadora natural”.

La implementación de los mismos en regiones centroafricanas es una operación la cual ya se ha podido materializar.

Mediante su aplicación y las políticas de educación familiar responsable se estima poder regular a una exacerbada promiscuidad.
Técnicas de Control Moral: Principal sistema de regulación consiente


Otros autores, destacan la importancia de llevar estas planeaciones a un ámbito más profundo en el orden social.

Dichos enfoques persisten en la configuración familiar como medio óptimo para la resolución de tales problemas.

Se conoce que el embarazo no deseado juega un factor importante, por lo que la correcta educación fomenta su equilibrio.

La educación sexual por tanto también permite ser extendida a áreas sociales con edades más prematuras.

Hoy en día cada vez un mayor número de planteles se esfuerzan por impartir dichos conocimientos, permitiendo una regulación invasiva.

Otros entes gubernamentales también echan mano de la economía para el control consiente del equilibrio poblacionario.

En sus ideales existe la tendencia a la exención fiscalizada de impuestos a aquellas personas que fomenten familias de menor magnitud.

Hasta este momento dichas propuestas han estado postulándose desde sectores determinados de los Estados Unidos.

No se descarta por tanto a las políticas migratorias como un tercer medio para hacer frente a la fecundidad.

Como una contentiva manera de regular la distribución de los densos estratos sociales que conforman a las principales mega poblaciones.
La educación es clave para controlar la población 



Un aspecto de injusticia con ribetes de crueldad se achaca a las mujeres, sobretodo de países pobres o sometidos a teocracias ¿anacrónicas?

Es común ver por TV, revistas, internet y demás medios de comunicación cómo las mujeres deben caminar decenas de kilómetros hasta un pozo de agua, con sus crías alzadas, recogen leña, hacen la comida, pastorean el ganado y encima procrean una vez tras otra en varios casos contra su voluntad.


“Pregunto: ¿Qué futuro tienen esas personas segregadas por la necesidad y en la oscuridad de ignorar que existen métodos para el control de la natalidad?”

La educación es clave para la preservación del medio ambiente, la planificación familiar y la mejora de la calidad de vida.

Esperemos que las parejas puedan involucrarse en este tema.
En busca de un nuevo hogar: ¿Es posible la colonización del espacio?


A pesar de estar imbuidas de un tinte científico y altamente futurista, existen propuestas que consideran colonizar diversas regiones espaciales.

Stephen Hawking, reconocido astrónomo, ha tomado en cuenta dichas ideas, y en base a sus investigaciones las considera como viables.

En múltiples declaraciones a los medios, Hawking revela lo peligroso que es la superpoblación o sobrepoblación para la supervivencia del mundo.

Su respuesta para subsanar sus argumentos es el acondicionamiento de habitad espaciales que permitan bajar la sobrecarga terrestre.

Algunos de estos rincones propuestos van más allá de la Luna: se ha examinado la posibilidad de “terratransformar” planetas enteros.

Marte, Venus y Mercurio son algunos cuerpos que se incluyen en dichas listas, poseyendo ambientes para el establecimiento de colonias.

Por otra parte, se ha considerado como habitables a regiones como el cinturón de asteroides y la nube de Oort.

Semejante invasión, implica el traslado de una importante maniobra de ingeniería con una inversión energética colosal.

Hasta este momento se desconoce si tales ideas extravagantes, podrían ser beneficiosas para el ser humano y todo su futuro.

Sin embargo, de tener adelante un futuro lleno de peligros, no pocos estudiosos considerarían esta alternativa como una impropia irrealidad.

La Superpoblación como Mito


¿Qué tan reales son este tipo de problemas?

Actualmente existen sectores capaces de negar la existencia del cambio climático, patrón de pensamiento que suele propagarse y que como mejor aliado tiene a la ignorancia, de la cual tú ya no lo eres (por algo estás descubriendo en tus búsquedas en la internet información y la cantidad de estudios científicos 97/100 indican que el cambio climático es causado por el ser humano).


Muchos especialistas en base a recientes modelos ecológicos actualizados han empezado a socavar la gravidez e importancia de este problema.

Aseguran en base a la distribución irregular de la población mundial, que múltiples aspectos de la superpoblación han sido mitificados.

El “negacionismo superpoblacionario” intenta exonerar a la sociedad humana de eventos como el calentamiento global y que el calentamiento global se debe a un ciclo por el que el planeta suele pasar cada miles de años.


Uno de los autores más representativos de este sistema es Michael Fumento en artículos como“The Myth of too many”.

En su defensa, se extiende sobre ideas tales como que el 97% de las zonas continentales se encuentran completamente deshabitadas.

Múltiples organizaciones ecológicas por supuesto no se han hecho esperar pronunciándose al respecto de dichos argumentos.

Consideran mediante sus contrarréplicas que la superpoblación es un tipo de problemas que debe y puede ser atacado de forma preventiva.

Sostienen que, de no tomarse las medidas correctas, el futuro progreso podría verse truncado por la manifestación de realidades ya expuestas.

Este tipo de críticas, toman por tanto datos relativos al presente sin dejar espacio a las progresivas acciones en consideración.
La Superpoblación en América Latina: Principales aspectos a considerar


Respecto a la región hispana, está demostrado que su relación con el marco global es netamente aislada.

El grado de polución que posee, si bien definido no alberga relación alguna con las circunstancias impuestas por la fecundidad.

Los estudios demográficos aprueban las recientes estimaciones: Uno de cada diez personas habita en nuestra región.

A pesar de contar con una masa de 650 millones de personas, sus preocupaciones de momento suelen verse contadas.

No obstante, se citan ciertos escenarios que podrían ser los primeros en manifestar esta tendencia creciente durante las próximas décadas.

Uno de esos señalados focos es la capital de Buenos Aires, estimado centro de 54 millones de habitantes para 2050.

A la par con el descenso del promedio de fertilidad argentino (2,6) la urbanización acelerada ha impedido una mortalidad creciente.

Otros ejemplos constituyen a la densamente poblada Ciudad de México, en donde es posible ver sistemas de servicios públicos abarrotados.

Dichas observaciones también pueden extenderse a metrópolis como Sao Paulo, Caracas, Lima, Rio de Janeiro y demás locaciones del Brasil.
Conclusiones Finales: Reflexiones para un futuro más estable


Desde hace ya mucho tiempo, el ser humano avanza consiente sobre otros seres vivos a la conquista del mundo.

Su superioridad, está evidentemente relacionada su inteligencia y a sus dotes para sobrevivir en adaptación.

Sin embargo, ha sido justamente el uso inadecuado de estas habilidades lo que ha puesto en notable peligro al ecosistema.

La actualidad, es el momento más importante para concientizarnos de que la responsabilidad de dichas degeneraciones cae en manos nuestras.

El deber de usar por tanto nuestra responsabilidad y conciencia es un innegable deber universal.

A diferencia de otras acciones humanas, la sobrepoblación es una realidad no ajena para la mayoría del establishment, humano reciente.

Ello implica que nuestro grado de participación para con las soluciones, puede y deber ser en mayor medida plenamente participativo.


Encuesta que indica que el exceso de población es responsable de la degradación ambiental. Encuesta Propia.-

La situación que abordamos aquí, involucra aspectos muy importantes para nuestra vida y nuestro loable futuro.

Nuestra mejor carta de participación será planificar nuestra propia existencia incorporando visiones que permitan fomentar la sustentabilidad.

Los esfuerzos para la aplicación de dichos conceptos deben ir a la par del desarrollo neto y su consiente materialización.


Los romanos también sufrieron el cambio climático y la globalización.

Los historiadores consideran que dos de las razones de la decadencia del Imperio romano fueron cosas tan familiares en la actualidad como el cambio climático y la globalización.

Si bien ese cambio climático no fue provocado por la acción humana, las frecuentes erupciones volcánicas y las emisiones de gases a la atmósfera habrían provocado esos cambios en el clima, que habrían afectado al correcto desarrollo del imperio de la misma manera que, en su origen, el buen tiempo facilitó la implantación del poder romano en el Mediterráneo, según el estudio 2500 Years of European Climate Variability and Human Susceptibility, realizado por investigadores de universidades suizas, alemanas, austriacas y estadounidenses.

En los primeros años de su fundación, el Imperio romano se benefició de un ciclo climático estable, bastante predecible, caracterizado por las altas temperaturas y una cierta humedad. Esto permitió que la sociedad romana, basada en una economía agrícola, se desarrollase rápidamente y sobre unas bases sólidas.

Esa fortaleza, tanto en lo social como en lo político y económico, permitió a los líderes romanos abordar nuevos retos. Por ejemplo, utilizar los excedentes para comerciar con otras zonas e incluso conquistarlas, gracias al poder militar y los avances técnicos desarrollados por los romanos.

Sin embargo, a lo largo de los más de cuatro siglos que duró la dominación romana de Occidente y los casi 15 del Imperio romano de Oriente, el clima experimentó importantes transformaciones que, sumados a otros acontecimientos, como el acoso de los pueblos bárbaros del norte, provocaron su decadencia.

Según explicaba el departamento Geog Earth & Environ Sciences de la Universidad de Plymouth en su trabajo Climate change and the Plague of Justinian, durante el siglo VI se produjo un aumento de las erupciones volcánicas. Este hecho provocó lo que se conoce como Edad de hielo tardía o Pequeña glaciación, en la década comprendida entre los años 530 y 540 de la era cristiana.

Durante alrededor de un siglo y medio, las temperaturas descendieron drásticamente. Un hecho que dificultó la defensa del imperio, que afectó a las cosechas, provocó la escasez de cereales como el trigo y, en consecuencia, también de sus alimentos derivados como el pan.

En palabras del historiador Procopio de Cesarea, que documentó la campaña contra los vándalos del año 536 después de Cristo, «durante este año tuvo lugar el signo más temible. Porque el sol daba su luz sin brillo, como la luna, durante este año entero, y se parecía completamente al sol eclipsado, porque sus rayos no eran claros tal como acostumbra. 

Y desde el momento en que eso sucedió, los hombres no estuvieron libres ni de la guerra ni de la peste ni de ninguna cosa que no llevara a la muerte. Y sucedió en el momento en que Justiniano estaba en el décimo año de su reinado».

Además del cambio climático, otra de las causas que ayudaron a la desaparición del imperio fueron las epidemias, que se extendieron gracias a lo que podría llamarse la «globalización» desarrollada por las autoridades romanas.

Las políticas expansionistas, la buena comunicación entre las diferentes zonas del imperio y las líneas comerciales con otros países, no solo facilitaron el intercambio de personas y mercancías, sino que también ayudaron a que se extendieran enfermedades como la lepra, la viruela o la tuberculosis.

De todas esas enfermedades, la que causó un mayor impacto fue la conocida como Plaga de Justiniano, que asoló Constantinopla y ciudades de Europa, Asia y África entre los años 541 y 543.

Aunque durante siglos se desconoció cuál pudo se la causa de esa epidemia, investigaciones realizadas en esqueletos del siglo VI han encontrado restos genéticos que conectan la Plaga de Justiniano con la bacteria Yersinia pestis que provoca la peste bubónica, la misma que en la Edad Media volvería a arrasar grandes zonas de Europa.

El origen de esa infección habría estado en China, desde donde habría llegado al territorio del imperio provocando una alta mortandad que afectó a la población de las ciudades, a los campesinos y a los miembros de las legiones romanas.

Las consecuencias políticas y sociales de la epidemia no se hicieron esperar. De nuevo, las cosechas se perdieron, el ganado quedó desatendido y la defensa de las fronteras se debilitó justo en el momento en el que zonas como Cartago y el norte de Italia estaban amenazadas por los enemigos del Imperio. Una circunstancia que impidió que Justiniano pudiera poner en marcha sus planes de recuperación de los territorios que habían caído en manos de los bárbaros.

A la amenaza externa se sumó el descontento interno y no tardaron en surgir revueltas como la de Flavio Nicéforo contra el emperador Mauricio en el 602 en el Imperio bizantino, lo que aceleró la caída de la estructura imperial.

Diez siglos después de que se produjeran estos hechos, las autoridades han entendido la importancia de poner en marcha programas de prevención de enfermedades y pandemias. Lo que no parece que tengan tan claro es la urgente necesidad de parar el cambio climático, cuyos efectos pueden ir desde causar un melanoma, un tsunami o acabar con un imperio centenario.

Autores del presente estudio sobre la población.-

Artículo escrito por Marcelo Moscoso Pantoja, consultor ambiental, Tarija – Bolivia (@naturaambiental).

-Abraham Núñez Guzmán, escritor y columnista ambiental, Punto Fijo – Venezuela

Publicado por / Fuente : https://www.yorokobu.es
Link a http://vidacotidianitica.blogspot.com Creative Commons